Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

La maratón de Venecia, o cómo correr con el agua casi a la altura de las rodillas

31 de octubre de 2018 04:52
6 0
La maratón de Venecia, o cómo correr con el agua casi a la altura de las rodillas

Las imágenes que llegan desde Italia son duras: tormentas, inundaciones, evacuados y lamentablemente 9 personas fallecidas hasta el momento. Los factores climáticos adversos se desataron hace dos días en distintas zonas del país europeo y en el caso de Venecia, la crecida del agua dejó postales que hacía tiempo no se veían en la pintoresca ciudad de los canales. Con la Plaza San Marcos irreconocible, lo mismo que el tradicional puente Rialto, que cruza el Gran Canal, y sus góndolas a nivel de las calles. El fenómeno, conocido como Acqua Alta, alcanzó los 156 cms de altura.

Ahí mismo, hace 48 horas, cuando el agua empezaba a evidenciar signos de crecida, se corrió la maratón de Venecia, prueba del calendario tradicional. En algunos sectores de la carrera el piso estaba seco; en otros, mojado. Y en algunos, se vio a los corredores chapoteando directamente en el agua, tratando de hacer equilibrio. Si ya es difícil completar una distancia de 42 kilómetros, hacerlo con el agua casi a la altura de las rodillas dificultó sobremanera el accionar de los participantes.

"Correr con los pies bajo el agua no es agradable, pero aquellos que decidieron participar en el maratón de Venecia ciertamente sabían que también podrían vivir esta experiencia, y para algunos también fue emocionante", señaló la organización de la carrera en su sitio web, donde a la vez admite que las condiciones no eran óptimas.

La largada de la maratón de Venecia se realizó en el pueblo de Stra, a unos 25 kilómetros de la ciudad. Y los participantes fueron atravesando por diferentes grados de complejidad, hasta que cruzaron el Puente de la Libertad y accedieron a Venecia. En algunos sectores, transitan por senderos empalizados, que los protegen del agua. Pero en otros segmentos no les quedó más alternativa que correr chapoteando. Con un esfuerzo físico superior al habitual y, lógicamente, redondeando tiempos más lentos producto de las precauciones que deben tomar para no caerse.

Fueron cerca de 7000 los participantes. El vencedor en varones fue el etíope Mekuant Gebre, que empleó un tiempo de 2h13m13s, unos 3 minutos más que el ganador del año anterior. Entre las mujeres, se impuso la keniata Angela Tanui, con 2h31m30s.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0