Benito Cerati emprende un viaje que promete ser largo

28 de noviembre de 2013 05:25

28 0

Benito Cerati emprende un viaje que promete ser largo

"Hazme bailar, compréndeme más. Quiero actuar, quiero empezar. Nuestra vida es sin fin", canta Benito Cerati y el verso final de "Una vez" rebota como hecho a medida para el momento. Anteanoche, en un club de San Telmo, el hijo mayor de Gustavo Cerati presentó su debut oficial como compositor, músico y cantante al frente de Zero Kill y dio el primer paso de un viaje que promete ser largo.

No parece casualidad, entonces, que haya elegido aquella canción para abrir el show -la misma con la que abre su álbum Trip Tour - y celebrar así al mismo tiempo su vigésimo cumpleaños arriba del escenario, actuando para amigos, familiares y un puñado de seguidores.

El chico que empezó a componer canciones a los 7 años, que cantaba en sus cumpleaños para un reducido público de compañeritas mientras los varones jugaban a la pelota y que en su adolescencia llegó a escribir varias letras para su padre, graba sus temas de forma casera y fantasea con ser músico profesional desde que tiene uso de razón. De allí que el show de anteanoche tenga algo de salida del cascarón y mucho de profecía autocumplida.

Camisa y pantalón negros, saco blanco, sombrero de ala ancha, una mano puesta en el micrófono y la otra en la computadora apoyada a su lado. A los 20 años, Benito se mueve arriba del escenario como si hubiera nacido allí, mostrando indiferencia incluso ante las cámaras de los noticieros que esta noche lo apuntan desde cerca porque, por ahora, al menos por ahora, es el hijo de.

Durante poco más de una hora y acompañado por su banda (el dúo Funk Ut Ut Ut, en bajo y sintetizadores; Juan Strambini, en guitarra, y Oaky Castellani, en batería, con Fernando Nalé como invitado), el joven Cerati mostró esas canciones compuestas mayormente entre los 14 y 16 años. "Y al pensar en vos, decidí hablar de mí. Tengo tantos sueños por completar. Y al mirar a las estrellas, de inmediato, pregunto: ¿quién soy? ¿de qué estoy hecho? Y ¿por qué me duele tanto?"

El trip sonoro de Zero Kill, aquí y ahora, está en buena medida estrechamente ligado a la psicodelia electrónica de bandas como Primal Scream o Death in Vegas, influencias heredadas e incorporadas; con la mitad del repertorio cantado en castellano y la otra en inglés.

Entre el público, Tweety González -productor del álbum y viejo socio musical de su padre- se paseaba orgulloso e intercambiaba impresiones con los otros músicos amigos que se acercaron al local, desafiando a la lluvia (Leandro Fresco, que actuó como telonero con su flamante banda, Richard Coleman, Martín Carrizo y Leo García, entre otros).

Tras un doblete climático, con ciertas dosis de oscuridad y sonidos ambientales, el final llegó en plan bailable con los loops y secuencias del tema "Dizzy" y el "Feliz cumpleaños" coreado por todos los presentes. Fue el fin del show y el comienzo de la fiesta. Zero Kill inició su viaje y afuera las fuerzas naturales lo celebraban en forma de tormenta..

Fuente: lanacion.com.ar

A la página de categoría

Loading...