Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Plaza Huincul: conmoción por una pelea de vecinos que terminó con dos muertos y dos incendios

15 de mayo de 2017 00:51
30 0

Registró cómo logró calmar a su bebé y el video ya se reprodujo más de 37 millones de veces

Una típica tarde otoñal de sábado en un barrio neuquino de Plaza Huincul se transformó en una secuencia de horror cuando Jesús Amador Candia, de unos 50 años, ingresó a la casa de sus vecinos y los fulminó a disparos de escopeta. El resultado, dos muertos y un herido de gravedad.

Candia mantenía un conflicto de larga data con quienes se encontraban allí: Pablo Soto (37), Arturo Sánchez (27) y Prono Tobares (34). El sábado por la tarde, según testimonios, Candia ingresó a la casa de Miralles al 300 en el barrio Centenario de la localidad petrolera y comenzó a disparar. Soto y Sánchez resultaron muertos, cada uno con un disparo en el pecho y otro en la cabeza. Por su parte, Tobares recibió un disparo en el cráneo producto del cual se encuentra al borde la muerte en el área de Terapia Intensiva del hospital regional de Neuquén capital.

Candia, que vive en la vereda de enfrente, en la esquina de 1° de Mayo y Miralles, fue atrapado por la policía mientras caminaba por la avenida Castagnaus, distante unas 5 manzanas. Entre su ropa llevaba escondida la escopeta calibre 12:70, táctica, envuelta en una tela blanca con la que se habrían cometido los homicidios. Los agentes declararon que Candia les confesó que había matado a tres personas y agregó: “Perdí, me tendría que haber ido en auto, no caminando”. El homicida se dirigía hacia un sector de chacras en el que planeaba ocultarse.

“Hubo una balacera meses atrás, también se habían tirado una molotov tipo casera. Había una escalada de violencia pero no de esta magnitud. Un vecino con una escopeta, un arma de guerra, cruza la calle y provoca una masacre. Mató a dos personas e hirió gravemente a otra en una zona vital como es la zona craneana y ahora (ese joven lesionado) se debate por su vida en la capital de la provincia”, informó la fiscal Marisa Czajka.

La respuesta de los familiares de las víctimas no se hizo esperar. Poco después un grupo atacó con piedras el hogar de Candia. Algunos fueron repelidos por la Policía mediante gases y balas de goma, pero hubo quienes lograron ingresar por un patio desde donde provocaron un incendio. En su interior había dos adolescentes que fueron sacados por la parte trasera de la propiedad por agentes de seguridad. El incendio se propagó con fuerza y también abarcó un garaje y parte de otra casa. Varios de los vecinos que viven en la calle decidieron abandonar el barrio hasta que los ánimos se calmen. Durante las siguientes 24 horas alrededor de 30 policías fuertemente armados se ocuparon de custodiar el área.

Ayer por la mañana otra turba enfurecida se dirigió hasta la casa de la madre de Candia e inició un nuevo incendio que pudo ser contenido por bomberos voluntarios.

Este domingo la jueza de Instrucción de Cutral Co, Beatriz Martínez, le dictó 4 meses de prisión preventiva a Candia por los cargos de doble homicidio agravado por uso de armas y una tentativa de homicidio. El imputado permanecerá en la Unidad Carcelaria 22 de la ciudad. “Creo que la medida cautelar es para protegerlo a él mismo, creo que el riesgo es para su propia vida”, argumentó la magistrada.

Hasta ahora poco se sabe de los motivos que desencadenaron el virulento ataque. Pero en el barrio es bien sabido que estos hombres mantenían una vieja disputa. Candia es conocido en la zona como “El Pelusa” y los vecinos lo recuerdan como un hombre tranquilo.Es de complexión delgada y se desempeñó como empleado de una empresa de servicios petroleros. En la actualidad estaba sin trabajo. Durante la lectura de su preventiva, el acusado parecía ausente, con la cabeza gacha, solo atinaba a jugar con sus dedos. Sus pómulos, por otra parte, mostraban visibles laceraciones. Unica señal de la tragedia que había desencadenado.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0