Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Nueva York en emergencia por un histórico temporal de nieve

23 de enero de 2016 21:53
25 0
Nueva York en emergencia por un histórico temporal de nieve

El alcalde de la Gran Manzana prohibió la circulación de vehículos que no sean de emergencia. Hay al menos 12 muertos, la mayoría en accidentes de tránsito.

Atrincherados en sus casas, con agua y alimentos para varios días, con absoluto pánico a que se corte la luz, millones de estadounidenses hacen frente a una de las peores tormentas de nieve de todos los tiempos. Además de una gruesa capa de nieve que está por convertirse en récord en Washington y feroces vientos huracanados, ya hay más de 10.000 vuelos cancelados y todas las actividades de la costa Este están suspendidas.

En Nueva York, donde las nevadas son mucho más fuertes de lo esperado, el alcalde prohibió la circulación de cualquier vehículo. La orden es clara: quedarse en sus casas porque la tempestad es “extremadamente peligrosa” y ya ha causado 17 muertos, la mayoría en accidentes de tránsito. Las calles deben estar despejadas para los equipos de emergencia, explicó el alcalde Bill de Blasio.

La tormenta comenzó el viernes por la tarde pero la fuerza aumentó con el correr de las horas. El sábado a la madrugada, todos los estadounidenses al despertar corrieron a asomarse a sus ventanas para ver un espectáculo único de una gruesa capa de nieve, que llegaba a unos 70 centímetros en esta capital. La nevada continuó durante todo el día y se prevé que durará hasta la madrugada de hoy, por lo que podría haber acumulaciones de hasta un metro o mas, lo que rompería el récord de 1922 en Washington, una tormenta que en aquél entonces causó 100 muertos.

Se pronosticó entre 1,1 y 1,5 metros (45 y 60 pulgadas)de nieve para Washington, Baltimore y Filadelfia, 1,5 y 1,9 metros (60 y 75 pulgadas) para las zonas aledañas y uno a 1,2 metros (40 y 50 pulgadas) para Nueva York, las zonas más afectadas. La situación podría agravarse por el anuncio de inundaciones en las zonas costeras de Maryland.

Las clases están suspendidas desde el viernes, dieron asueto en todas las oficinas públicas de esta capital y los museos y lugares oficiales permanecen cerrados. En realidad, nada está abierto porque la gente no puede salir de sus casas para ir a trabajar.

La circulación del subte, los trenes y los ómnibus también están suspendidos hasta el lunes y lo único que puede verse por la calle son los vehículos de la ciudad, con palas quitanieves, que intentan despejar algunas vías de emergencia. Algunos de ellos se caen a las zanjas porque no se puede distinguir dónde termina la calle. La mayoría de los 17 muertos por la tormenta fueron por accidentes de tránsito en distintos Estados.

Los niños salieron a las calles a jugar con la nieve, con trineos, raquetas y esquíes y lo hicieron en los lugares más insólitos como por ejemplo en las avenidas que están desiertas o al lado del Capitolio, donde por cuestiones de seguridad es difícil acceder.

El propio presidente Barack Obama y su familia están en la Casa Blanca, sin actividades. Algunos atrevidos intentaron ayer por la tarde sacar con pala la nieve de las puertas de sus casas. En la televisión aconsejan para esa actividad no esforzarse demasiado, taparse la boca y no estar más de 15 minutos afuera.

Al mediodía, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ordenó que todos los vehículos que no fueran de emergencias dejaran las calles. El alcalde De Blasio pidió a los teatros y restaurantes que cerraran y mandaran “a casa” a clientes y empleados. La Gran Manzana parecía una ciudad fantasma.

Los estados de Nueva York, Carolina del Norte, Virginia, Maryland, Delaware, Pensilvania, Kentucky, Virginia Occidental, Nueva Jersey y Tennessee, así como el Distrito de Columbia, donde se encuentra Washington, declararon el estado de emergencia. Unos 114.000 hogares se quedaron sin electricidad en Carolina del Norte. También se registran cortes en el servicio en estados vecinos como Carolina del Sur, Kentucky, Tennessee, Virginia y Virginia Occidental. Quedarse sin luz, sobre todo si el servicio no se restablece enseguida, es grave porque en este país todo funciona en forma eléctrica, incluida la calefacción y las cocinas.

“Este será uno de esos eventos generacionales en que los padres relatan a los hijos lo mal que la pasaron”, dijo Ryan Maue, un meteorólogo de la Florida donde también insolitamente llegaron a caer algunos copos.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0