Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

María José Lubertino lanzó su candidatura a jefa de Gobierno porteña

2 de enero de 2014 23:44
51 0
María José Lubertino lanzó su candidatura a jefa de Gobierno porteña

La ex legisladora del Frente Grande-Frente para la Victoria María José Lubertino eligió la red social Twitter para lanzar su candidatura como jefa de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Ya sin un cargo formal dentro de las filas del kirchnerismo dijo que Twitter es una herramienta que le permite estar presente como política e interactuar con la gente sin intermediarios.

En una entrevista con LA NACION consideró que éste es un tiempo de crisis para los porteños y una oportunidad de recordarles a todos los ciudadanos que tiene voluntad de hacerse cargo de la ciudad en 2015.

"En el siglo XXI se tienen que poder resolver los temas que hacen a la vida cotidiana, que implican planificación urbana estratégica", dijo. Enumeró los temas prioritarios: "Lo fundamental en la ciudad es acabar con las inundaciones, dar una vuelta de tuerca al tema de la basura y convertir a Buenos Aires en una ciudad verde y tener un plan energético, con una estructura energética propia; con energías no renovables es posible hacer una prevención de situaciones caóticas como la actual". También propone urbanizar las villas, trazarle las calles e incluirlas como barrios de la ciudad.

Lubertino comentó que su voluntad de construir una alternativa de gobierno al macrismo no es nueva. Ahora no tiene un cargo, pero fue diputada nacional en 2003, estuvo al frente del Inadi desde 2006 a 2009, que es cuando se incorpora al gobierno Néstor Kirchner, y después fue legisladora por la ciudad hasta el año pasado.

"Ahora estamos pasando una nueva situación crítica por los cortes de luz , en otro momento por las inundaciones, donde incluso terminan muriendo personas y hay situación de abandono de muchos ciudadanos. Todo esto reactiva nuestra voluntad, no sólo la mía sino la de muchos compañeros del Frente Grande, de ofrecer en la ciudad una alternativa y construirla con un conjunto de fuerzas políticas de quienes quieran un cambio", manifestó.

-Este es un gobierno que subejecuta en políticas sociales, en infraestructura imprescindible y que hizo del marketing político la centralidad de su gestión. Por eso es imprescindible trabajar en las confluencias y en los encuentros que den cuenta de un cambio.

-No me desentiendo de los pendientes en el ámbito nacional, porque obviamente los temas como los cortes de luz no son exclusivamente de la ciudad. Porque aunque la responsabilidad central es de las empresas distribuidoras y aunque esto viene atado a las comisiones de las concesiones a 99 años que dejó Carlos Menem, siempre creo que se pueden correr los límites y modificar cosas aún en contexto de restricciones. Por eso creo que necesitamos medidas porque estamos prisioneros de un marco regulatorio que dejó el menemismo no sólo por las concesiones a 99 años sino porque los mecanismos de control de las empresas no es adecuado. El ENRE es un ente que tiene facultades de control ex post facto, cuando ya sucedieron los hechos, cuando lo único que pueden hacer es poner una multa. Hay que tomar medidas más estructurales de cambio, no necesariamente la estatización, pero sí con un control estatal en serio. Hoy los controles llegan tarde y no pueden actuar en prevención.

No me desentiendo y soy parte del proyecto nacional y no me desentiendo de los cambios que hacen falta. Cuando pongo el foco en la ciudad de Buenos Aires es porque pongo el foco a la altura de las posibilidades de nuestro espacio político.

-Los apoyos se construyen desde abajo, poniendo un granito de arena todos los días. La construcción no tiene que ver con lo que deciden los otros sino con lo q se construye como colectivo. Es un desafío.

-Somos un grupo muy activo en este tema. Las inundaciones son producto de falta de infraestructura, pero también resultado del cambio de matriz: el gobierno de Macri armó una ciudad donde hay más cemento -por la implosión inmobiliaria- pero con más problemas de vivienda para la gente. Más cemento, pero menos viviendas.

Resolver los problemas de inundaciones implica: acequias, lagos reguladores, entre otras propuestas que tenemos, pero también implica que no se puede seguir construyendo en una megalópolis de estas dimensiones porque la infraestructura no lo resiste sin las inversiones respectivas y porque por otro lado no podemos hacer desaparecer los espacios verdes. Mantener empedrado y recuperar espacios verdes parecen cosas menores pero son elementales para mantener la permeabilidad en una ciudad en la que no paran de meter cemento robándoselo a las plazas.

-En materia de villa impulsamos un programa donde hay que resolver de manera ordenada las viviendas. Esto implica en algunos casos relocalizar pero lo que hay que hacer es urbanizar las villas: abrir las calles como corresponde, ponerles nombres, incorporar a las villas como barrios de la ciudad que son.

-Esta es una herramienta de comunicación fantástica porque no tiene mediaciones. A pesar de la limitación de los 140 caracteres, lo que sucede es que yo estoy presente y contesto uno a uno, persona por persona a las más de 600.000 que escriben. Salvo cuando hay personas que escriben de mala fe o que son agresivas, ero aunque estén enojados o piensen diferente les contesto por la obligación que siento como persona política.

-Hace 30 años que construyo en estos temas. Sigue siendo lacerante la violencia de género. Creo que se avanzó muchísimo en legislación, en los marcos internacionales, pero hace falta mayor eficacia en las acciones concretas y creo que esto se debe asumir como una política de Estado de los municipios, las provincias y a nivel nacional. Hay muy buenas iniciativas pero hace falta un cambio es cultural y falta una vuelta de tuerca en la comunicación y la contundencia del mensaje: impunidad cero para la violencia de género.

El otro debate es el de los derechos sexuales y reproductivos. Hay que insistir con un debate a fondo en el código civil que tenemos posibilidad de volver a discutir en el Senado. El código civil es muy progresista y avanza muchísimo pero no pueden dejar de discutirse aquellos temas en los que ha habido retroceso o que se pueden mejorar. Lo mismo el código penal: los movimientos de mujeres no queremos que la redacción del punto de aborto que hay en el código penal sea peor que el que había en el siglo 19.

-Por supuesto que sí. Una sociedad respetuosa de la opinión de todo el mundo pero que no le imponga a nadie la voluntad de otro usando el Estado desde una perspectiva fundamentalista.

-La Presidenta es democrática y va a respetar un debate parlamentario en esta materia porque ella es un ejemplo de lo que fue ser una legisladora polémica y una parlamentaria ardiente cuando su propio partido no comulgaba con los puntos de vista que ella tenía. Me siento plenamente identificada en este aspecto y daré los debates hasta las últimas consecuencias desde el lugar que me corresponde.

-¿Por qué presentó un amparo cuando aumentó el subte y no ahora que aumentó el colectivo?

-Como diputada de la ciudad presenté un proyecto para que Buenos Aires se haga cargo de las líneas de colectivo locales para tener la decisión política sobre las concesiones y las tarifas. La ciudad ha rehuido a esa posibilidad. Los marcos regulatorios de la ciudad obligan a un sistema de audiencia pública para aumentar las tarifas, por eso es fundamental que lo que pueda depender de la ciudad pase a la ciudad. A nivel nacional habría que avanzar en una regulación en materia de servicios públicos para que también tenga un sistema de audiencias públicas. No debería haber aumento de tarifa sin audicencias públicas y sin las organizaciones puedan mirar la estructura de costos.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0