Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Millones de venezolanos votan en una consulta simbólica contra el proceso constituyente impuesto por Nicolás Maduro

16 de julio de 2017 17:53
3 0
Millones de venezolanos votan en una consulta simbólica contra el proceso constituyente impuesto por Nicolás Maduro

La alianza opositora quiere evitar el plan del presidente de reescribir la Constitución

Más de dos millones de venezolanos han votado durante las tres primeras horas de la consulta popular contra el proceso constituyente impuesto por Nicolás Maduro , según los primeros datos aportados por la oposición.

Una votación que mantiene colas enormes en varios distritos de Caracas, como en La Candelaria, vecina al Palacio de Miraflores, y en Catia, zona popular al oeste de la capital. La calma y la alegría son predominantes cuando se cumplen 107 días de la ola de protestas antigubernamentales, pese a varios incidentes aislados protagonizados por radicales chavistas. En Catia cientos de personas recriminaron a los militares de la Guardia Nacional, cuerpo clave en la represión, con gritos de "¡asesinos!".

Algunos venezolanos acuden vestidos con los tres colores de la bandera nacional, con gorra calada, incluso las habituales camisetas o chaquetas deportivas que también lucen sus líderes políticos. Otros visten de blanco, que representa la paz. Poco importa: la presencia es masiva en los más de 2.000 puntos "soberanos" instalados por la oposición en todo el país.

"Estamos haciendo historia", proclamó orgulloso Julio Borges, presidente de un Parlamento que se ha convertido en el principal bastión de la consulta, seguido muy de cerca por la Iglesia Católica, que ha aportado parte de sus centros para las urnas. "Marcará un antes y un después. Hoy como nunca vamos a demostrar al mundo entero y a quienes tienen el poder que el pueblo venezolano es el dueño de su destino", agregó Borges.

"La organización y activación de la ciudadanía es impresionante dentro y fuera del país", acotó el jesuita José Virtuoso, rector de la Universidad Católica Andrés Bello y uno de los garantes del proceso.

La votación marcha con fluidez y solo ha sufrido "interrupciones" provocadas por el oficialismo. En Amazonas bombardearon con gases lacrimógenos uno de los centros. En Cojedes, un camión municipal vertió aguas negras en el punto de votación. En Barinas, la policía trancó el acceso a las urnas. Y en el San Agustín caraqueño se vieron obligados a trasladar el centro tras la irrupción violenta de colectivos revolucionarios, que destrozaron los cuadernos de votación.

"Hubo intentos de saboteo, pero continúa el proceso. Todas nuestras expectativas han sido superadas", confirmó Freddy Guevara, vicepresidente del Parlamento.

El huracán democrático es tan fuerte que el chavismo intentó aprovecharse, como esos corredores que van a rebufo en las carreras ciclistas. La rectora Sandra Oblitas, del Consejo Nacional Electoral, saludó la "masiva participación" en el simulacro oficialista de sus comicios a la Asamblea Nacional Constituyente. Algo que no se pudo corroborar más allá de determinadas concentraciones donde se buscó montar alguna imagen con la contrarrestar la mayoría opositora.

"Nosotros desde el chavismo le decimos a nuestros compatriotas que la Constituyente es ilegal", clamó el diputado revolucionario Germán Ferrer, marido de la fiscal rebelde Luisa Ortega.

Gabriela Ramírez, que fuera Defensora del Pueblo del primer mandatario, también tomó partido desde el chavismo crítico, mucho más que un dolor de muelas para Maduro: "El pueblo venezolano transmite este domingo su apego a la movilización pacífica y el deseo urgente de opinar políticamente. La misión del poder es mandar obedeciendo y procesar que no pueden torcerse las reglas del juego en beneficio propio".

Finalmente la censura gubernamental no pudo ponerle rejas a la marea democrática. Miles y miles de personas siguen votando a esta hora por todo el país. "Tenemos derecho a cambiar. Así se lo estamos demostrando a la comunidad internacional", sentenció a LA NACIÓN el comerciante Oswaldo Gutiérrez, de 60 años, tras votar en el punto soberano de la caraqueña Santa Mónica.

Lea también: Rosario y Santa Fe en los primeros puestos del waterpolo nacional

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0