Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Malo para las exportaciones industriales: Brasil vuelve a devaluar a niveles récord

5 de marzo de 2015 20:25
23 0
Malo para las exportaciones industriales: Brasil vuelve a devaluar a niveles récord

El Banco Central de Brasil decidió volver a devaluar el real a niveles récord para la última década. La divisa brasileña cotizó hoy en 3,01 unidades por dólar, el mayor registro desde fines de agosto de 2004. Hace un mes se aceleró la depreciación del tipo de cambio.

La caída del real se vio favorecida por las crecientes dudas sobre la contundencia del programa de ajuste fiscal que encaró el gobierno de Dilma Rousseff y la apreciación del dólar en el mundo mientras los inversores están a la expectativa de que la Reserva Federal de Estados Unidos pueda subir las tasas de interés.

El comité de política monetaria del Banco Central de Brasil subió ayer su tasa de interés de referencia (Selic) a 12,75% -su mayor nivel en seis años- para tratar de contener el avance de la inflación minorista, previsto en 7% (mientras que su objetivo estaba entre un mínimo de 4,5% y un máximo de 6,5%).

En el plano local, la devaluación de la moneda de Brasil, el mayor socio comercial de la Argentina, impacta sobre la competitividad cambiaria. En los últimos doce meses, el real cayó 27,3% contra el dólar, mientras que el peso argentino también lo hizo en 10,85%.

Así el movimiento de los tipos de cambio hacen que las exportaciones argentinas al país vecino se encarezcan y las importaciones brasileñas se abaraten.

Los exportaciones industriales son los más expuestos a estos movimientos cambiarios, dado que representan más de la mitad del flujo comercial con Brasil. En 2014 el intercambio comercial se redujo 21,2% interanual hasta U$S 28.425 millones.

Ahora bien, de acuerdo con las estadísticas del Indec, el año pasado la Argentina exportó 24.145 millones de dólares en Manufacturas de Origen Industrial (34% del total), de las cuales el 46,6% fueron absorbidas por compradores brasileños.

Dicho de otro modo, casi 1 de cada 2 dólares que exportaciones industriales que realiza la Argentina van a parar a Brasil. Los sectores más expuestos son automotriz y autopartes (63% del conjunto), productos químicos, plásticos, maquinaria eléctrica y metales.

Para Dante Sica, titular de la consultora Abeceb y especialista en economía brasileña, la brecha de competitividad ahora está más abierta. "Las exportaciones [industriales a Brasil] van a tener un impacto por pérdida de rentabilidad donde hay contratos firmados. O bien, el cuadro de situación puede apuntar a caída de ventas o sustitución por productos locales", explicó a LA NACION.

"El punto central para la Argentina no es el tipo de cambio, sino la inflación. Si se hace un ajuste cambiario (devaluación) sin correlato fiscal, a la larga el déficit público se sigue pagando con emisión y el problema vuelve a aparecer", dice.

La depreaciación del real también está anclada en una percepción del mercado de que Rousseff está políticamente débil. Además de la trama de corrupción en Petrobras que salpica al Gobierno, el martes pasado el Senado frenó una iniciativa para subir impuestos y recortar ayuda a exportaciones.

El presidente de la cámara alta de Brasil, Renan Calheiros (aliado del oficialismo), rechazó una "medida previsional" (una suerte de decreto que pierde validez si en un máximo de tres meses no es validado por el parlamento) firmada por la Presidenta para ahorrar 1850 millones de dólares este año y otros 3700 millones el siguiente.

Calheiros es uno de los líderes del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), al que pertenece el vicepresidente Michel Temer. En el seno de este partido han surgido en las últimas semanas críticas cada vez más intensas a la conducción actual del Poder Ejecutivo.

Estos altercados impactaron negativamente en la confianza de los inversores, que aceleraron su traspaso de reales a dólares, de acuerdo con los analistas del mercado..

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0