Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Milagro Sala volvió a la prisión por no cumplir con controles médicos

15 de octubre de 2017 05:07
31 0
Milagro Sala volvió a la prisión por no cumplir con controles médicos

Fue llevada otra vez al penal de Alto Comedero, por decisión del juez; para Cristina Kirchner fue "secuestrada"

SAN SALVADOR DE JUJUY.- La dirigente Milagro Sala, líder de la agrupación Tupac Amaru, fue trasladada ayer nuevamente al penal del barrio Alto Comedero en Jujuy, luego de que el juez de control Pablo Pullen Llermanos revocara hace dos semanas la prisión domiciliaria que cumplía, desde el 31 de agosto, en su casa de Dique La Ciénaga, a 40 kilómetros de esta ciudad.

El Poder Judicial informó oficialmente que la decisión del juez se debió a que Sala incumplió y obstaculizó la orden de trasladarse al Hospital Pablo Soria para la realización de estudios y análisis médicos. Incluso, tenía turnos de atención reservados para anteayer, a los que no se presentó.

El traslado generó una fuerte reacción en el ámbito político y en organizaciones sociales, una semana antes de las elecciones.

La ex presidenta Cristina Kirchner defendió a Sala y denunció que la dirigente social "fue prácticamente secuestrada, arrastrada y llevada en un auto sin patente" al penal de Alto Comedero. Reclamó al gobierno nacional y a la Corte Suprema de Justicia que "pongan un freno a tanta locura y violación de los derechos humanos".

La medida judicial se efectivizó a las 7 de la mañana, con presencia de personal judicial, policial y médico y, en consecuencia, dejó sin efecto la resolución por la que Sala cumplía prisión preventiva en el inmueble de su propiedad.

En la resolución que había otorgado el beneficio de la prisión domiciliaria, el juez había fijado condiciones que la detenida debía cumplir, bajo apercibimiento de revocatoria. Uno de los puntos se refería a los controles médicos.

"La imputada deberá someterse a un control médico y psicológico dos veces a la semana, el cual estará a cargo del Departamento Médico del Poder Judicial. En caso de resultar necesario, el traslado de la encartada por razones sanitarias tendrá lugar con autorización judicial y con personal y vehículo de Gendarmería Nacional", ordenaba el magistrado en la resolución.

Cumpliendo con los requerimientos de los organismos internacionales, que plantearon como principal motivo para el traslado a su domicilio el cuidado de la salud y la integridad física de la detenida, el juez ordenó la realización de controles médicos, que incluían varios estudios. El juzgado solicitó los turnos necesarios en el hospital público y ordenó el traslado de Sala hasta el nosocomio de cabecera de San Salvador de Jujuy.

La Gendarmería intentó cumplir con la orden del juez pero, según la información oficial, Milagro Sala se rehusó a ser trasladada hasta el hospital.

Frente a esta situación, Pullen Llermanos revocó el beneficio de la prisión domiciliaria por incumplimiento de una de las condiciones del beneficio.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, dijo que el gobierno nacional "está analizando si hay alguna situación irregular" en la decisión del magistrado. Sin embargo, enfatizó que "es un juez independiente, que toma una decisión en el marco de sus competencias. Veremos cuál fue la situación que generó esto y la evolución".

Por su parte, en línea con lo que expresó la ex presidenta Cristina Kirchner, la abogada defensora de Sala, Elisabeth Gómez Alcorta, calificó el traslado hasta el penal como un "secuestro".

En el mismo sentido se expidió el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que dirige el periodista Horacio Verbitsky, quien cargó contra la Corte Suprema de Justicia. "La Corte es cobarde con respecto a la situación de Milagro Sala. Hace seis meses podría haber resuelto el tema y no lo hizo", declaró Verbitsky.

En tanto, el esposo de Sala, Pedro Raúl Noro, rechazó el "carácter intempestivo" del traslado de su mujer y detalló que "se la llevaron en pijama y descalza", denuncia a la que se sumó el CELS.

Al respecto, el juez Pullen Llermanos desmintió que Milagro Sala hubiera sido trasladada desde su domicilio en "pijama y descalza", como indican desde el CELS.

Por otra parte, el presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Francisco Eguiguren Praeli, se mostró "preocupado" por la decisión de la justicia jujeña y consideró "un retroceso" el levantamiento de la detención domiciliaria. "La CIDH fue clara, recomendando medidas alternativas a la prisión. Es un retroceso. Habrá que ver cuáles son los fundamentos [del traslado]", sostuvo.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0