Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Newell's tuvo el triunfo, pero no pudo con Lanús y resignó sus chances al título

16 de diciembre de 2013 00:51
41 0
Newell's tuvo el triunfo, pero no pudo con Lanús y resignó sus chances al título

Igualó 2-2 con el Granate, y se quedó con las ganas de ir a un desempate con San Lorenzo, que sólo igualó con Vélez. Pérez y Casco, los hgoles de la Lepra, mientras que Goltz y Pereyra Diaz, los de Lanús. 

No pudo ser. El esfuerzo de un año duro, coronado con el título en el primer semestre, terminó pagándose. Newell's llegó defeccionando a esta última chance de ir a pelear por el título, arrastrando una racha adversa de ocho partidos sin conocer el triunfo. El cotejo ante Lanús terminó siendo uno más, para la estadística. Es hora de balance. Y nadie podrá decir nada de este plantel que dejó todo. Es tiempo de descansar, barajar y dar de nuevo.

Newell's mostró una imagen de recuperación al menos hasta la media hora inicial. Con la libertad de Maxi Rodríguez bien adelante para erigirse en el conductor de un equipo al que le faltó un poco más de profundidad, el conjunto rojinegro volvió a hacer gala de su dominio del balón y, mucho mejor, de una correcta administración.

Dos equipos con similares característcias, con tres hombres de punta, pusieron en cancha sus ambiciones. Pero fue la Lepra quien quiso un poco más, buscando juego asociado desde Bernardi, el retroceso de Figueroa y la presencia clave de Maxi.

Claro que en apenas 3 minutos se le complicó un poco el panorama al local ya que Gabriel Heinze se retiró lesionado tras sufrir un tirón en el isquiotibial. Entró Villalba y Mateo pasó a la posición del Gringo.

Hubo algunas aproximaciones sobre las áreas, aunque faltaba profundidad. Al minuto fue Mateo con un remate mordido; a los 14' cabeceó Silva en el área chica y se fue cerca del palo derecho de Guzmán; a los 16' no le entró bien Víctor López tras un córner desde la izquierda.

Newell's tenía el control de la pelota pero no presionaba la salida del visitante y Lanús ganaba metros para armarse a través de Diego González y las apariciones de Melano y los siempre peligrosos Silva y Benítez.

Después de la media hora, Newell's pareció ceder la iniciativa y Lanús se plantó mejor. De allí que haya generado las mejores situaciones, como ese bombazo de Velázquez a los 35' que Guzmán mandó al córner. O ese centro de Benítez a los 37' -tras apilar gente por izquierda- y el cabezazo alto de Melano que sorprendió a los defensores rojinegros.

En el segundo tiempo se vivió toda la intensidad y emoción que no tuvo el primer tiempo. Lanús arrancó mejor parado. Somoza se convirtió en el distribuidor, había juego asociado y Melano y Benítez, en mayor medida, comandaban los ataques de un Lanús más concentrado, bien abastecidos por sus volantes.

Newell's no lograba hacer pie y sólo la gran figura de Maxi Rodríguez aparecía como el comodín leproso para intentar cambiar la historia.

El granate parecía mejor armado, pero a los 7' llegó una gran jugada de Maxi y de su definición vino la pelota para Pablo Pérez quien la colocó junto al palo derecho de Marchesín. Delirio en el Coloso.

Lo bueno duró poco porque en apenas 2 minutos, Paolo Goltz metió la cabeza en el área chica tras un centro desde la izquierda y decretó el empate. Todo volvía a la normalidad.

El Pelado Silva tuvo su chance a los 17' con un cabezazo claro que se fue cerca. Lanús seguía siendo un poco más.

Y la Lepra, con más corazón que ideas, llegó al desnivel cuando Casco buscó el arco a los 21' y su remate violento pegó en Izquierdoz y se fue al fondo del arco granate. A Newell's le vino como anillo al dedo justo en el momento en que peor la estaba pasando.

Claro que la visita no se amilanó y arriesgó todo. Tanto que hizo ingresar a Pereyra Díaz por el Pulpito González para jugar con cuatro hombres de punta. Y el recién ingresado no desperdició la segunda pelota que le llegó: a los 28', un centro de Somoza desde la derecha lo encontró ubicado en el vértice del área y, con un cabezazo medido, venció a un sorprendido Guzmán.

Newell's sintió el gran desgaste físico y Lanús se animó más de lo debido. Porque a los 42', en una jugada desprolija, nadie la pudo empujar cuando Maxi tiró el remate cruzado que recorrió toda el área. Y La Fiera la tuvo muy clara un par de minutos más tarde cuando no pudo conectar bien un centro desde la derecha.

El final encontró a Lanús buscando desequilibrar y a un Newell's extenuado que tuvo en su amor propio su mejor arma. El título estuvo cerca pero el esfuerzo no alcanzó. No deja de ser meritorio lo hecho por Newell's. Nadie podrá decir absolutamente nada. Ni reclamar nada.

Fuente: lacapital.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0