Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Mauricio Macri sella la paz con Clarín y quiere tener una nueva ley para "telcos" y "cableros" en 2017

30 de diciembre de 2015 18:21
36 0
Mauricio Macri sella la paz con Clarín y quiere tener una nueva ley para "telcos" y "cableros" en 2017

El presidente Mauricio Macri barrió en sus primeros 20 días de gestión con la herencia legal kirchnerista que regulaba los millonarios negocios de la comunicación audiovisual y de telecomunicaciones, e iniciará el año nuevo 2016 con un manejo estatal unificado de esos sectores, la paz sellada con el grupo Clarín, y el comienzo del debate de una nueva ley para fomentar la competencia y las inversiones de las “telcos” y los cableoperadores.

Según se desprende de los anuncios que hizo este jueves el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en una sorpresiva conferencia de prensa en la Casa Rosada, Macri apunta a tener en 2017 una nueva ley que reemplazará los marcos legales sancionados en el kirchnerismo con las leyes de la comunicación audiovisual (mal llamada “ley de medios”) y Argentina Digital, que afectaba a las telecomunicaciones.

“Por decisión del presidente Macri, hoy se termina la guerra del Estado contra el periodismo”, dijo, con tono fundacional, Peña, quien anunció la fusión de las autoridades federales de la comunicación audiovisual (AFSCA) y de las tecnologías de la información y la comunicación (AFTIC) en un nuevo organismo, el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).

El nuevo ente, que comenzará a funcionar el lunes, estará encabezado por Miguel de Godoy, quien fue el responsable del aparato de medios del Gobierno porteño durante las gestiones de Macri en la Capital Federal.

A diferencia de las intervenciones de AFSCA y AFTIC, que fueron por decretos comunes, la creación de la Enacom fue por un decreto de necesidad y urgencia (DNU), lo que motivó duras críticas de voceros kirchneristas como las legisladoras Diana Conti y Gabriela Cerruti y el ex titular del primero de esos entes, Martín Sabbatella.

Con este DNU, “comienza una política pública de comunicaciones del siglo XXI”, aseguró Peña, quien habló flanqueado por De Godoy y el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, de quien dependerá el Enacom.

El anunció del DNU que crea el Enacom se conoció una semana después que Macri ordenara la intervención de AFSCA y AFTIC, organismos que dejarán de existir a partir del decreto.

“Por decisión del presidente Macri, desde mañana (por el jueves) habrá una sola entidad que regule las comunicaciones que tendrá representación parlamentaria”, afirmó el jefe de Gabinete.

Además de esa presencia legislativa con el cual buscará atraer a legisladores opositores que no formen parte del kirchnerismo, el otro anuncio de Peña para captar ese respaldo es la creación de una comisión bicameral en el Congreso que estudie la posibilidad de una nueva iniciativa que unifique la ley de servicios de comunicación audiovisual y la de tecnología e información.

“Mientras se dé el marco de discusión de una nueva ley, defenderemos y haremos que se cumplan” las actuales leyes, aclaró Peña.

El Enacom tendrá “representación parlamentaria”, pero “a diferencia de lo que pasó hasta acá tendrá participación” activa en las decisiones del organismo, prometió Peña.

El nuevo ente tendrá siete miembros, cuatro propuestos por el Poder Ejecutivo y tres por las tres principales fuerzas con representación en el Congreso.

“Es importante que se dé un marco de discusión para una nueva ley que integre a ambas leyes, elimine contradicciones, y que todos los argentinos estén conectados y tengan una mayor pluralidad de voces”, expresó.

Peña estimó que la discusión parlamentaria del nuevo marco legal “llevará "por lo menos un año de discusión”, y que en ese plazo se dará la “convergencia tecnológica”.

“Esa guerra tuvo muchos capítulos que tuvieron distintas expresiones pero siempre motivados en una visión cerrada de la democracia y autoritaria que planteaba que aquel que no se disciplinara a la voluntad y pensamiento que propiciaba la Presidenta era alguien que debía ser combatido y perseguido por el Estado”, describió.

Al justificar los cambios por DNU en la ley de comunicación audiovisual, Peña dijo que “con el tiempo, quedó claro que el principal objeto de la AFSCA no era aplicar la ley sino ser un arma en la guerra contra el periodismo”.

“El resultado de esa guerra es malo para todos. No ha habido ningún beneficio para los argentinos, no habido un aumento de cantidad de medios ni de conectividad, tenemos celulares que no andan”, dijo el jefe de Gabinete, al mezclar el conflicto entre Clarín y el kirchnerismo con el estado de las telecomunicaciones.

“Tenemos una Argentina dividida y peleada con una tensión permanente hacia el trabajo del periodismo. El periodismo debe ser siempre independiente y crítico del poder. Esa es su tarea y ese es el sentido que tiene dentro de la democracia”, afirmó Peña.

Las empresas de telecomunicaciones volvieron a estar en el foco de los anuncios oficiales, como sucede desde el 10 de diciembre, cuando asumió Macri.

Peña prometió que “se van a sacar cepos a la industria para que se puede modificar y mejorar la necesidad de inversiones para que pueda estar más claro el marco normativo y que haya un contexto de competencia que tiene que haber en el sector”.

Aunque el funcionario no precisó los “cepos” a los que se refería, se supone que derogará el artículo 41 de la ley audiovisual, que impide la transferencia o venta de licencias, y que la Corte Suprema declaró constitucional en 2013.

Otro guiño al grupo Clarín, copropietario del mayor cableoperador nacional, Cablevisión y del proveedor de Internet sobre esas redes, Fibertel, es que la TV por cable no será regulada por la ley audiovisual, que equipara ese servicio con la TV abierta y la radio, sino que estará bajo la ley Argentina Digital.

La creación del Enacom continuó a la intervención por seis meses de AFSCA y AFTIC y la anterior creación del Ministerio de Comunicaciones.

La ley de comunicación audiovisual fue sancionada en 2009 y la de Argentina Digital en 2014 por el Congreso nacional.

Artículos clave de la norma audiovisual fueron litigados por el grupo Clarín y motivaron un fallo de la Corte Suprema de Justicia en 2013 que validó su constitucionalidad plena.

En rigor, no son las primeras modificaciones que sufre la ley de comunicación audiovisual, aunque Macri estrenó la vía de decretos para hacerlo.

El kirchnerismo, que impulsó la norma, la había alterado en un aspecto central con la sanción de la ley Argentina Digital en diciembre de 2014, cuando autorizó el ingreso de los operadores de telefonía al mercado audiovisual y relajó los objetivos de limitación a la concentración previstos en la ley audiovisual de 2009.

Fuente: iprofesional.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0