No le encuentra la vuelta

25 de noviembre de 2013 22:19

37 0

Es tal la confusión del técnico que lleva utilizados 27 jugadores para los 23 partidos que disputó en el semestre. Plantó 22 formaciones distintas, cambió esquemas, movió piezas, pero jamás supo definir una línea de juego. Y los números refuerzan este mal presente: hace diez partidos que River no gana. Son ocho encuentros del Torneo Inicial, con tres empates y cinco derrotas, sumados al empate y la derrota con Lanús por la Copa Sudamericana.

Ayer el entrenador riojano dio otra muestra de su desconcierto. No sólo falló en el planteo del partido, sino que también se equivocó en los cambios. En la semana había fantaseado con que River iba a jugar, desde la táctica, como el Bayern Munich. Pero la penosa realidad que mostró ayer su equipo, lo hizo bajar de su Disney World . La distancia entre el Bayern Munich y el River que cayó ante Racing fue superior a la que existe entre Alemania y Argentina.

Sorprendió a todos cuando sacó de la cancha a Matías Kraneviter, uno de los pocos que se salvó del desastre con sus intentos por distribuir la pelota en medio del asedio de los volantes de Racing. Ingresó Martín Aguirre, que hacía trece meses que no jugaba. La salida de “Gio” Simone también puede ser cuestionada, ya que el equipo se quedó sin referente de área cuando iba perdiendo.

Además Ramón Díaz registró otro número negativo: perdió por primera vez, como técnico, en cancha de Racing.

Había salido airoso en las trece ocasiones anteriores que visitó el Cilindro de Avellaneda.

El técnico suspendió su habitual conferencia de prensa post partidos. Eligió el “silencio stampa”.

Lo mismo hicieron los futbolistas, que se retiraron cabizbajos y en fila india fueron subiendo al micro. Sin embargo un hincha de River, infiltrado ya que están prohibidos los visitantes, se aproximó y le gritó a viva voz a Ramón Díaz: “¡Andate Ramón! Si tenés dignidad, renuncia”. La respuesta del técnico fue correr la cortina de la ventanilla.

Apenas finalizó el partido, en la cancha intentaron reportear a Gabriel Mercado, quiense excusó: “No es momento para hablar”. Quien sí aceptó el diálogo fue el reaparecido Martín Aguirre. “Ojalá supiese explicar este mal presente. Ahora estoy en caliente, mañana (por hoy) con la cabeza fría lo veré mejor. Si no estamos atentos en los detalles,nos embocan”. Y el caos sigue vigente en este River.

Fuente: clarin.com

A la página de categoría

Loading...