Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

María Eugenia Vidal, preocupación por los precios, anillo de casada y "madre on line"

17 de abril de 2016 09:06
24 10
María Eugenia Vidal, preocupación por los precios, anillo de casada y "madre on line"

Se separó y prepara su mudanza "a mitad de año" a un chalet en la Base Aérea de Morón. Las refacciones costarán 660 mil pesos. La gobernadora habló de la inflación, la pobreza, el movimiento Ni Una Menos y Los papeles de Panamá.

El pasillo que conduce a su despacho tiene cinco docenas de retratos. Todos de hombres. Es un jardín vertical de patillas, bigotes, entrecejos, charreteras y barbotas. Son los gobernadores de la provincia de Buenos Aires, en blanco y negro y formato cuadrado. La última tanda es la historia peronista reciente: Eduardo Duhalde, Carlos Ruckauf, Felipe Solá y Daniel Scioli. Solá llamó Heidi a María Eugenia Vidal en la campaña y ella le contestó que ya había pasado el tiempo de los "machos alfa". Y se convirtió en la primera gobernadora bonaerense. Dentro de cuatro años, cuando finalice su mandato, el clavito vacante sostendrá su rostro "en colores", anuncian sus laderos.

Se ven mujeres policías que cuidan la puerta, secretarias, una asesora de prensa. Hay ahora un baño exclusivo para ellas, al que se accede entre las miradas pétreas de Juan Manuel de Rosas y Mariano Acosta.

De repente, pasa una pastafrola y la prédica de renovación total trastabilla: "Sí, lo que tengo en común con mi antecesor (Scioli) es que a los dos nos gusta la pastafrola", dice Vidal, que come apenas migas y alza una taza de té con la mano izquierda, donde aún conserva la alianza matrimonial, pese a su reciente separación de Ramiro Tagliaferro, el nuevo intendente de Morón.

Le acaban de regalar una pava para el mate con las islas Malvinas talladas en relieve. Se las puede acariciar. Y flotan margaritas y gerberas rosas en la oficina, decorada con fotos de sus tres hijos, de sus padres, de su familia junto al Papa Francisco, que abraza al más chico, Pedro, hincha de San Lorenzo como él. Ella es de Boca y desea que "lo antes posible" los hinchas visitantes y las familias vuelvan a los estadios, pero considera que normalizar esa situación depende de "la lucha contra las mafias y el crimen organizado" en el fútbol.

Cuatro televisores le recuerdan que "Aumenta todo", que la pobreza creció marcadamente en el primer trimestre de administración macrista y que el ánimo social entra en fase dos, después de los 100 días de gracia.

Vidal cambia sonrisas por gestos serios cuando se le pregunta por la inflación, los salarios de maestros y policías, el narcotráfico y el escándalo de Los Papeles de Panamá, una investigación periodística global que descubrió que el presidente Mauricio Macri fue directivo de empresas off shore, dato que había evitado hacer público.

Vidal se recompone cuando recuerda los elogios que le dedicó Michelle Obama, primera dama de los Estados Unidos. Y está atenta a que sus funcionarios presenten las declaraciones patrimoniales.

¿Cómo encarás tu nueva vida, con este rol inédito para una mujer, la separación y la próxima mudanza?

Todavía me estoy acomodando, todas las demás cosas sí pasaron, pero todavía no me mudé, calculo que lo haré a mitad de año. Estoy en un proceso de acomodarme a los cambios, no solo yo, también mis hijos, mi familia, la gente que me rodea. Son como muchas cosas. Me gustan los desafíos y quiero mucho a mi provincia, así que en el trabajo estoy muy comprometida. En lo que hace a la separación, es un proceso que tenemos que atravesar y tanto Ramiro como yo hemos puesto a los chicos en primer lugar, que es lo que corresponde y lo que hay que hacer, porque los queremos proteger lo máximo que podamos. Y después, en mi vida en general, trabajo mucho para tratar de hacer lo que hacía antes, aunque menos. Sigo yendo a tomar mate a la casa de mis amigas, el viernes pasado fuimos al cine con mis hijos porque desde que asumí no habíamos ido. Cada tanto voy al supermercado. Si tengo que comprar algún medicamento en una farmacia o caramelos en un kiosco bajo del auto y lo hago. Trato de conservar situaciones de mi vida anterior.

Sí, claro. Pago mi comida, con lo cual me preocupan los aumentos de precios. La inflación es un problema que arrastramos desde hace mucho tiempo, no somos un gobierno que lo niega y sabemos las dificultades que cada vecino tiene frente a eso, pero también confío mucho en Mauricio (Macri) y en el equipo económico que eligió. La situación va a mejorar. Llevamos poco en la gestión y entiendo que ha habido dificultades, pero también que vamos por un camino donde la inflación va a empezar a bajar en un tiempo.

¿Qué te pasó la primera vez que viste esa galería de retratos de gobernadores, muchos votados con exclusión electoral de las mujeres?

No sé si me va a preocupar mucho estar ahí o no estar ahí. Entiendo que es fuerte para muchos que yo sea la primera mujer gobernadora, pero bueno, ya hubo una presidenta, hay otras presidentas en la región, creo que hay una oportunidad para las mujeres en política que cada vez va creciendo más y la tenemos que saber aprovechar para generarle espacio a otras.

¿Creés entonces que debe haber más mujeres en la Corte Suprema de Justicia y en la justicia federal?

Yo soy de las que cree que las mujeres tienen que ocupar más lugares, pero que el principal requisito es la idoneidad. A igual idoneidad, prefiero a una mujer, pero primero hay que pensar quién está mejor preparado para ocupar el lugar, lo cual te lleva a que tiene que haber cada vez más mujeres que quieran ocupar espacios, porque también muchas veces no pueden llegar a la discusión y hay que trabajar para que lleguen a la discusión. Las mujeres seguimos teniendo la doble carga, y me incluyo: la responsabilidad sobre el hogar y la responsabilidad laboral. Todavía culturalmente estamos a cargo de la organización familiar.

Arranco entre las 6 y las 6.30 y tengo una hora por reloj para todo: desayunar, peinarme, bañarme y cambiarme. Me voy de mi casa entre las 7 y las 7.30, ahí me cruzo con Camila, mi hija mayor, que se despierta temprano para ir a la escuela, y me peleo porque no desayuna, le digo que se abrigue, lo que hacen las mamás. Los otros dos, María José y Pedro, van a la tarde. Hay un día a la semana que voy a mi oficina del Banco Provincia en el Microcentro, cuando tengo reuniones con funcionarios nacionales u otras personas a las que La Plata les queda muy lejos. Y si no, todos los días estoy acá, con las recorridas por los municipios, con una reunión de gabinete cada 15 días afuera. Después voy por las casas de los vecinos, más la agenda que a veces se pone con el Presidente. Mi día laboral es así: un 50 por ciento del tiempo para la gestión, un 20 por ciento de recorridas directas con la gente, un 20 por ciento con algún tema que exija que salga en los medios, y todo el resto es el otro 10. Nunca conocí un trabajo de ocho horas, siempre trabajé mucho tiempo. Y me faltarían muchas horas más. Trato de cumplir la regla de cenar a las 21 en casa con los chicos, sin hablar de trabajo. No les preparo la comida, pero ceno con ellos, me cuentan su día, me muestran los cuadernos de comunicaciones, la mochila, la tarea. Me convertí en una madre on line. Camila, que ya tiene 15, me define como "madre intensa", lo cual traduce vocablos más impronunciables, jaja. Ahora Cami tiene celular, así que nos mandamos mensajitos, controlo todo el tiempo dónde está. De los más chicos tengo presente sus actividades, a qué hora llegan, a qué hora vuelven, quién los va a buscar, quién los trae, los cumpleaños. Soy de estar muy encima.

Y, ahí. Tomo medicación para el colesterol desde hace años y lo tengo bastante controlado. Pero claramente la cantidad de horas de trabajo y la responsabilidad que tengo hacen que duerma poco y que haga dos comidas, el almuerzo y la cena. En dos años, bajé 15 kilos. Si estoy demasiado acá y me traen pastafrola, la como. Soy una persona que le pone mucho el cuerpo a esto, a mí no me pasa de-sapercibido nada. Pero prefiero eso, eh, involucrarme y no ser indiferente. Por suerte, tengo mucha gente que me cuida. Mi papá es cardiólogo y me llama por teléfono, me persigue hasta debajo de la cama, olvidate. Estoy bien custodiada. Con mi hermano Nicolás, que es profe de educación física, volví a hacer gimnasia. Y tengo una cinta para caminar, así que voy andando.

Hiciste la campaña tocando timbre casa por casa, pero pronto vas a vivir en un barrio militar, ¿no tenés miedo de aislarte?

Cuando tenga la casa, verán que no es un barrio recontra cerrado. Hay una escuela, vive otra gente, y aparte funciona una base militar. Yo les había prometido a mis hijos vivir en Morón, para que no cambiaran de escuela y esa casa resuelve el problema. En cuanto al estilo de la relación directa con la gente, sigo tocando el timbre, una vez por semana. Y trato de hacer una visita sorpresa a una oficina pública y a una ONG. Hace unos días fui a Lobos, a la asociación para chicos con discapacidad Mostrando Caminos, donde había estado con Mauricio en la campaña. Estuve un rato con ellos, charlando, y después me fui a tocar timbres con el intendente. Y además hago un mano a mano, que es ir a ver a la gente que me invita por Facebook a su casa. Sigo con eso, no me aíslo.

No me hice mucho cargo. Yo siempre supe quién era y lo que tenía que enfrentar y la verdad es que el machismo es algo que está en la sociedad, en la política, frente a esa situación, más que victimizarme, asumo el desafío. Sé que es más difícil para las mujeres, pero aún así estoy dispuesta a hacerlo.

¿Qué dejó el discurso de Michelle Obama, que llamó a las jóvenes a tomar el destino en sus manos?

Me encantó. Yo soy de las que creen que las mujeres pueden crecer si hay otras mujeres que antes pelean por ellas. Yo espero que para mis hijas sea más fácil que para mí y para mis nietas más fácil que para mis hijas. Y creo que cuando te toca un lugar como el de Michelle, donde sos tan observada y donde podés dar un ejemplo, este tipo de discursos pueden ayudar al desarrollo de las mujeres y van generando una huella.

Sí, la verdad es que me sorprendí. Yo estaba trabajando, con la tele apagada y vino alguien de mi equipo y me avisó. Yo dije: "¡¿Qué? ¿En serio? Noooo!" Me sorprendió, sobre todo al ver que fue después que la había mencionado a Margarita Barrientos, que me saca muchos cuerpos de ventaja. Horas después, tuve la oportunidad de intercambiar unas palabras con Michelle y le dije "Margarita es mucho mejor que yo" y ella me contestó algo increíble: "Margarita es mejor que todos nosotros". Fue un honor que me haya mencionado.

Margarita dijo que habría alimentado a miles de personas más si le hubieran dado la montaña de billetes filmados en la cueva financiera La Rosadita. ¿Vos qué harías con plata recuperada de la corrupción?

La escuché, le creo. Uff, yo la destinaría a hospitales y escuelas, agua potable, cloacas para el 60 por ciento de la gente que no las tiene, obras contra las inundaciones. Hay una deuda social con la gente, de cosas muy básicas. Nos va a llevar varios años, pero bueno, empezamos: triplicamos la inversión en obras y el Presidente también está haciendo obras en la provincia. Tenemos que ir recuperando esa confianza, probar que decís algo y lo cumplís.

Sí, y lo bien que hizo, porque es una iniciativa impresionante. Michelle hizo bien en reconocer a Marcela Ojeda y a las otras periodistas que se sumaron. De hecho, he tenido algún contacto informal con ellas y ahora estoy dispuesta a hacer todo lo que pueda desde la provincia, porque cuando una mujer muere víctima de un femicidio y había hecho la denuncia, fallamos como Estado. Nos tenemos que hacer cargo de eso, poner mecanismos de protección, darles botones anti-pánico, extender el sistema de refugios, en el que estamos trabajando.

Hubo una gran movilización y la violencia de género se instaló en un lugar destacado de la agenda oficial, pero los femicidios continuaron. ¿Qué próximos pasos debe dar la sociedad para frenar esto?

Hasta que eso pase a los hechos concretos, va a llevar un tiempo, porque el problema es que la mujer está muy sola antes de animarse a pedir ayuda y también está muy sola después. En Merlo, donde fue la toma de tierras, le decía a la directora de Mujer: "Tenemos que traer acá a la Oficina de Violencia de la Corte, para tomar denuncias, intervenir". En su momento le dije a la procuradora de la provincia que estaría bueno que se replique lo que hizo la Corte en la Ciudad con la Oficina de Violencia Doméstica. Están las comisarías de la Mujer, pero hay que fortalecerlas, y queda todavía mucho por hacer en la protección de las víctimas contra los agresores que tienen orden de exclusión.

Los temas calientes. El despacho de Vidal luce el bastón de mando tallado por el orfebre Juan Carlos Pallarols, una réplica de la Virgen de Luján y una lista de temas por resolver.

Sabe que para atenuar inquietudes sociales no le alcanzará con despintar de naranja las paredes y los carteles de propaganda con los que Daniel Scioli invadió la provincia. Y que el reemplazo del color oficial por un verde esperanza apenas será maquillaje en el vértigo.

Fue la Universidad Católica Argentina, donde ella se formó como politóloga, la que registró un drástico incremento de la cantidad de pobres en el primer trimestre del año, 1.400.000 personas más en esa situación, la mayoría en la provincia de Buenos Aires. Viva le preguntó cuándo comenzaba en los hechos la búsqueda de la "pobreza cero" y en qué remedios concretos está pensando ante el impacto que provoca el alza de las tarifas y los precios.

Ella devolvió palabras, pero no medidas puntuales. Responsabilizó a la gestión kirchnerista por la suba de la pobreza y el estancamiento del empleo en los últimos cuatro años y dijo que: "El camino hacia la pobreza cero empezó el 10 de diciembre y el primer paso fue asumir el desafío en equipo con todos los argentinos [...] Lo más importante es llevar el Estado donde no estaba, poniendo en primer lugar a las personas".

La gobernadora recordó además que habrá tarifas sociales para transporte y servicios y que el Estado ya no subsidiará a las empresas sino "a la gente".

Siempre decís que el funcionario debe ser y parecer honesto, ¿qué opinión tenés sobre el papel de Macri en empresas off shore en Panamá?

Como explicó el Gobierno, el Presidente no tenía actividad alguna en la compañía y figuraba como director, sin ningún tipo de rol dentro de la empresa familiar. Ser y parecer es lo que está haciendo el Presidente al poner todo su capital dentro de un fideicomiso que él no tiene que administrar en el tiempo de su mandato.

Hablás de nuevas obras públicas, que hasta aquí han sido fuentes de corrupción. ¿Qué garantiza que no haya pronto funcionarios o contratistas amigos contando dólares, si rigen las mismas reglas legales y no hay sanción judicial al corrupto?

Primero, las personas. Confío en la gente que puse en cada lugar, confío en su honestidad. Por supuesto que me puedo equivocar, pero cuando las elegí, me fijé en que fueran no sólo competentes sino también honestos. Y en segundo lugar, creo que todavía hay mucho para trabajar desde lo institucional para que no dependa sólo de las personas. Yo creo que no tiene que ver con la cantidad de controles, esta provincia siempre tuvo muchísimos controles, sino con el acceso a la información pública: que todo sea publicado, que los periodistas tengan la posibilidad de ver cada pliego de licitación, quién se presenta, a quién se adjudica, en tiempo real, y no después. Y nosotros tenemos la vocación de hacer un gobierno con información pública, empezando por nuestras propias declaraciones juradas, que ya tenemos obligación de presentar por el decreto que acabo de firmar.

En muchos partidos de la provincia, Avellaneda, Lanús, Quilmes, Lomas de Zamora, los bingos están mejor ubicados que los centros culturales o las escuelas, ¿qué medidas vas a tomar frente a la proliferación del juego, caja de la política?

Mi objetivo es que el juego no crezca en la provincia de Buenos Aires. Volver hacia atrás es difícil desde el punto de vista jurídico, porque ya hay como derechos adquiridos, pero en lo que hace a mi gestión, mi objetivo es que no avance. Y me he mantenido coherente y consistente en ese punto desde que asumí.

En un discurso advertiste que el narcotráfico había penetrado la política y otros estamentos del Estado, ¿qué estás haciendo en ese sentido?

Hay un mensaje claro y es: el Presidente, yo y muchas personas del sistema político no somos parte de eso. Reconocemos que es un problema de la Argentina y entendemos que ésta es una tarea conjunta de gobiernos provinciales, locales y el nacional, porque para poder enfrentar un problema de esta profundidad necesitás el apoyo de todos. Nosotros estamos haciendo nuestra parte: en la última reforma de estructura, unificamos el área de Narcotráfico con Delitos Complejos, porque creemos que viene asociado a otros delitos. Vamos a darle capacitación, tecnología, armamento, el equipamiento que necesita. Hay una pata que es judicial. Ahora, la Justicia tiene toda la independencia para actuar en causas. Me parece fundamental trabajar tanto en el barrio, donde tenés narco menudeo, cocinas menores, donde los chicos están expuestos al consumo; como también en el proceso de logística y distribución: hay proveedores y rutas que están expuestas y ahí tenemos que trabajar en conjunto las provincias que formamos parte del corredor y el Gobierno nacional, controlando lo que pasa. Por nuestra parte, desde que llegamos hubo 16 operativos en 16 villas de la provincia donde nunca se había entrado. La Policía hizo detenciones concretas, algo está empezando de a poco a modificarse.

Directamente no. En la campaña sí tuve una amenaza y la denuncié judicialmente, pero siendo gobernadora, de manera directa, no. Sí hay hechos que llamaron la atención y que estamos investigando.

El 24 de marzo recorriste la Mansión Seré, junto a tu ex marido, y en un momento te topaste con el cuadro de Julio López, esa mirada tan desgarradora. ¿Lo siguen buscando o ya no es prioridad?

Sí, obvio que lo seguimos buscando, es un objetivo que trasciende los gobiernos. Tenemos que seguir buscando a todos, porque hay familias que no tienen respuesta, hasta saber qué pasó en cada caso. En este sillón estuve con Estela de Carlotto hablando de eso. Es una tarea que supera lo partidario y que no importa qué gobierno esté. Debería ser una causa de todos. Yo no conocía la Mansión Seré y me alegro de haberla visitado. La remodeló la gestión anterior, pero me parece un ejemplo de memoria y vida: es impresionante que en un lugar donde hubo tanto horror haya un parque, gente tomando mate y chicos corriendo, me encantó eso. Y claro, estaban las figuras de los desaparecidos y me encontré con el rostro de Julio López y dije: "Él también, ¿no?". Fue fuerte.

¿Cuántas enfermeras, médicos, maestros y policías faltan para que los servicios provinciales mejoren?

Yo creo que faltan mejores salarios. Me encantaría que ganen todavía más. Hicimos la mejor oferta que pudimos en el contexto de una provincia quebrada. En algunos casos falta personal, pero en otros falta subir el salario y, en algunos otros, las dos cosas. Pero ahí también hay una deuda. El ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, dice que un buen policía vale por 10, y yo creo que tiene razón y que hay que apostar a la inmensa mayoría de honestos y darles las herramientas. Hay 9.000 patrulleros, necesitamos 20.000. Tenemos que cuidar a los que nos cuidan, les tenemos que dar la señal de que nos importan.

Y así, María Eugenia Vidal, puntal de la victoria electoral de Macri, combina sus roles de madre y gobernadora. Hoy domingo, estará atenta al teléfono rojo. Mientras, irá a la panadería La Española de Castelar a comprar las facturas.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 10
awacs

2 de mayo de 2016 12:44

A maduro el unico futuro es como fugado o colgado en una plaza, ya los venezolanos estan hartos de el chavistas y no chavistas

andami

2 de mayo de 2016 11:22

Trump es un peligro mundial, el Maduro de EEUU

estilojuanpa

2 de mayo de 2016 10:37

Que bueno sería una seria autocrítica y no victimiarse. Esto es lo logrado en muchas decadas , que el comportamiento latino ,esté en boca de todos , que haya aparecido un Trump a decirlo , es una anécdota más . En Europa piensan lo mismo y en algunos Países ,cuando están por aterrizar los aviones, hacen llenar una hoja de migraciones ,donde una de las preguntas es ,si en los seis días anteriores ,se estuvo en Africa o en América Latina . #CapitalizarLaCrítica #NoVictimizarse . Y si Trump gana, que lo dudo . Pero si Trump gana que cumpla lo que promete y expulse debidamente .

fuerabicho

2 de mayo de 2016 02:59

A los que piden oratoria, les aconsejo comprar "Las ochocientas cincuenta cadenas nacionales de Cris", y pueden hasta tener orgasmos. A Cornejo solo le pido que conduzca como lo hizo en Godoy Cruz, y vamos a estar mucho mejor. Basta de cuentos y sobre todo de las opiniones de personajes descalificados con la emisión del voto hace diez meses como las taradas Fadel (que entregue al sobrino asesino) y la inútil de Fernández Sagasti, de la cual solo se sabe que quiso echar por viejo al mejor juez que ha tenido la Corte Suprema. Ah, no se olviden de contribuir con el fondo "Rescatando al soldado Baez", de las fauces implacables de la Afip, de los jueces, o mátenlo antes que abra la buzarda y deje descolocada a la bipolar.

angus cuyanos

2 de mayo de 2016 02:20

Desde el 83 que les venimos viendo las caras, son concejales, son diputados, son senadores, son fiscales, pero NUNCA SE DESPRENDIERON DEL ESTADO. NO TRABAJARON NUNCA, porque hace más de 30 años que viven de la política y cobrando del estado. Y DESPUES HABLAN MAL DE LOS EMPLEADOS ESTATALES, SI ES A ELLOS A QUIENES HAY QUE ECHAR, POR NO TRABAJAR!!! Che inmigrante te falto poner echar los atorrantes ñoquis que han ido entrando con cada tanda cada dos años!

melinsot86

2 de mayo de 2016 01:06

el se gobernador no solo no tiene oratoria , sino que tampoco sabe leer correctamente el discurso mas de lo mismo, muchas frases hechas ...prometio una provincia con arcoiris y pajaritos, demasiado utopico si tenemos en cuenta la realidad que estamos viviendo los mendocinos

poroto

1 de mayo de 2016 23:47

Me pregunto porque tantos vallados para los gremios y los trabajadores? No tendrá miedo!!!. Me trajo a la memoria la época de los milicos. Lo que pasa que lo único que ha hecho el gobernador hasta ahora es hablar mal de los empleados públicos, hecharlos sin motivos y bastardearlos con el sueldo, pero hasta ahora NO HA HECHO NADA DE LO QUE DEBE HACER.....GOBERNAR PARA TODOS.

tsunami

1 de mayo de 2016 23:28

Comparto TOTALMENTE LA OPINION DE "INMIGRANTE". Es más de lo mismo. En referencia al discurso de Cornejo, no se podía esperar tampoco nada rutilante. Realmente le falta piné para ser gobernador. Deja mucho que desear como tal. Esta alicaída provincia llamada Mendoza y, según dicen, la cuarta en importancia del país, desgraciadamente siempre adoleció de pésimos gobernadores en relación a otras provincias inclusive más chicas. Su discurso leído ( carece de oratoria y lenguaje adecuado acorde a tal función) , es la repetición de otros tantos llevados a cabo por anteriores "charlatanes" que pasaron por dicho cargo. Un listado de cosas que nunca se cumplirán o , en el mejor de los casos será a medias , que adolecerán de los mismos problemas y ulteriores criticas que ahora le hacen a los incumplidores y "charlatanes" que se fueron. Por otro lado, dentro de las pocas cosas rescatables de sus promesas, está lo atinente a la educación con la creación de escuelas y fortalecimiento del sistema educativo. Así las cosas, por su paupérrimo "mensaje leído", debiera hacerse un lugar y ser uno de los primeros alumnos en anotarse en una escuela terciaria para que APRENDA A LEER COMO LA GENTE y como apetente político que se viene demostrando a lo largo de los años, también APRENDA ALGO DE ORATORIA.

melinsot86

2 de mayo de 2016 01:08

ver a la gente detras de las vallas realmente ea muy triste si tienen huevos para tomar las decisiones y hablan sin pelos en la lengua, al menos tengan la delicadeza de dar la cara

inmigrante

1 de mayo de 2016 23:01

Desde el 83 que les venimos viendo las caras, son concejales, son diputados, son senadores, son fiscales, pero NUNCA SE DESPRENDIERON DEL ESTADO. NO TRABAJARON NUNCA, porque hace más de 30 años que viven de la política y cobrando del estado. Y DESPUES HABLAN MAL DE LOS EMPLEADOS ESTATALES, SI ES A ELLOS A QUIENES HAY QUE ECHAR, POR NO TRABAJAR!!!