Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Messi se reinventa: de goleador a pasador

24 de septiembre de 2014 04:00
4 0

La primera gran empresa a la que se enfrentaba Luis Enrique entrando en la temporada era descifrar qué ocurría con el atribulado Messi, muy lejos de su nivel en los últimos 18 meses. Si bien su caudal goleador apenas se resintió, su influencia en el juego se diluyó progresivamente. Ahora, el Diez es el único futbolista al que el entrenador ha concedido todos los minutos, en los que está mostrando una versión no muy explorada de si mismo hasta la fecha.

En lo que ha transcurrido de competición, asistimos a la reinvención de Messi, que se ha alejado del área y está teniendo una aportación decisiva en el fútbol del nuevo Barcelona. Es el Messi quarterback. En los cinco partidos que ha disputado esta temporada contabiliza 6 asistencias y 24 ocasiones creadas (1 pase de gol cada 75 minutos y casi 5 situaciones establecidas cada noventa minutos). Messi está en todo lo que genera el Barcelona en ataque, algo que no ocurrió en la pasada temporada, cuando esencialmente era un finalizador. El curso 2013-14, Messi promedió una asistencia cada 233 minutos y 2,3 ocasiones creadas por partido.

Esta tendencia, de un Messi cada vez más limitado a la función de goleador fue la culminación de un proceso que empezó a gestarse en la temporada 2012-13, cuando propició 1,4 ocasiones por partido y registró un pase de gol cada 226 minutos. Su último gran curso como amenaza global fue el 2011-12, la última temporada de Guardiola, cuando regaló un gol cada 140 minutos y anotó 73, su mejor cifra goleadora de siempre.

La primera gran empresa a la que se enfrentaba Luis Enrique entrando en la temporada era descifrar qué ocurría con el atribulado Messi, muy lejos de su nivel en los últimos 18 meses. Si bien su caudal goleador apenas se resintió, su influencia en el juego se diluyó progresivamente. Ahora, el Diez es el único futbolista al que el entrenador ha concedido todos los minutos, en los que está mostrando una versión no muy explorada de si mismo hasta la fecha.

En lo que ha transcurrido de competición, asistimos a la reinvención de Messi, que se ha alejado del área y está teniendo una aportación decisiva en el fútbol del nuevo Barcelona. Es el Messi quarterback. En los cinco partidos que ha disputado esta temporada contabiliza 6 asistencias y 24 ocasiones creadas (1 pase de gol cada 75 minutos y casi 5 situaciones establecidas cada noventa minutos). Messi está en todo lo que genera el Barcelona en ataque, algo que no ocurrió en la pasada temporada, cuando esencialmente era un finalizador. El curso 2013-14, Messi promedió una asistencia cada 233 minutos y 2,3 ocasiones creadas por partido.

Alrededor de este Messi aglutinador, todo gravita en el Barcelona. Especialmente Neymar, que muestra su versión más incisiva y goleadora. El brasileño ha anotado tres goles en 110 minutos de juego, todos a pase del Diez, que está dando rienda suelta en este inicio de temporada un espíritu de volante interior. Cada vez es más palpable su presencia en el centro del campo, donde tiene calidad de sobra y una visión panorámica privilegiada para filtrar pases decisivos. Descolgado unos metros, su asociación con Iniesta y Rakitic crea ventanas de pase constantes para desorganizar al rival y su virtud para diluirse entre las líneas enemigas termina de generar el caos. Los corrimientos que propicia este movimiento en las defensas abre pasillos para que Neymar, Munir, Pedro o quien se tercie, ataquen las diagonales mientras los laterales, Alba sobre todo, dan profundidad al equipo.

Fuente: noticias.lainformacion.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0