Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Una mujer, a punto de hacer historia en Taiwán

15 de enero de 2016 17:46
26 0

La favorita es la independentista Tsai Ing-wen, quien puede convertirse en la pimera mujer presidenta de la isla, y del mundo chino parlante.

Taiwán concluyó hoy, con grandes mítines multitudinarios, la campaña de unos comicios en los que la favorita es la candidata del independentista Partido Demócrata Progresista (PDP), Tsai Ing-wen, quien puede convertirse en la primera mujer presidenta de la isla.

La prevista victoria del PDP en unas elecciones que EE.UU., principal aliado de Taiwán, también observa con atención puede suponer un giro radical en la política interna y en los lazos con China, que Tsai prometió mantener "estables" en el mitin del último día de campaña.

La lluvia y el mal tiempo reinante hoy no ahuyentaron a los taiwaneses, que llenaron los actos de fin de campaña, donde no sólo hubo discursos y banderolas, sino también actuaciones de grupos musicales.

En el del PDP, celebrado en el centro de Taipei, junto al Palacio Presidencial que Tsai puede pronto ocupar, la candidata animó a votar por su partido para dar una lección al Partido Kuomintang (KMT) "por no oír al pueblo" y para "abrir una nueva era de esperanza y reforma" y "cambiar" Taiwán.

Al mismo tiempo, prometió "comunicación y estabilidad" en los lazos con China y los aliados diplomáticos de la isla, muchos de ellos en América Latina y el Caribe.

Lejos del centro de la ciudad, en el estadio Banchiao de las afueras de Nuevo Taipei, el candidato oficialista, Eric Chu, del KMT, finalizó su campaña pidiendo el voto para mantener la "estabilidad", "la prosperidad" y la paz en el estrecho de Formosa.

Chu, a quien las encuestas colocan 20 puntos porcentuales por detrás de Tsai, acusó a su rival de "promesas vacías" y de "vaguedad" en su política hacia China.

El KMT, según todos los pronósticos, no sólo perderá la presidencia, sino también, por primera vez en la historia, la mayoría parlamentaria, lo que le dejaría sólo con el control de seis de las 22 alcaldías.

Los resultados de los comicios legislativos son la gran incógnita de estas elecciones, ya que existe una competencia reñida entre variopintos candidatos de 18 partidos, que incluyen un antiguo líder mafioso (Bai Lung), un disidente chino (Wuer Kaixi) y un famoso cantante de rock (Freddy Lim).

Los expertos no esperan graves tensiones con China en caso de confirmarse la prevista victoria independentista, pero sí la interrupción temporal de los contactos de alto nivel.

"Tras los comicios no habrá cambios dramáticos, pero sí el inicio de una nueva etapa de reforma política y un reajuste en los lazos con China sin desaceleración en los intercambios sociales y económicos", dijo a Efe el profesor de estudios internacionales Bai Fang-ji, de la Universidad Tamkang.

Estas elecciones afectan no sólo a los lazos con China, sino también al nuevo equilibrio en Asia Oriental.

"Los comicios tienen un gran impacto estratégico y económico en la disputa de soberanía en el estrecho de Formosa, y en el pulso entre China y Estados Unidos por la hegemonía asiática y mundial", subrayó al respecto la profesora Joyce Lin, del Centro Asiático de Taiwán.

En todo caso, los taiwaneses están más preocupados por la reactivación de la economía y las políticas de bienestar social que por los lazos con China o el espacio internacional de la isla, según recientes sondeos de Taiwan Brain Trust.

El descontento público con el desempeño de los gobiernos del KMT desde 2008, los escándalos de seguridad alimentaria, los bajos salarios, el alto costo de la vivienda y un deterioro de la competitividad económica de la isla presagian un voto por el cambio.

El KMT, que controló la isla desde 1949 hasta 2000 y luego entre 2008 y la actualidad, no ha logrado convencer al gran público con su gestión de los lazos con China y de la economía isleña.

Ello ha afectado a su tradicional fama de eficiente gestor económico y garante de la estabilidad con China, señaló el experto Ma Li-an, de la Universidad Tamkang.

Un difuso temor a la interferencia de Beijing, alimentada por la percibida injerencia china en Hong Kong y su uso de los grupos de intereses para influir en Taiwán, ha desencadenado oposición al oficialista acercamiento a China, dijo el experto.

Buena parte de la opinión pública considera que los lazos con China sólo benefician a los grandes conglomerados y no al pueblo, a quien no llegan "los dividendos de la paz con China", pero sí les preocupa la amenaza de un deterioro democrático como el que sufre Hong Kong.

El actual presidente, Ma Ying-jeou, del KMT, artífice de un rápido acercamiento social y económico a China que culminó en un encuentro con su homólogo chino Xi Jinping el pasado 7 de noviembre en Singapur, no pudo presentarse a los comicios, por estar en el final de su segundo mandato.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0