Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

María Eugenia Vidal negocia el presupuesto de un año electoral clave para Macri

23 de octubre de 2016 23:08
25 0

Acercó posiciones con el Frente Renovador, lo que limita la incidencia del peronismo post K. Apura cambios en el Gabinete.

María Eugenia Vidal apurará el espadeo sobre un expediente crucial: el presupuesto de Buenos Aires para el 2017, un año electoral clave para el destino político de Mauricio Macri y del frente Cambiemos.

Por cábala o azares, el primer entrevero se producirá cuando se cumpla un año de la victoria de Vidal contra Aníbal Fernández. Hernán Lacunza, el ministro de Economía, se verá con los senadores y diputados opositores.

Luego se turnarán Santiago López Medrano, de Desarrollo Social, en quien Vidal puso el dispositivo para evitar un fin de año caldeado en las calles y los barrios.

Y Edgardo Cenzón, de Infraestructura, que para cuando pise la Legislatura podría tener heredero puesto: el ministro se verá en estas horas con la gobernadora para definir tiempos y formato de su salida.

Cenzón propuso dividir de cartera en Obras Públicas y Vivienda, y en Servicios Públicos, La idea no le disgusta a Vidal. Tampoco los nombre que Cenzón sugiere como continuadores: Rodrigo Silvosa en Obras y Edgardo Volosín, ex director de EDENOR, en Servicios Públicos.

Por otro circuito sonó Joaquín De la Torre, peronista que fue intendente de San Miguel y trepó a ministro de Producción, pero cerca de Vidal dicen que la gobernadora lo prefiere donde está.

Dato anexo: aunque deje de ser ministro de Infraestructura es probable que Cenzón continúe en el gabinete bonaerense, confiaron ayer a Clarín fuentes del PRO.

Vidal apuesta a tener el presupuesto a mediados de noviembre. Hace 10 días, Federico Salvai, ministro y operador, cenó en barrio norte con Florencio Randazzo. Se fue del encuentro con certeza y una definición.

Randazzo no puede garantizar los votos que Vidal necesita para aprobar el presupuesto (522 mil milllones) y el endeudamiento (sumando multilaterales, llega a 95 mil millones). Algo más: el ex ministro no se pondrá a juntar esos votos.

Como en el Congreso nacional Sergio Massa volvió a entenderse con el PRO, Vidal marcha a revalidar su pacto con el Frente Renovador.

Se vió con Massa el jueves últimos. Discutirán, vía terceros, sobre quien pondrá al presidente y quien al vice de Diputados.

El massismo hurga, vía Sebastián Galmarini, en las "inconsistencias" del presupuesto -un informe que refleja que bajaron los fondos para Seguridad y Salud- y pide cambios.

El PJ mañana reunirá a sus más de 50 intendentes en Lobos. La cumbre huele a destiempo porque se armó antes de que Vidal elija ratificar su cohabitación con Massa.

El kirchnerismo, que le negó endeudamiento hasta a su candidato, Daniel Scioli, no autorizará más deuda. Los legisladores del grupo Esmeralda ya votaron a favor en 2016.

El tironeo entre Vidal y los peronismos parece la negociación entre dos pistoleros sobre qué armas y cuantas balas tendrá cada uno antes de batirse a duelo. La campaña del 2017 ya empezó.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0