Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Paradoja: ¿quién gana la carrera el dólar o los precios?

25 de octubre de 2018 00:06
34 0

Uno de los temas más relevantes para diseñar y ejecutar la política cambiaria es tener claro el grado de traslado a los precios de los movimientos en el tipo de cambio. Ese traslado es lo que en economía se conoce como "pass through".

Una analogía posible es la conocida paradoja de Zenón de Elea, la carrera entre Aquiles y la tortuga, la inflación poderosa cual Aquiles, corriendo de atrás y raudamente, se acerca cada vez más y converge sin superar a la devaluación, que es un quelonio poderoso tipo Ninja, en ciertas economías como la Argentina.

El traslado a precios difiere según las economías, aunque en general ha sido alto en América Latina. Argentina tiene un "pass through" de los más altos de la región. En nuestro país es particularmente elevado a partir del Rodrigazo de 1975, con máximos en los procesos hiperinflacionarios.

Así el impacto en precios no es constante en el tiempo y depende de muchos factores. La devaluación impacta de manera directa en los precios de los productos importados e incide críticamente en insumos de vastos sectores económicos, incluidos los alimentos donde los precios se fijan en el mercado internacional.

Pero también la mayor dolarización de estas décadas post hiperinflacionarias ha generado hábitos como la fijación de precios en dólares más allá de la incidencia directa e indirecta en la estructura de costos y que las expectativas cambiarias determinan a su vez cambios en los precios.

Otra característica importante es que en Argentina hay factores estructurales que hacen que el impacto no sea simétrico. Los precios suben con la devaluación, pero una apreciación del tipo de cambio no incide de la misma forma a la baja en los precios internos.

También se verifica un impacto diferente en los precios mayoristas que en los minoristas. En los precios mayoristas el impacto suele ser mayor y más rápido, generando impactos diferenciales de rentabilidad en las cadenas de producción y comercialización.

La evidencia econométrica para Argentina refleja que el nivel de actividad económica y la capacidad ociosa/brecha de producto, es altamente significativa en el grado de traslado. Así en períodos de mayor crecimiento hay un mayor impacto en precios de una devaluación.

También son muy significativas en el caso argentino y en otras economías dolarizadas, la magnitud de la devaluación y el tiempo de persistencia de la misma. Otras variables que inciden son el grado de apertura de la economía, la aplicación de retenciones, el grado de competencia y de concentración y extranjerización económica, así como la administración mayor o menor del sistema de precios.

La monetización de la economía (M2) y otras variables tienen menos relevancia según determina la estadística. Diferentes estudios a nivel global reflejan que no hay una muestra significativa acerca de cómo las metas de inflación inciden en el canal devaluación-precios.

Como puede verse en el gráfico que sigue la incidencia de la devaluación ha sido diferente en 2002, 2014, 2016 y 2018 los últimos cuatro episodios de devaluaciones significativas.

Fuente: ambito.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0