Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

El papa Francisco le advirtió a Scholas que "no es decente pedirle dinero al Gobierno"

16 de junio de 2016 21:38
12 0
El papa Francisco le advirtió a Scholas que "no es decente pedirle dinero al Gobierno"

En una carta, el Sumo Pontífice les dijo que tiene "miedo que empiecen a resbalar en el camino de la corrupción"

ROMA.- "No es decente pedirle dinero (al Gobierno), más bien debemos ayudar a superar la crisis (.) No se asusten por la palabra, pero como padre y hermano y porque los quiero, hablo claro. Tengo miedo que empiecen a resbalar en el camino hacia la corrupción".

Con estas palabras Francisco les explicó a los directores de Scholas Ocurrentes, Enrique Palmeyro y José María del Corral, por qué debían rechazar la donación de 16.666.000 pesos que le había hecho el Gobierno de Mauricio Macri por decreto.

En una carta fechada el 1 de junio pasado, en la que se dirige a los directores de Scholas muy cariñosamente -a la que tuvo acceso La Nación-, Francisco explicó asimismo que, como se había adelantado, el rechazo también se debía a la compleja situación del país.

"La mística de Scholas entraña servicio y gratitud. Necesitan ayuda y está bien que la pidan a las Instituciones. Pero en este momento de Argentina, en el que el Gobierno Nacional tiene que acudir a tantas necesidades y reclamos, me parece poco noble, hasta injusto pedirle ayuda o subsidio", escribió. "Más bien debemos ayudar a superar la crisis, cosa que hacen ustedes con la actitud de Scholas, pero no es decente pedirle dinero. Por eso les pido que devuelvan ese dinero y me hagan llegar una copia del comprobante de devolución", agregó.

El texto completo de la misiva es clave para entender que el rechazo de la donación no fue un desplante del Papa a Macri, como algunos interpretaron en la Argentina. Sino que fue más bien un malentendido entre el Papa y los directores de Scholas, a quienes Jorge Bergoglio conoce desde hace más de 20 años y con quienes creó la red de escuelas de vecinos en Buenos Aires, que fue el germen que luego dio vida a Scholas Ocurrentes, fundación pontificia hoy presente en 190 países, que busca la inclusión de los más pobres a través de la educación, el deporte y el arte.

En la carta, en efecto, el Papa se muestra muy cariñoso con los dos directores de Scholas, a quienes llama "hermanos" y les dice: "sé que ustedes no lo han hecho con mala voluntad, sino que fue un descuido". Aunque tampoco esconde que se enojó cuando se enteró, al día siguiente de la clausura del VI Congreso Mundial de Scholas en el Vaticano, de que el decreto del Gobierno que reconoce oficialmente la fundación pontificia implicaba "la friolera de 16.666.000 pesos (un millón de dólares). Entonces, sintió "inquietud, preocupación y bronca", aunque sin dejar de lado su sentido del humor, al destacar que no se debía al 666, el número del diablo, implícito en la suma de dinero.

"Por qué tanto lío por esos '666'? No se asusten por la palabra, pero como padre y hermano, porque los quiero, hablo claro. Tengo miedo que empiecen a resbalar en el camino de la corrupción", les advirtió. "Perdón si los ofendo, pero el miedo lo tengo yo (.). Es un camino resbaladizo, suave, cómodo... Y tendremos mil razones para justificarlo, pero es un camino que mata", siguió.

"Prefiero una picada en un potrero de barrio, con una pelota común y con alegría limpia, a un gran campeonato en un estadio famoso pero rociado de corrupción (recuerden a la FIFA del año pasado)", añadió. Aludió así al hecho que de que el año pasado, cuando estalló el escándalo de corrupción de la FIFA, el Papa le pidió a Scholas Ocurrentes no aceptar una donación que le había prometido la Conmebol por cada gol que se hiciera durante la Copa América.

Con esa frase el Papa no aludió al Partido Por la Paz que se jugará el 10 de julio próximo por primera vez en la Argentina, como confirmó José María del Corral en diálogo con La Nación desde Medellín, Colombia. "El Papa me comunicó justo ayer que sigamos para adelante con el tema", dijo del Corral, que negó la existencia de un cortocircuito con Francisco.

"La relación es la de siempre, de absoluta confianza, está ratificando el trabajo que estamos haciendo", aseguró, al lamentar que hayan utilizado el tema de la donación rechazada, con otros fines. "Hay gente que está buscando confusión, división, como dijimos en la carta en la que rechazamos, como pidió el Papa, la donación. Este no es un problema del Papa con el Gobierno", indicó. Del Corral admitió que fue Scholas quien pidió la cifra de la discordia al Gobierno y que, como indica la carta, el Papa se molestó al conocerla "porque en este momento el Gobierno tiene otros problemas y por el peligro de corrupción".

"El Papa siempre nos ha advertido del peligro de la corrupción, desde el primer día de Scholas. Por eso en la carta primero agradece el decreto del Gobierno, pero nos pide devolver la cifra que pedimos nosotros, todo de frente y claro. No es un tema de manejar la plata, sino de no usar al Papa con la plata", precisó. Resaltó, además, que toda la información económica de Scholas está auditada desde dentro y afuera de la Iglesia.

"Todas las auditorías están en manos del Papa, las que muestran los números, las donaciones de entidades privadas, ongs internacionales, países, fundaciones, programas, está todo", indicó, ante una pregunta por versiones de que dicen que llegaron a las arcas de la fundación fondos de la Anses de Diego Bossio y de la Cámara de Diputados de Julián Dominguez, entre otros.

Del Corral destacó asimismo que no es la primera vez que Francisco rechaza dinero público. Al respecto, recordó que le escribió una carta parecida a la Conferencia Episcopal Argentina, pidiéndole que no recibiera dinero público para el Congreso Eucarístico Nacional.

Por último, del Corral negó versiones que dijeron que el Papa se había enojado porque había viajado, junto a voluntarios de la fundación, en primera clase desde España hasta Italia. "Es absolutamente mentira. Air Europa, que vio lo que hacemos con los chicos en Madrid, nos ofreció voluntariamente pasajes en turista. El único que quiere que yo viaje en business es el Papa, porque tuve un infarto hace tres meses. El Papa me pidió que viaje menos y que no viaje en turista", contó del Corral.

En la famosa carta que le escribió Francisco para pedirle que rechazara la donación en cuestión, de hecho, otro consejo de Francisco es "cuiden la salud, no se pasen de rosca con el trabajo (sobre todo vos José María con el infarto que sobrellevás). 'Soldado que huye sirve para otra guerra', dicen en el campo. La 'rapidación' pone el alma en progresión geométrica, y eso es peligroso. Tomemos un descanso".

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0