"No esperen un volantazo a las políticas públicas"

16 de marzo de 2015 03:37

13 0

José "Pepe" Scioli afirmó que su hermano, el gobernador bonaerense y precandidato a la presidencia, terminará llevando como compañero de fórmula a un gobernador. "Él (Daniel Scioli) dijo claramente que quiere un gobernador, y me imagino un gabinete muy federal, con gobernadores que tienen una experiencia invalorable de gestión", subrayó. Aunque mantiene diferencias con el Gobierno nacional que quedaron expresadas durante su fugaz acercamiento a Francisco de Narváez, el otro Scioli está dedicado de lleno ahora a trabajar por la candidatura presidencial de su hermano. Y, en el plano federal, la base de acción es la Fundación Desarrollo Argentino (DAR) de la cual es presidente. En diálogo con Ámbito Nacional, contó cuáles son las actividades que realizan y cómo piensan llevar a la Argentina hacia un camino más productivo y más federal.

Periodista: ¿Cómo interviene DAR en el proyecto político de Daniel Scioli? José Scioli: La fundación fue concebida, creada y pensada por Daniel hacia fines de 2013 con la filosofía de tomar información en cada una de las provincias para diagramar un plan de trabajo para los próximos cinco o diez años en función de las necesidades de cada distrito, poniendo foco en tres temas: los sociales, los productivos y los económicos.

P.: ¿En cuántas provincias se diagramaron esos planes a cinco o diez años? J.S.: En 17 provincias. Allí, en principio, analizamos el grado de avance de todo lo llevado a cabo en los últimos diez o doce años. Por ejemplo, el norte del país recibió en los últimos 30 años el 10% de la inversión pública y privada, la zona central el 70%, y la Patagonia el 20% restante. Entonces, incluso en estos últimos 12 años, la inversión en el norte fue casi nula o no se hizo nada para cambiar eso...

P.: ¿Y qué se debe explotar en los próximos años? J.S.: Las cuatro locomotoras del desarrollo, que son los sectores agroindustrial, de energía no convencional, la minería sustentable y la industria del conocimiento. A todo esto hay que sumarle la agencia regional con países como Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay, y volver a una relación seria y madura con nuestros vecinos.

P.: Si se plantea de cara al futuro relaciones serias y maduras con esos países, ¿qué es lo que hay ahora? J.S.: Creo que hay que pensar en una visión regional. Todos estos países en general crecieron y a veces se ponen en condiciones dominantes, sobre todo en el intercambio comercial. Si el mundo nos está mirando nuevamente como tierra de oportunidades, tenemos que tener la seriedad y la responsabilidad de llevar una agenda en común. Nosotros no estamos planteando volver a foja cero; es tratar de mejorar lo que se hizo en estos 12 años.

P.: Actualmente hay serios problemas con los viñateros de Mendoza y San Juan, o los frutícolas de Río Negro. ¿Cómo se pueden desactivar esos focos? J.S.: Retenciones cero a las economías regionales, pero no a los granos, que igual es una discusión que hay que dar. No se puede desfinanciar el sistema jubilatorio y todos los programas sociales. Pero también hay que tener recursos para hacer frente a todos esos programas, porque implica un gasto importante para el Estado...

El mejor ordenador es seguir reindustrializando y la sustitución de importaciones. Argentina supo ser un país pujante a nivel metalmecánico. A eso me refiero con profundizar lo hecho. La economía que se viene involucra a grandes actores que quieren invertir en el país y el problema no van a ser los recursos, sino cómo se administra el comercio para no perder competitividad.

P.: ¿Qué piensa del índice de inflación del año pasado del INDEC? J.S.: Yo no coincido, como dicen las encuestadoras privadas, que fue del 40%.

P.: ¿Pero fue del 23,9%? J.S.: Si el equipo económico -de la Nación- presentó un índice de medición que fue aprobado por los organismos internacionales y también vamos a descreer de eso, tenemos un serio problema.

P.: Cundo recorre el país, ¿qué le dicen los productores y empresarios con los que se reúne? J.S.: Las economías regionales se ven resentidas porque aumentaron costos internos de transporte o de combustible que les han cambiado la matriz económica en distintos sectores de la producción y les generaron pérdidas de competitividad. A veces te piden subir el dólar, pero no esperen un volantazo a las políticas públicas. Daniel y todo el equipo que lo acompaña significan moderación, prudencia y equilibrio.

P.: ¿Qué reflexión hace del episodio con los fondos buitre? J.S.: Confío en que se va a encontrar una solución y se va a hacer bien, y por primera vez en la historia, la Argentina no va a estar de rodillas pagando lo que tiene que pagar. ¿Hay que pagar? Sí, pero no hay que reconocer el 1.000% de rentabilidad en dólares en siete años. Eso no hay que volver a hacerlo y es una correcta medida del equipo económico y apoyamos a la Presidenta.

P.: En el plano político, ¿quién le gusta para acompañar a Scioli en su precandidatura presidencial? J.S.: Yo no pongo ni saco a nadie. Él dijo claramente que quiere un gobernador, y me imagino un gabinete muy federal, con gobernadores que tienen una experiencia invalorable de gestión.

P.: ¿A quién cree que apoyará Cristina de Kirchner? J.S.: A la Presidenta me la imagino conduciendo el país hasta el último día, y acompañando a quien gane la interna. No la veo tomando partido con anterioridad por nadie. Hay que mirar toda la película, no una foto.

P.: En caso de balotaje, ¿a quién preferirían enfrentar? J.S.: Todo indicaría que se están planteando dos visiones de país, una que está en cabeza de Mauricio Macri, y la otra, la del Frente para la Victoria. Estamos convencidos de que va a ser Daniel, porque es quien mejor expresa las políticas públicas del Gobierno y fue cofundador, junto con Néstor Kirchner, del FpV en 2003.

Fuente: ambito.com

A la página de categoría

Loading...