Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

El Papa, contra los "teólogos de museo"

10 de marzo de 2015 05:17
2 0

ROMA (De nuestra corresponsal).- No a los teólogos "de museo" ni a los teólogos "balconeros de la historia". Con sus ya habituales y porteños "bergoglismos", Francisco volvió a insistir ayer en la centralidad de la misericordia, "que no es sólo una actitud pastoral, sino la sustancia misma del Evangelio de Jesús", en la teología. Lo hizo en una carta que envió al cardenal Mario Aurelio Poli, su sucesor al frente de la diócesis de Buenos Aires y gran canciller de la Universidad Católica Argentina (UCA), en ocasión de los 100 años de la Facultad de Teología, difundida ayer por el Vaticano.

Al destacar que el centenario de la Facultad de Teología de la UCA coincide con los 50 años de la clausura del Concilio Vaticano II (1962-65), Francisco también volvió a elogiar ese evento crucial para la apertura de la Iglesia Católica a la modernidad, que definió como un "movimiento irreversible de renovación que viene del Evangelio, que ahora es preciso seguir adelante".

En este marco, habló de la importancia de una teología de frontera, "esa en la que el Evangelio encuentra las necesidades de las personas a las que se anuncia, de manera comprensible y significativa". "Debemos guardarnos de una teología que se agota en la disputa académica o que contempla la humanidad desde un castillo de cristal", advirtió.

"La teología que desarrollan ha de estar basada en la Revelación, en la tradición, pero también debe acompañar los procesos culturales y sociales, especialmente las transiciones difíciles. En este tiempo, la teología también debe hacerse cargo de los conflictos: no sólo de los que experimentamos dentro de la Iglesia, sino también de los que afectan a todo el mundo", indicó.

"No se conformen con una teología de despacho. Que el lugar de sus reflexiones sean las fronteras. Y no caigan en la tentación de pintarlas, perfumarlas, acomodarlas un poco y domesticarlas", pidió. "También los buenos teólogos, como los buenos pastores, huelen a pueblo y a calle y, con su reflexión, derraman ungüento y vino en las heridas de los hombres", agregó el Papa.

Luego de auspiciar que la teología "sea expresión de una Iglesia que es hospital de campaña, que vive su misión de salvación y curación en el mundo" y recordar que "la misericordia no es sólo una actitud pastoral, sino la sustancia misma del Evangelio", también llamó a estudiar "cómo se puede reflejar la centralidad de la misericordia".

"Sin misericordia nuestra teología, nuestro derecho, nuestra pastoral, corren el riesgo de caer en la mezquindad burocrática o en la ideología. Comprender la teología es comprender a Dios, que es Amor", insistió. Y terminó diciéndoles un fuerte "no" a los teólogos "de museo", que "acumulan datos e información sobre la Revelación, pero sin saber muy bien qué hacer con ello", y a los teólogos "balconeros de la historia"..

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0