Sanz advirtió que no bajará su candidatura, ni será vice

16 de marzo de 2015 03:19

8 0

Sanz advirtió que no bajará su candidatura, ni será vice

Como todo indicaba, fue nomás en función de madrugada y con un debate caliente.

Tras 12 horas de delibera­ciones, la Convención Nacional de la UCR que sesionó en Gualeguaychú (Entre Ríos), le dio ayer el espaldarazo definitivo a la propuesta del titular partidario, Ernesto Sanz, de sellar un acuerdo con el PRO de Mauricio Macri y la Coalición Cí­vica, para competir en las ­primarias abiertas de agosto próximo bajo el formato de 
una alianza.

En esa instancia será el ­propio Sanz el postulante ra­dical, quien ahora deberá elegir un compañero de fórmula. También avisó que no bajará “por nada” su candidatura y que tampoco le interesa ser vice de Macri, como le endilgaron algunos.

La propuesta aceptada 
incluyó un paraguas para atender casos específicos de algunas provincias, como Jujuy y Tucumán, donde la UCR ha cerrado acuerdos con otros partidos, como el Frente Renovador, para dar pelea a caudillos del PJ. La Convención los autorizó a moverse con libertad en el plano local y hasta a incluir otros candidatos presidenciales diferentes a los que surjan de alianza con el PRO y Coalición Cívica.

La resolución se tomó recién a las 5 de la mañana y fue por 186 votos a 130. También hubo un par de abstenciones y la ausencia de convencionales que se fueron retirando en la medida que el cónclave se extendió. La convención había arrancado sesionando con 330 delegados.

La propuesta de Sanz se ­confrontó con la que impulsaba el también mendocino Julio Cobos, en sociedad con Gerardo Morales, para ampliar el espectro de aliados y sumar también al Frente Renovador de Sergio Massa. Cobos se ofrecía como candidato presidencial de la UCR.

También se esbozó una tercera moción, de que la UCR fuera sola con la histórica Lista 3, pero casi ni se llegó a considerar. La habían lanzado a último momento algunos convencionales más como reacción ideológica y emotiva contra el acercamiento a Macri, que ­como opción real de estrategia por seguir. Quizás intuyendo que aún cuando las delibera­ciones se extendieran en el tiempo su suerte ya estaba echada, Cobos ensayó un discurso bastante tibio para defender su posición y hasta asimiló su desventaja.

“Si se vota la opción de ir con el PRO, el candidato debe ser Ernesto (Sanz)”, concedió, cuando al inicio de la Convención su intención era tratar de forzar la votación del candidato presidencial, antes que la política de alianzas, sabiendo que él mide mejor en las encuestas que el presidente del partido. Más allá del lógico cruce de chicanas (cuando se votaba tiraron globos amarillos, como los que utiliza el PRO) y de los discursos encendidos, Morales y Cobos aceptaron resignados la derrota.

La única reacción más 
fuerte se dio en las afueras del Teatro, donde militantes de la Juventud Radical intentaron entrar por la fuerza al recinto e impedir la votación. Los jóvenes acusaban de “traidores” a quien votaron el acuerdo con el PRO, bajo el argumento de que se estaba “entregando el partido a la derecha”.

Fuente: lavoz.com.ar

A la página de categoría

Loading...