Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Macri volvió a la campaña de la mano de un radical

9 de enero de 2015 16:06
2 0

Después de más de diez días de descanso en el Sur, Mauricio Macri metió en sus valijas de regreso a Buenos Aires un logro político y la certeza de un problema por resolver.

El líder de Pro se mostró ayer activo en su último día en Villa La Angostura, el paradisíaco poblado neuquino, junto con Horacio "Pechi" Quiroga, intendente radical de la capital provincial y aspirante a la gobernación que desde hace décadas sostiene el Movimiento Popular Neuquino. Pero lo espera un tema no menor: la charla pendiente con Gabriela Michetti en la que intentará convencerla de ser su compañera de fórmula en octubre próximo, y que la senadora deje de lado su ambición concreta de gobernar la ciudad.

La continuidad de las conversaciones con referentes radicales de distintas provincias (Quiroga lo elogió ayer durante la caminata conjunta y lo denominó como "el presidente que necesitan los argentinos") refuerza la postura de quienes, en Pro, apuestan a acuerdos provinciales que ayuden a Macri a llegar al ballottage en noviembre próximo. En Pro recordaban que Quiroga también coqueteó (y mucho) con Sergio Massa, pero destacaron que finalmente optó por un acuerdo con Pro y el apoyo a la postulación presidencial de Macri. Esta decisión le trajo a Quiroga el reproche inmediato de otro ex dirigente cercano a Julio Cobos: el intendente de Junín, Mario Meoni, hoy enrolado en el massismo. "Pactó con Macri porque le es más cómodo acordar con él, aunque no le sume ni un voto", dijo Meoni, en declaraciones a la agencia de noticias Télam.

Ya con el traje de candidato presidencial, Macri evaluó un futuro con él como protagonista. "La elección se va ir polarizando; el PJ definirá cuál será su candidato para la continuidad, y nosotros nos vamos a ir consolidando como el espacio que representa ese cambio al que se sigue sumando la gente", dijo Macri en declaraciones a la prensa local. La especulación, en Bolívar 1, es clara: Massa, hoy competidor directo, se "desinfla", por lo que la segunda vuelta será contra Daniel Scioli. Una visión que comparten cerca del gobernador bonaerense.

De la decisión de Michetti nadie quiere hablar demasiado. Desde el gobierno porteño destacaron que "los niveles de conflicto bajaron desde ambos sectores". Ni Michetti ni sus colaboradores cercanos volvieron a insistir en la "vocación" de la ex vicejefa por gobernar la ciudad, mientras que ni Macri ni el candidato de buena parte de la mesa chica de Pro, Horacio Rodríguez Larreta, tampoco opinaron sobre la disputa. "Lo que hay que resolver primero es la fórmula presidencial. Después se hablará de la interna porteña", deslizan cerca del jefe de gobierno porteño.

Pero lo que ni Macri ni sus colaboradores ignoran es que el momento de la decisión se acerca. Y que desde ambos búnkeres se preparan para darle los mejores argumentos al jefe de gobierno para terminar siendo los elegidos.

Michetti culminó ayer unos días de descanso en Bariloche, junto con su pareja, Juan Tonelli. Desde su entorno desmintieron cualquier contacto con Macri, a pesar de que estuvieron a sólo 80 kilómetros de distancia hasta ayer.

Sin resignarse a abandonar el sueño porteño, cerca de Michetti se mostraron conformes por el resultado de encuestas recientes, que hablaban de una ventaja holgada de Michetti sobre Larreta, de alrededor de 13 puntos en promedio. Desde la oficina del jefe de gabinete retrucaron con números diferentes. "Todas las encuestas que tenemos dicen que Horacio le gana a Lousteau o al kirchnerismo con una ventaja similar a la que obtendría Michetti", respondieron.

La estrategia, para ambos, será bien distinta. Michetti, que tiene en agenda una charla en Punta del Este durante el fin de semana, tiene previstas reuniones con su equipo a partir del lunes. Larreta, en tanto, seguirá con la gestión porteña como principal actividad y vidriera, una serie de apariciones públicas que incluyen reuniones con vecinos y el seguimiento de obras que estarán listas para inaugurar durante este año electoral.

"No va a aflojar. La decisión sigue siendo pelear en la ciudad", se entusiasman colaboradores de la senadora. "Si Macri sigue en situación de entrar al ballottage, las heridas van a sanar rápido", afirmaron cerca de Larreta, confiado en que la decisión de su jefe lo deje con el camino allanado para competir por la sucesión de Mauricio Macri.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0