Saja vs. Teo, un duelo especial dentro del clásico

25 de noviembre de 2013 11:41

30 0

La previa del clásico más añejo del fútbol argentino estuvo centrada en la vuelta de Teófilo Gutiérrez al Cilindro de Avellaneda, luego de su polémica salida de Racing en abril del año pasado, cuando en el vestuario visitante de la cancha de Independiente se peleó con sus compañeros, especialmente con Sebastián Saja, y se fue en un taxi. Con este antecedente, lo que más se esperaba del clásico era el duelo entre el delantero colombiano y el arquero. En la cancha, la hinchada de Racing se apropió de esta disputa y tomó partido por su ídolo.

Ni bien salieron los equipos, el público académico se mostró hostil con el díscolo delantero. Cada vez que tocaba la pelota, llovían los silbidos. Y se entonó bien fuerte “chinooo/chinooo” , en una clara referencia del apoyo a Saja y el rechazo a Teo . Los hinchas sintieron como propia una disputa interna de vestuario. Se olvidaron de los 21 goles (en 41 partidos) que el colombiano hizo con la celeste y blanca (fue el goleador del Clausura 2011, con 11 tantos) y prefirieron recordarle su penosa salida del club. Incluso, en el primer tiempo le tiraron una zapatilla desde la tribuna cuando iba a patear un córner. A pesar de esta situación, Gutiérrez intentó bajarle los decibeles al conflicto adentro de la cancha. En el saludo previo al partido, le dio la mano a todos los jugadores de Racing, incluido Saja, y también saludó uno por uno a los suplentes (a Luciano Aued y Luis Ibáñez les dio un beso en la mejilla) y a Mostaza Merlo.

En el juego, Saja fue el gran ganador de la noche. No sólo por el triunfo de Racing, sino porque fue una de las figuras, al sostener el marcador desde el arco. Le ahogó el grito de gol a Teo antes de finalizar el primer tiempo, cuando el colombiano sacó un zurdazo potente que el Chino , a puro reflejo, sacó por arriba. En el segundo tiempo, Gutiérrez estuvo cerca de nuevo, pero su remate se fue arañando el travesaño. Hubo un roce entre ellos tras un pelotazo que Teo fue a buscar, pero que Saja logró cortar. El arquero también se lució ante un remate cruzado de Juan Menseguez. Así, mantuvo el cero en su arco por segunda vez en el torneo y terminó festejando. Es que ganó un duelo muy especial.

Fuente: clarin.com

A la página de categoría

Loading...