Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

No tenía la obligación de declarar la sociedad

5 de abril de 2016 05:39
8 0

Seis tributaristas dicen que Macri no cometió ninguna infracción

Un grupo de contadores y abogados tributaristas afirmó ayer que si el presidente Mauricio Macri fue director pero no accionista de la empresa Fleg Trading Ltd., radicada en Bahamas, no estaba obligado a declararla ante el fisco argentino.

Luego del revuelo internacional generado por esta filtración, seis especialistas en cuestiones impositivas fueron consultados por LA NACION y opinaron de manera unánime: a menos que haya constancia de que el actual presidente cobró en su momento honorarios en forma directa a través de dicha sociedad, no tenía obligación de informar nada en términos fiscales.

La misma opinión técnica surgió desde la AFIP, ante una consulta que hizo un funcionario de la Casa de Gobierno.

El tributarista César Litvin, socio del estudio Lisicki, Litvin & Asociados, dijo que "si Macri fue director y no cobró nada, no hay infracción porque si no tuvo ingreso no tiene que tener declarada la plata. Si era accionista o cobraba dividendos, sí. Estas estructuras se usan para invertir fuera del país. Eso no es delito".

El presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires, Humberto Bertazza, sostuvo que "muchas de estas intervenciones eran totalmente legales: estructuras que se armaban para solucionar problemas que tenía cada país. Sin conocer la información de Macri, es difícil opinar. Pero al aparecer como director, no tiene que declarar nada; sí como accionista. En cambio, si cobraba alguna remuneración, debería haberlo declarado porque era ganancia sujeta a renta mundial".

Omar Díaz, socio de KPMG, señaló que "las sociedades, no las personas, son las que deben informar sobre cada uno de los directores que las integran tanto a nivel local como en el exterior; en cuanto al pago al fisco, solamente surge si hay una renta".

Iván Sasovsky, socio del estudio que lleva su nombre, dijo que "no tendría por qué haberla declarado: la formación de esta clase de instrumentos no está prohibida. El hecho de que él tenga el cargo de director no lo obliga a tenerlo declarado, siempre y cuando no perciba honorarios. Si él cobraba un honorario, le hubiesen retenido impuesto a las ganancias. La resolución general 4120 de la DGI de 1996 obligaba a las empresas argentinas a informar quiénes son sus directores, pero de sociedades formadas en el país. Lo de Macri es un tema más relacionado con la ética que con un tema legal".

El abogado especialista en temas tributarios Diego Fraga también opinó que "el hecho de que haya sido director de una sociedad no indica nada en sí mismo: no tiene por qué declararla en materia fiscal. No está alcanzado por los regímenes informativos porque está en el exterior".

Víctor Fabetti, socio del estudio que lleva su nombre, agregó: "Según la normativa de Ganancias y Bienes Personales, si alguien es director de una sociedad local o del exterior no tiene que declarar nada; en cambio, si fuese accionista o si cobrara honorarios, sí debería hacerlo".

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0