Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Malcorra: “La noción de que cerrándonos tenemos más trabajo quedó desvirtuada”

26 de diciembre de 2015 12:14
25 0
Malcorra: “La noción de que cerrándonos tenemos más trabajo quedó desvirtuada”

La ministra de Relaciones Exteriores se mostró entusiasmada por el avance de un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea a través del Mercosur y el acercamiento a la Alianza del Pacífico.

La canciller, Susana Malcorra, se mostró hoy entusiasmada por el avance de un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea a través del Mercosur y el acercamiento a la Alianza del Pacífico, a la vez que advirtió que “la noción de que cerrándonos hay más oportunidades de trabajo quedó desvirtuada”.

“La noción de que cerrándonos tenemos más oportunidades de trabajo es una noción que quedó desvirtuada por ejemplos concretos”, señaló la titular del Palacio San Martín, tras advertir que el Gobierno del presidente Mauricio Macri deberá “trabajar” para aplacar el temor sobre el eventual impacto que podrían tener esos acuerdos comerciales sobre la industria nacional y los puestos de trabajo.

En una entrevista que ofreció en su despacho del piso 13 de la Cancillería a varios medios de prensa, entre ellos NA, la funcionaria advirtió que “ninguno de estos tratados se producen del día a la noche”, sino que “tienen una gradualidad para la implementación para lograr la maduración de las distintas industrias” y agregó: “No hay ninguna posibilidad de que las puertas se abran de un día para el otro para que entre cualquiera de cualquier manera”.

- ¿Qué impacto tuvo en el Mercosur el reclamo de Macri a Venezuela por los derechos humanos?

- Hubo un reconocimiento de que el Presidente fue muy claro y directo y como tal sirvió para cristalizar la declaración de derechos humanos que aprobó el bloque. Este principio vamos a defenderlo siempre y aplica a todos los socios. Tenemos que trabajar como grupo para hacer un espacio modelo en materia de derechos humanos y hay que encontrar mecanismos para que la verificación de cumplimiento sea sistematizada. Uruguay va a tomar este tema con prioridad absoluta para avanzar en la próxima reunión, que es la forma institucional de resolver las cuestiones y no una persecución en particular a Venezuela.

- En la cumbre se acordó además avanzar en un acuerdo de libre comercio con la UE... ¿Se hará una oferta más importante?

- En la negociación con la Unión Europea, que es clave, estuvimos de acuerdo y vamos a avanzar. La oferta global del Mercosur esta casi en el 87 por ciento (de los bienes y servicios) y Europa está pidiendo que lleguemos a una ambición del 90 por ciento. Le hemos explicado que el 87 es el piso y que trabajaremos para mejorarla. Pero para eso debemos trabajar las dos partes en conjunto: hay que poner simultáneamente sobre la mesa las propuestas y la propuesta europea sin dudas tiene que incluir la cuestión agrícola. Europa nos ha dicho que están en condiciones de hacerlo en unas poca semanas y nosotros tenemos la aspiración de que en el primer trimestre del año se ejecute, para empezar a cerrar posiciones.

- ¿Qué tipo de recaudos debe haber para el cuidado de la industria nacional, que es el primer temor ante cualquier tratado de libre comercio?

- Ese es un temor sobre el cual debemos trabajar. Ninguno de estos tratados se producen del día a la noche. No es que entran en vigencia y a partir de mañana se aplican todas las causas, sino que tienen una gradualidad para la implementación que tiene que ver con dejar el tiempo para la maduración de las distintas industrias y sectores para llegar a la competitividad necesaria o reubicarse en distintos nichos.

- El objetivo que tenemos es la pobreza cero y eso se logra de manera sustentable con trabajo de calidad de valor agregado y en los que la gente tenga visión de largo plazo de que puedan mantenerse de manera rentable para las empresas y satisfactoria para el trabajador. Esto requiere entrenamiento, capacitación, inversiones... Es decir que hay una adecuación que se necesita.

- Es el caso de Chile, donde han demostrado que pueden ser capaces dentro de una inserción planificada y madura, que no tira por la ventana las cosas de un día para le otro, de hacer una genuina adaptación de la economía sin perder de vista que la gente es lo que está primero y que mientras se producen transiciones hay necesidad de que el Estado proteja de una manera adecuada. No hay ninguna intención ni posibilidad de que las puertas se abran de un día para el otros para que entre cualquiera de cualquier manera. Todo tiene que hacerse en un planteo de madurez en el cual los intereses de los argentinos se resguarden bien entendiendo que hay un proceso de adecuación.

- ¿Algunos socios no plenamente integrados puede impedir avanzar con acuerdos comerciales con terceros países o la UE?

- Esta es una historia larga donde hay socios que han planteado que el Mercosur los postergaba porque no estaban en condiciones de hacer tratados unilaterales, mientras que los dos grandes socios no terminaban de ponerse de acuerdo. Es público que Uruguay ha defendido esa posición y Paraguay lo mismo. En la medida en que seamos capaces de encontrar agendas comunes, la oportunidad de que el Mercosur como bloque negocie le da una gran posibilidad de negociar mejor. Si pasado el tiempo somos incapaces de encontrar eso deberemos sentarnos a ver qué nos pasa. En la última cumbre se reconoció que hay cierta fatiga porque las ida y vueltas han postergado decisiones... No tenemos más tiempo para eso. Hablaremos con claridad y definiremos los próximos pasos.

- Ya hay acuerdos con países del Mercosur y lo que hay que hacer es profundizarlos y hacerlos de manera más integrada.

Algunas veces nos quedamos tanto en la obsesión del título cuando en la vida real pasan más cuestiones. Creo que hay que terminar eso y concretarlo de forma tal que le sirva a todos.

- Creo que algunas cuestiones se han manejado en sentido de blanco o negro que me parece que no son la mejor forma de defender los intereses de la Argentina. Me parece que hay que ver en aquellos casos que tenemos diferencias trabajar sobre ellas sin dejar de reconocer que hay áreas de oportunidades. Mi gran sorpresa al volver después de 12 años es que ver que todo es dicotómico: estás conmigo o en contra, sos bueno o malo, es blanco o negro... y no es así, la vida a Dios gracias es una gran variedad de matices y grises y sobre eso debemos movernos.

- Sí, pero cuando digo que hay que desideologizar las relaciones exteriores no estoy diciendo que la ideología no existe o que no es importante, sino que tenemos que tener relaciones que vayan mas allá de la ideología. Uno puede hablar con la gente con la cual comparte todo con mucha comodidad, pero tiene que ser capaz de hablar con aquel con quien solo comparte algunas cosas y tender puentes con ellos. Una cosa que aprendí en Naciones Unidas es que uno no dedica mucho tiempo a los amigos, sino a los adversarios. Todo eso hace que haya muchas oportunidades de encontrar una agenda común desde la diversidad.

Fuente: lacapital.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0