Trasplantan las tres primeras manos biónicas del mundo

16 de marzo de 2015 00:30

10 0

Trasplantan las tres primeras 	manos biónicas del mundo

Tres hombres de nacionalidad austríaca se han convertido en los primeros en el mundo en someterse a una nueva técnica llamada "reconstrucción biónica", que les permite utilizar una prótesis de mano robótica controlada por su mente. Los tres sufrían desde hace muchos años lesiones del plexo braquial y tienen limitada la función de su mano como resultado de accidentes.

Las lesiones del plexo braquial se producen cuando los nervios del plexo braquial -la red de nervios que se originan en la región del cuello y se ramifican para formar los nervios que controlan el movimiento y la sensibilidad en las extremidades superiores, incluido el hombro, brazo, antebrazo y mano- están dañados. Pueden estar causadas por accidentes de tráfico, especialmente con motocicletas, y por deportes de contacto como el rugby y el fútbol americano.

La nueva técnica, desarrollada por el profesor Oskar Aszmann, de la Universidad Médica de Viena (Austria), junto con un equipo de ingenieros de la Universidad del Centro Médico Goettingen, combina mecanismos selectivos de transferencia nerviosa y muscular, una amputación selectiva de la mano y su sustitución por una prótesis robótica avanzada (usando sensores que responden a los impulsos eléctricos en los músculos).

Los investigadores aseguran que después de una rehabilitación integral, la técnica restauró la función de la mano en los pacientes, permitiéndoles realizar sus actividades diarias.

Las lesiones por desgarro del plexo braquial, explica Aszmann, causan una amputación interior, "que conlleva la separación irreversible de la mano del área de control neural".

Y aunque actualmente ya existen técnicas quirúrgicas para este tipo de lesiones, según el experto, "son ineficaces y sus resultados en cuanto a la funcionalidad de la mano suelen ser pobres".

Nuevas señales neuronalesLo novedoso de este estudio, añade Aszmann, es que han sido capaces de "crear y extraer nuevas señales neuronales a través de transferencias nerviosas amplificadas gracias a un trasplante muscular. Y dichas señales se decodifican y se traducen en la función de la mano biónica".

El tratamiento se produjo en dos etapas; primero, los investigadores identificaron y crearon señales electromiográficas útiles para el control de la prótesis y, a continuación, se amputó la mano o el muñón para reemplazarlo con una prótesis mecatrónica.

Fuente: eltribuno.info

A la página de categoría

Loading...