Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

El mundo celebra la llegada del Año Nuevo

31 de diciembre de 2016 20:15
32 0

El Año Nuevo ya comienza a dar sus primeros pasos y las principales ciudades recibieron al 2017 con espectaculares show de fuegos artificiales y música.

La ciudad de Auckland, en Nueva Zelanda, fue la primera ciudad del mundo en lanzarse a las celebraciones. Fuegos artificiales y pirotecnia desde la Sky Tower, un emblema de la ciudad dieron la bienvenida al año nuevo mientras centenares de personas celebraban en el lugar. Luego fue el turno de la ciudad de Sydney, Australia, donde los festejos comenzaron con un espectacular show de luces. Más de un millón de personas acudieron al puerto y se mostraron entusiasmadas cuando fuegos artificiales en color púrpura cayeron desde el puente del puerto al ritmo de la canción "Purple Rain", de Prince.

Fue el primer tributo musical a las grandes voces que desaparecieron en 2016 y que formaba parte del espectáculo de fuegos artificiales para toda la familia. Se trata de un preludio del gran show de luces y petardos a la medianoche para dar la bienvenida al 2017.

Sin embargo, en distintas ciudades del mundo se reforzaron las medidas de seguridad ante el temor de posibles ataques terroristas. Desde Estambul a París, pasando por Orlando, Bruselas o Uagadugú, la lista de urbes golpeadas por ataques yihadistas fue muy larga en 2016.

En Nueva York, 165 vehículos "bloqueadores" -como camiones de la limpieza- fueron colocados en "lugares estratégicos" y principalmente en las inmediaciones de Times Square, donde más de un millón de personas asistirán a la tradicional caída de la bola que anuncia el cambio de año.

En Berlín, las autoridades colocaron bloques de hormigón y vehículos blindados en las arterias que conducen a la Puerta de Brandeburgo. En Colonia, el número de agentes se ha multiplicado por 10 para evitar que se repita la ola de agresiones sexuales cometidas por migrantes que tuvo lugar el año pasado y que causó una gran indignación en la ciudad.

Los dispositivos de seguridad también se reforzaron en Roma, y especialmente en torno a la basílica de San Pedro. En Moscú, el acceso a la Plaza Roja estaba restringido, por segundo año consecutivo, a solamente 6.000 invitados.

El presidente ruso, Vladimir Putin, consideró en su mensaje de fin de año que 2016 fue un año "difícil" pero instó a los rusos a creer en su país y a permanecer unidos. Rusia resurgió como un poderoso actor internacional en 2016, sobre todo con la intensificación de su presencia militar en Siria.

Fuente: ambito.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0