Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Massa se mete en las villas a pelear el voto kirchnerista

10 de octubre de 2015 03:59
18 0
Massa se mete en las villas a pelear el voto kirchnerista

Quiere visitar dos por día en el conurbano y en el NOA; respuesta a Macri por el ballottage

"Yo quiero llegar de improvisto al barrio. Y quiero entrar solo", fue el pedido que Sergio Massa le hizo a su equipo de campaña, para que organicen el tramo final de su campaña. En las próximas semanas, el candidato presidencial de UNA quiere visitar por lo menos dos villas por día, sin avisar antes. Apuntará a las barriadas que albergan al núcleo duro del voto kirchnerista: en el conurbano bonaerense y en el Norte del país.

El dilema para el equipo de campaña pasa por cómo conjugar las ganas del tigrense de llegar sin previo aviso a las casas de los vecinos con la necesidad de alimentar con imágenes a los medios de comunicación.

La tarea quedó en manos de Diego Santillán, quien fue jefe de la campaña por la intendencia de Tigre, en 2007, cuando Massa usó el mismo método. "No se trata de avisar ni elegir vecinos por Facebook, como hace Pro. La idea es, a lo sumo, que lo acompañe el candidato local o algún vecino y que Sergio haga lo que le sale mejor: meterse, charlar, el contacto con la gente", le dijo Santillán a la nacion. "Luego Massa se acercará a alguna zona comercial del barrio para hacer prensa", completó.

La intención de que esas recorridas ocurran en el conurbano bonaerense y en el Norte argentino pasa por "comerle" votos a Daniel Scioli, explicaron en Tigre.

"Macri y Stolbizer no pueden aspirar a ese voto kirchnerista. Sergio sí", indicaron. "Se trata de sumar cada voto posible para superar a Macri y meternos en el ballottage. Y, si son votos de Scioli, también evitamos que gane en la primera vuelta", completaron.

Con el gobernador bonaerense en la mira, el tigrense desembarcó ayer en Bahía Blanca, donde inauguró un taller con el intendente Gustavo Bevilacqua. Para entonces, ya circulaba un comunicado en el que Massa, destemplado, afirmaba: "Scioli no tiene huevos para luchar contra la inseguridad ni para debatir, pero sí para gritar en el papi fútbol".

Fue una reacción demasiado virulenta para lo que había sido una chicana de Scioli la tarde anterior, cuando dijo que estaba afónico por gritar sus goles contra el club de Massa, Glorias de Tigre. La redacción del comunicado generó reproches, ayer, en el frente UNA.

Por la noche, al inaugurar un hospital materno infantil municipal, en Tigre, Massa suavizó el tono pero repitió el mensaje: "Quiero decirle a quienes compiten conmigo por el cariño de la gente que bajen un poquito la soberbia. En lugar de gritar goles, que el gobernador grite al lado de las madres que lloran porque sus hijos murieron por la inseguridad o porque sus hospitales no son como éste, no tienen jeringas ni gasas".

También apuntó a Macri, que ayer dio por descontado que Massa lo apoyará en un ballottage. "Quiero decirle al ingeniero que no se coma el desayuno antes de la cena. Vamos a estar en la segunda vuelta y vamos a cambiar una página de la historia. No se dejen llevar por la soberbia", completó.

De la mano del padre Pepe Di Paola, Felipe Solá recibió ayer otro guiño vaticano. El candidato a gobernador de UNA visitó al cura en la villa "La Carcova", donde dialogaron sobre el avance del narcotráfico. El martes, Solá había recibido el apoyo de Gustavo Vera, de La Alameda, otro hombre ligado a Francisco.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0