Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Picardías de primaria: de "PyMEs" electorales, clones y boletas espejo

10 de julio de 2017 00:29
25 0

Colombi insulto a un periodista que le hizo una pregunta.

Alejandro Biondini, el declarado filonazi, será un candidato muy visible en los cuartos oscuros bonaerense: su rostro estará multiplicado seis veces, en seis boletas de Bandera Vecinal, su partido.

El formato de la PASO permite un atajo para que existan las boletas espejo. Todo legalmente: Biondini es candidato a diputado y va colgado de seis boletas de aspirantes a senadores.

No es el único "clonado": José Luis Ríos, sobre quien no hay registro de antecedentes políticos, encabeza la lista del partido Del Campo Popular, marca nacionalista derivada del Modín de Aldo Rico. Ríos figurará en tres tiras.

El recurso de la multiplicación es válido y puede leerse como una picardía. "El partido de Biondini está en regla, sus listas estás autorizadas y puede participar" explican a Clarín desde la Justicia electoral.

Las listas clonadas como la de Biondini, que va de diputado nacional pegado a seis ofertas para senadores, no es un formato novedoso. En 2015, María Eugenia Vidal estuvo triplicada en la PASO de gobernador porque iba pegada a las listas presidenciales de Mauricio Macri, Elisa Carrió y Ernesto Sanz.

El "costo" económico de la multiplicidad -un recurso para juntar votos con distintas boletas- es el rebote de una presentación que en 2013 hizo la alianza UNEN, patrocinada por Carrió.

La dirigente, que estaba asociada a la UCR y Libres del Sur en Capital, reclamó que el Estado pague la impresión de las boletas de todos los candidatos que se anotaran en la primaria.

La Corte Suprema le dio la razón y ordenó que la Dirección Nacional electoral (DINE) financie la impresión de todas las listas que compiten en la PASO.

Paradoja: ahora en el gobierno, Cambiemos reniega de un mecanismo que usó en su provecho cuando era oposición.

Este año, la DINE fijó en 23 centavos el costo de impresión de cada tramo de boleta. Ejemplo: según el padrón provisorio, hay 12.280.736 votantes bonaerenses por lo cual para cada lista el Estado aportará 2.824.569,28 pesos.

Los datos de la Justicia electoral muestran que entre diputados y senadores nacionales, en la provincia hay 45 listas (repartidas en 17 frentes y partidos), por lo cual deberían destinarse 127.105.617,6 pesos para la impresión de boletas, solo para las PASO.

En la provincia, hay primarias en tres espacios. En Bandera Vecinal, en Del Campo Popular (que en 2011 llevó como candidato presidencial a José Bonacci) y en el Partido Federal, que preside Daniel Madeo, donde hay 4 tiras de senadores y 4 de diputados.

El Partido Federal queda al tope: le tocan unos 22 millones para impresión, Bandera Vecinal algo más de 19,7 millones y Del Campo Popular, 11,3 millones de pesos.

En Capital Federal también ocurre. El partido El Movimiento de Carlos Tórtora anotó 5 listas y para imprimir las boletas recibirá más de medio millón de pesos.

En el planeta electoral, un micromundo de apoderados y funcionarios, hablan de "pymes" electorales (sin mencionar casos específicos) porque sospechan que hay listas que se anotan para recibir fondos. "Los gastos se rinden pero es dificil comprobar: un partido nos entrega facturas de que imprimió 4 millones de boletas y nosotros no podemos saber si es verdad o no" indica una fuente judicial a Clarín.

Sería un fraude al Estado, dicen en esos corrillos y plantean que debería actuar otro fuero. Hace tiempo la Cámara Nacional Electoral (CNE) pide que más recursos para aumentar el plantel de auditores que controlan los gastos de partidos. Actualmente tiene ocho.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0