Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Pacto con Irán: en un escrito, Cristina Kirchner negó haber cometido "una conducta ilegal" y fustigó a Bonadio

26 de octubre de 2017 20:03
27 0
Pacto con Irán: en un escrito, Cristina Kirchner negó haber cometido "una conducta ilegal" y fustigó a Bonadio

La ex presidenta se cruzó unos diez minutos con el magistrado y declaró ante los secretarios judiciales, sin responder preguntas

Es la causa más sensible en su contra y con el juez que más la altera. La ex presidenta Cristina Kirchner declaró hoy durante casi dos horas en el juzgado de Claudio Bonadio como imputada por traición a la patria por el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados por el atentado a la AMIA. La ex presidenta presentó un escrito y habló, pero no respondió preguntas.

Según pudo saber LA NACION, la ex presidenta se cruzó con Bonadio unos diez minutos en el juzgado. Pero no se dirigieron la palabra, ni se hablaron. Cristina llegó a los tribunales en un Chevrolet Prisma blanco e ingresó al edificio por el subsuelo, bajo un estricto operativo de seguridad. Subió al cuarto piso, donde se encuentra el juzgado, que en una de sus alas fue blindado al público por la Policía Federal.

Luego de que los secretarios le describieran a la ex presidenta los hechos que se le imputan, la mandataria se dispuso a hablar y se hicieron presentes Bonadio y el fiscal del caso, Eduardo Taiano. El fiscal saludó a los presentes con la mano. El juez hizo un saludo general: "Buenos días". Pero no obtuvo respuesta de Cristina, que continuó con su declaración.

La ex presidenta hizo hincapié en varios puntos de su escrito y aseguró que existieron tres factores que condujeron el memorándum: que la Argentina no permite juzgar en ausencia, que Irán no habilita la extradición de sus ciudadanos y que las circulares rojas de Interpol no obligan a los países a detener a los acusados.

Mientras Cristina declaraba, en el subsuelo de Comodoro Py, en la Sala AMIA, se desarrollaba el juicio por el primer encubrimiento del atentado. Allí se presentó el ex presidente Carlos Menem a escuchar los alegatos finales del juicio donde él es uno de los trece acusados por encubrimiento en la investigación del atentado del 18 de julio de 1994.

Aunque la presidenta no miró a Bonadio a la cara, tuvo tiempo para enviarle un mensaje al juez en la misma indagatoria. Remarcó que en ese momento estaban alegando los fiscales en la primera causa por encbubrimiento a la voladura de la AMIA y señaló que el juez fue parte de aquel encubrimiento. "Cristina dijo que esta causa en la que ella está imputada también es en realidad parte de aquella maniobra encubrimiento", señaló a LA NACION uno de los testigos de la declaración.

Pasados unos quince minutos, en los que permaneció parado por la falta de espacio en el despacho, Bonadio se retiró del lugar. Concluida la declaración, los secretarios le leyeron a Cristina la versión taquigráfica de sus dichos. Pero la ex mandataria no se quedó conforme, y en varios tramos reclamó que se modifiquen algunas palabras, incluso que se corrijan errores de ortografía.

En su escrito, Cristina negó "expresa y taxativamente haber cometido una conducta ilegal" con la firma del memorándum con Irán y fustigó al juez de la causa. "Dr. Bonadio, de usted no espero Justicia", manifestó en el texto. También aportó un "anexo" con documentos para decir que el fiscal Alberto Nisman recibió "con beneplácito" las negociaciones con Irán y para demostrar que las circulares rojas de Interpol contra los iraníes nunca llegaron a caer.

"El Memorándum de Entendimiento fue la solución diplomática y pacífica por la que ambos países optaron para resolver la controversia y permitir que el Poder Judicial argentino pudiese llevar adelante las indagatorias requeridas para el necesario avance de la causa AMIA", manifestó la ex presidenta .Y expresó: "Se presionó así a Irán a aceptar una negociación".

Según señaló la agencia Télam, las fuentes judiciales indicaron que se trata de la primera vez en que el ex mandatario asiste a la sala de audiencia en este proceso.

Cristina agregó que "se optó por una política internacional basada en la denuncia en los foros internacionales" y en "acotar las relaciones con Irán a la resolución pacífica de esta controversia". "Dicha política dio resultado, toda vez que Irán se avino por fin a entablar negociaciones para resolver el diferendo existente", señaló.

La ex presidenta dijo que el memorándum está "dentro de las denominadas cuestiones políticas no justiciables". Y resaltó que finalmente no se suscribió porque fue declarado inconstitucional.

"Debo consignar que Interpol fue consecuente con la posición argentina en cuanto a que las alertas rojas no resultaban afectadas por la suscripción del Memorándum. De hecho y a la fecha, las precitadas alertas rojas continúan vigentes", resaltó Cristina.

Hacia el final del escrito apuntó directamente al juez de la causa. "Quiero señalar, Dr. Bonadio, que usted fue imputado por ser parte del encubrimiento al atentado a la AMIA y apartado de la investigación de dicha causa por tal motivo. Que usted paralizó esa investigación durante casi cinco años. Que usted fue acusado de proteger a otros acusados, de encubrir a [Carlos] Corach, de proteger [Jorge] Palacios, de ser parte de un complot para alejar al fiscal Nisman de la investigación del atentado e incluso de pretender atentar contra la integridad física del fiscal y de su familia", manifestó en uno de los fragmentos más duros.

Y agregó: "Dr. Bonadio, de usted no espero Justicia. Pero confió plenamente que cuando en la Argentina se restituya el Estado de Derecho, tan dramáticamente afectado hoy por la espuria y desvergonzada relación entre el Poder Político y el Poder Judicial., la Justicia que reclamo finalmente se proveerá" .

La ex presidenta llegó acompañada por su abogado en esta causa, Alejandro Rúa, en un Chevrolet Prisma blanco bajo un estricto operativo de seguridad de la Policía Federal que custodia todas la entradas del edificio. Ingresó por el subsuelo y subió directamente al cuarto piso, donde se encuentra el juzgado, también cerrado al público.

El juez Claudio Bonadio investiga si con el memorándum firmado entre Irán y la Argentina se buscó eliminar las alertas rojas de interpol y encubrir a iraníes acusados del atentado contra la AMIA.

La investigación tiene como base la denuncia realizada por el fiscal Alberto Nisman poco antes de morir y también involucra al ex canciller Héctor Timerman , el dirigente social Luis D'Elía, el diputado Andrés "Cuervo" Larroque , el supuesto enlace con Irán Jorge Khalil y el entonces líder de Quebracho, Fernando Esteche.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0