Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Paro con éxito garantizado: los sindicatos rebeldes realizarán piquetes en las vías de acceso a la Ciudad

30 de marzo de 2015 22:18
24 0

El paro de actividades impulsado por gremios que responden a las centrales obreras disidentes será acompañado este martes por una decena de cortes de ruta que realizará el sindicalismo combativo.

Según adelantó el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), que integra el FIT, varios de los cortes serán a partir de las 5 en algunos de los accesos a la Ciudad de Buenos Aires para reclamar la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias.

El anuncio fue efectuado este lunes por la tarde, en rueda de prensa realizado en el Anexo de la Cámara de Diputados de la Nación, a través de los sindicalistas Claudio Dellecarbonara (delegado de Subte), Javier "Poke" Hermosilla (delegado de Kraft-Terrabussi), el diputado nacional Nicolás del Caño y el diputado provincial Christian Castillo, entre otros.

Allí, indicaron que se realizarán diez cortes en distintos puntos del país, "para diferenciarse de la burocracia sindical que convocó al paro nacional de mañana", cuatro de los cuales serán en la provincia de Buenos Aires.

Los cortes serán en las adyacencias de la empresa LEAR (kilómetro 31,5 de la Panamericana, a partir de las 5), Puente Pueyrredón (desde las 6), La Plata (bajada de la autopista Buenos Aires-La Plata, a las 7); y Mar del Plata (frente a la Municipalidad, a las 10).

También, programaron cortes en Rosario (Autopista Santa Fe, frente a la fábrica Liliana, a las 6); Neuquén (Puente Carretero Cipolletti-Neuquén, desde las 11); Córdoba (Puente Centenario, a partir de las 6); Jujuy (Municipalidad de la capital, desde las 7); Tucumán (puente Lucas Córdoba, acceso a la capital provincial, a las 7); y Mendoza (San Martín y Vicente Zapata, 7); aunque informaron que se pueden sumar más acciones de ese tipo Al respecto, Castillo justificó el respaldo de la izquierda a una convocatoria lanzada por los gremios de las centrales que considera "burocráticas", al señalar que "hay que terminar con el impuesto al salario que es Ganancias".

"Hay mucha bronca en las fábricas porque cuando se realicen las discusiones paritarias y se consiga una recomposición salarial, la mayoría de los trabajadores tendrán que pagar Ganancias", dijo Castillo.

El sindicalista Dellecarbonara aseguró que "los trabajadores combativos vamos a parar mañana en conjunto", pero admitió que "más de la mitad de los trabajadores gana menos de 5.500 pesos de salario", es decir mucho menos del piso para empezar a pagar ganancias.

Guerra de declaracionesA horas del paro nacional en reclamo de un alivio en el Impuesto a las Ganancias, la tensión entre los organizadores y el Gobierno llegó a su punto máximo cuando los sindicalistas denunciaron una extorisón a las empresas transportistas a las que los funcionarios les exigieron garantizar el servicio durante la jornada. Según los líderes gremiales, esta conducta traerá un efecto opuesto al buscado y podrá derivar en una escalada de la conflictividad.

El jefe de los colectiveros de la UTA, Roberto Fernández, advirtió que "las presiones" del Gobierno a los empresarios del transporte en reclamo por cambios en el gravamen "pueden traer más problemas".

"Hay reuniones con el sector empresario manifestando que no le van a dar gasoil y subsidios", dijo el gremialista sobre la la jornada de protesta impulsada por 22 gremios del transporte, al que adherirán las CGT opositoras de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, la CTA disidente, de Pablo Micheli y los bancarios, entre otros.

El sindicalista pidió que la Casa Rosada "se detenga y escuche" los reclamos del sector obrero. "El paro no beneficia a nadie, ni a los empresarios, ni a los trabajadores, ni al Gobierno. Si ellos tienen el poder del diálogo, ¿por qué no nos sentamos a negociar?", resaltó.

"Falta tan poco para terminar el mandato de Cristina, qué lindo sería una buena reunión y buscar un acuerdo entre trabajadores, empresarios y todos los partidos políticos para terminar con esta preocupación que es la inflación, cómo podemos recuperar la confianza para cosechar capitales. Eso tiene que hacer el Gobierno", aseveró Fernández.

Por su parte, el número dos del sindicato de los Camioneros, Pablo Moyano, advirtió que si la Casa Rosada "continúa con las provocaciones, se acrecentarán las medidas" de fuerza.

“Esperemos que con la contundencia del paro del día de mañana reaccionen, llamen a una mesa de diálogo y se trate de destrabar este reclamo", dijo Moyano.

Por su parte, Aníbal Fernández y el ministro de Economía, Axel Kicillof, intentaron calmar las aguas a horas del paro general de transporte, tildó el reclamo de "político" e instó a los empresarios a que "dialoguen" con sindicatos.

"El Estado paga el subsidio a los empresarios. Parece ser que el Estado hace el esfuerzo y garantiza la retribución de los subsidios, pero el empresariado no participa en forma activa dialogando con los sindicatos, sus sindicatos que trabajan con el sector", expresó Fernández en el inicio de su alocución desde la Rosada.

Luego en sintonía a ello el funcionario reiteró que la huelga es de carácter "político" y aseguró que se garantizará la seguridad para los trabajadores que quieran asistir a sus puestos de trabajo.

El ministro criticó que "el empresario no participa en forma activa como quisiéramos que lo haga, hablando con el trabajador", al explicar la reunión con las cámaras del sector en Casa de Gobierno.

"Estamos discutiendo el paro, dónde se blande el Impuesto a las Ganancias y prácticamente no hay empleados que esten bajo ese impuesto", criticó el funcionario.

"No hay prácticamente personal que esté pagando impuesto a las ganancias" por lo que "llamamos para pedir una actitud responsable de los empresarios" ya que "el Estado pone la plata y el paro se lo hacen al Estado", lamentó.

Por su parte, Kicillof minimizó el paro al decir que el impuesto a las Ganancias afecta sólo al seis y ocho por ciento de los trabajadores asalariados. Y en esa línea lanzó: "Van a ir al paro por los trabajadores que más ganan". Seguido a ello, fustigó: "Por un reclamo que afecta a unos pocos, dejan sin servicio público a todo el mundo".

Reunión con empresarios A media mañana -antes de la conferencia de prensa- ambos funcionarios mantuvieron una reunión en el despacho de Jefatura de Gabinete con empresarios de las cámaras del transporte automotor para alcanzar algún acuerdo y crear una "estrategia de contención" para el cese de actividades de mañana.

Tras el encuentro el presidente de Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap), Marcelo Lischet, declaró: "Vamos a hacer el esfuerzo necesario para que se pueda prestar el servicio".

El dirigente dijo que la reunión fue "muy cordial", y añadió: "La afectación (del Impuesto de Ganancias) no es la totalidad del personal, está afectado entre el 10 y el 15 por ciento del personal, nada más".

Fuente: iprofesional.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0