Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

En nueve meses, los accidentes de tránsito causaron 200 muertos

20 de noviembre de 2016 03:23
48 6
En nueve meses, los accidentes de tránsito causaron 200 muertos

En los primeros nueve meses del año, la Policía de Tucumán relevó 200 muertos en accidentes viales. Detrás de la cifra, hay historias de vidas truncas que impactan en cada familia y en la sociedad en su conjunto. Hoy se conmemora el Día Mundial de las Víctimas del Tránsito.

Hoy se celebra el Día Mundial de las Víctimas del Tránsito, una fecha institucionalizada por Naciones Unidas para concientizar sobre una problemática que se cobra millones de vidas por año.

En los primeros nueve meses del año, la Policía de Tucumán relevó 200 muertos en accidentes viales. Detrás de la cifra, hay historias de vidas truncas que impactan en cada familia y en la sociedad en su conjunto.

Sobre el país, la Argentina, a diferencia de otros lugares, no tiene nada que celebrar: en los últimos 25 años no han disminuido la cantidad de víctimas mortales en ocasión de accidentes de tránsito sino que, cuanto mucho, se ha mantenido en una dolorosa meseta, según la información de la asociación civil Luchemos por la Vida.

El listado de países que mejor hicieron los deberes en materia de tránsito está encabezado por España, que en el período 1990-2004 logró diminuir un 81% los muertos en accidentes en calles o rutas. Le siguen Suecia, con una merma del 63%; Holanda, con el 59%; y Estados Unidos, con el 27% menos. Nuestro país, sostiene Alberto José Silveira, presidente de Luchemos por la Vida, durante todo ese tiempo se ha mantenido en una cifra que oscila entre 7.000 y 8.000 víctimas mortales por año, sin poder bajar el promedio.

1.- Controles y sanciones. “Cuando un argentino viaja a España, por ejemplo, respeta todas las normas de tránsito. Y lo hace porque sabe que los controles son rigurosos; y las multas, cuantiosas. Los controles y las sanciones deben asegurar que las leyes de tránsito se cumplan, pero no tienen sentido si se hacen esporádicamente y no son rigurosas”.

2.- Otorgamiento responsable de las licencias de conducir. “En muchos municipios de la Argentina es común que otorguen las licencias por amiguismo, por dinero, o sin ningún examen al conductor. Nos hacen estacionar un auto en tres movimiento entre dos caballetes, pero lo cierto es que nunca nadie en el mundo ha muerto atropellado por un auto que está estacionando... Es importante que los municipios tomen consciencia de que la licencia de conducir debe otorgarse de manera muy responsable”.

3.- Educación Vial. “De una vez por todas, hay que dar educación vial en las escuelas”, dice el experto, con tono exaltado. “Debe darse de manera sistemática a lo largo de toda la escuela y transversal a todas las materias. No sirve una asignatura específica. En Matemáticas, en Física, en Inglés, en todas las materias se puede abordar la seguridad vial”.

4.- Infraestructura vial. “Las rutas en mal estado también ocasionan accidentes. En Argentina hay rutas que están mal, pero que además están mal señalizadas y esto atenta contra la seguridad. Falta cartelería visible y bien ubicada, banquinas asfaltadas, delimitadores, reductores y pavimento con mantenimiento periódico”, sostiene.

La mayoría de los accidentes son ocasionados por errores humanos. Las estadísticas atribuyen hasta un 85% a la imprudencia de los conductores, ya sea por exceso de velocidad, por manejar habiendo consumido alcohol o desapegándose de las normas de tránsito en general.

El resto de los accidentes están vinculados con fallas del camino o del vehículo. “Pero, en definitiva, todos los accidentes son atribuibles al error humano -sostiene Silveira-. Detrás de un camino en mal estado hay un funcionario que no cumple con su tarea. Y detrás de un vehículo que falla hay un conductor que probablemente no hizo el mantenimiento adecuado”.

La familia Coria vive a la vera de la ruta 38, en la zona del río Chico (Aguilares), donde la mayoría de los vecinos asegura que esetramo está maldecido por tantos accidentes.

“Esta ruta está endiablada” sostiene Manuel Roque Coria (51 años), un vecino de Aguilares que desde hace 20 años vive a orillas de la ruta 38, en cercanías del río Chico. Es uno de los tramos más trágicos de la carretera a causa de los accidentes de tránsito. De ahí la sentencia de Coria que, sin dudas, trató de definir lo espantoso.

En lo que va del año, en ese sector fallecieron ocho personas en distintos percances, y otras 10 resultaron heridas. Entre estas víctimas están los cinco operarios de la empresa Alpargatas, que perecieron tras colisionar de frente con una camioneta Toyota Hilux que salió de su carril. En toda la jurisdicción de la ciudad, que incluye calles y otras rutas secundarias, la cifra de muertos superó las 12 personas.

“Aquí a veces no se puede dormir por la sirena de las ambulancias y los reventones que producen los choques. Por eso tengo miedo de que, algún día, un loco vaya directo a mi casa” admite Coria. El temor es comprensible: su vivienda está a apenas unos 20 metros de la ruta. “Se pusieron luces y la locura sigue. Hay choques a plena luz del día. Hace 30 años que vivo aquí y nunca he visto tantos accidentes como ahora” agregó.

El jefe de la división Criminalística de la Regional Sur, Ramón Martínez, observó que el tramo en cuestión, que se extiende desde el río Medinas hasta el río Chico, a lo largo de 5 kilómetros, es peligroso no sólo porque la ruta tiene el ancho de una trocha que no responde al desborde de tránsito que hay en la zona, sino también porque la iluminación y las señalizaciones son escasas.

“La zona tiene varios cruces y accesos que en las horas pico genera una enorme congestión vehicular. El sector se convierte en una especie de embudo”, sostuvo. “El factor humano es otro de los que inciden sobremanera en este caos. Gente que no respeta las normas de tránsito, que circula a alta velocidad.

En esto la impaciencia se convierte en la madre de la imprudencia”, advirtió. Martínez también mencionó el hecho de que es cada vez más elevada la cifra de quienes conducen alcoholizados. Además, advirtió que los motociclistas son los más arriesgados y desaprensivos.

La intendenta de Aguilares, Elía Fernández, dijo que la elevada mortalidad que registra la ruta 38 obligó al municipio a realizar distintas obras; algunas se ejecutaron y otras están en proyecto.

“La cuestión es mejorar la seguridad de los usuarios de la ruta. Y en ese sentido hemos procedido a iluminar cinco kilómetros del tramo que se prolonga desde la Villa Nueva hasta el río Chico -precisó-. Al mismo tiempo construimos una bicisenda que llega hasta la fábrica Alpargatas”, comentó.

“Ahora nos abocamos a abrir un camino alternativo que se extenderá desde la planta textil hasta el ejido urbano, pasando por el puente nuevo sobre el arroyo Barriento. Son trabajos concretos que van a descongestionar la traza vieja de la 38 y pensamos que también contribuirán a reducir las cifras de accidentes”, resaltó. La jefa comunal también anunció que gestiona ante Vialidad de la Nación una autorización para instalar al menos dos semáforos en los sectores de mayor peligrosidad del municipio.

“Está claro que uno puede hacer trabajos que ayuden a mejorar la seguridad en la ruta -indicó-, pero si los conductores no son responsables y no respetan las normas de tránsito, vamos a tener que seguir lamentando víctimas”.

Fuente: m.lagaceta.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 6
Tiziano37

20 de noviembre de 2016 15:06

TERRIBLE REALIDAD y nadie hace nada

Elmaster Mil

20 de noviembre de 2016 03:26

Ya sea autos o motos estos vehiculos en manos de la juventud TRANSGRESORA son un poten cial PELIGRO.-

Velocidad Sanches

20 de noviembre de 2016 03:24

Quien es el responable del transito en tucuman? Alguien sabe el nombre?????? Este sr no sale a la calle? Ni en la india se ve algo así

Tizona

20 de noviembre de 2016 03:24

Aha! Y LAS MOTOS? QUE HACEMOS CON LAS MOTOS!!!

Adolfo Antonio

20 de noviembre de 2016 03:24

Otro tema es el caso de choferes de taxis y colectivos. Como la multa va para el dueño del taxi o la empresa dueña del colectivo, no respetan ninguna norma; entonces, no les interesa pasar en rojo y terminan chocando. Deberia mejorarse el sistema de registros para que, en caso de cometer infracciones, fueran, directamente, para el que manejara el vehículo en ese momento. Para esto, la multa se debería comunicar inmediatamente (y no un año despues), al dueño, y que éste la transfiriera al chofer; de este modo, los choferes van a respetar las normas de tránsito o, deberán pagar las multas... arriesgandose a perder su trabajo, en caso de no hacerlo.

nelly

20 de noviembre de 2016 03:24

Mientras tanto Manzur pide un helicóptero de 8 millones de dólares.