Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Dos países a contramano de la región en materia de inflación

24 de noviembre de 2014 06:01
3 0

Al menos en materia de inflación, el término "Argenzuela" parece cada vez más indicado. Con una preocupante aceleración del ritmo de los aumentos de precios, la Argentina y Venezuela forman un tándem cada vez más diferenciado del resto de una región que, como nunca, se puede jactar de una generalizada tranquilidad en este campo.

Como se repite cada vez más, la situación más preocupante se vive en Venezuela. Desde hace un par de meses el Banco Central de ese país (BCV) dejó de difundir los datos de inflación, que hasta ahora se daban a conocer en los primeros diez días del mes posterior. El último dato oficial fue el de agosto, cuando el costo de vida pegó un salto del 3,9% y de esta manera acumuló un incremento interanual del 63,4 por ciento.

Los analistas privados advierten que el país está sufriendo una aceleración de los aumentos de precios y proyectan que el año podría cerrar con una inflación cercana al 70%, y hasta algunas voces empresarias alertan que si el gobierno de Nicolás Maduro no hace nada, el índice podría llegar a los tres dígitos en 2015.

El modesto consuelo para los venezolanos era que, hasta esta suspensión de la publicación de los datos, el índice de inflación del país no era cuestionado por nadie, a diferencia de lo que sucede aquí con el Indec. Para el organismo oficial argentino, en octubre la inflación fue de sólo 1,2%, y de esta manera desde principios de año se llegó al 21,4% y con una marcada tendencia a la desaceleración.

El optimismo oficial, sin embargo, está muy lejos de ser compartido por los analistas privados. De acuerdo con el relevamiento que realizan diputados de la oposición a partir de las mediciones de distintas consultoras, en los últimos doce meses la inflación llegó al 41,5% y la mayoría de las proyecciones indican que, en el mejor de los casos, se terminará apenas por debajo del 40 por ciento.

Dejando de lado a Venezuela y la Argentina, el panorama regional es completamente diferente. En un ranking de inflación, el tercer lugar lo ocupa Uruguay, pero a una distancia enorme de aquellos dos países. Con la suba del 0,6% de octubre, el país gobernado por José Mujica acumuló en los últimos doce meses una inflación del 8,1% y sin signos de aceleración, ya que el índice de este año está en línea con el de 2013.

En el caso de Brasil, entre enero y octubre la inflación llegó al 5,05%, lo que implica un poco más de medio punto que la cifra acumulada en el mismo período del año pasado.

Cuando se mira a los países del Pacífico, los datos son aún más auspiciosos. Tanto Ecuador como Colombia y Perú cerraron octubre con una inflación anual por debajo del 3,5 por ciento, es decir, prácticamente la misma suba que tuvo la Argentina sólo en el mes de marzo. Chile muestra resultados que no son tan buenos, con una inflación acumulada en doce meses del 5,7%, pero con una perspectiva más positiva a partir de la baja en la cotización internacional del petróleo, que ya se trasladó a los precios locales de los combustibles.

Los números también les sonríen a las economías más chicas de la región. Después del 0% de septiembre, en octubre Paraguay registró una suba del 0,2% en el costo de vida y así acumuló en doce meses un aumento del 3,5 por ciento. Por su parte, en Bolivia la inflación del último mes fue de apenas 0,1%, y desde enero arrastra una suba del 3,59 por ciento.

"La historia de alta inflación en América latina llevó a los países de la región a luchar contra la inflación mediante regímenes de tipo de cambio fijo en los 90. Pero como al mismo tiempo se llevaron adelante políticas macro inconsistentes, la crisis asiática de 1997 hizo caer esos regímenes y dejó al descubierto su inflexibilidad para enfrentar ese tipo de escenarios", explica el economista Camilo Tiscornia. En los 2000, continúa, "se aprendió la lección y se fue a sistemas de metas de inflación (que suponen tipos de cambio flexibles) y políticas macro más sanas. Esta combinación ha hecho que en la región no haya mucha inflación, con excepción de Argentina y Venezuela"..

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0