Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Un policía herido por una bomba en un autobús en Tel Aviv

22 de diciembre de 2013 19:34
62 0
Un policía herido por una bomba en un autobús en Tel Aviv

Las fuerzas de seguridad investigan si se trata de un ataque terrorista.- El artefacto estalló cuando trataban de desactivarlo

Un policía ha resultado herido leve este domingo por la tarde en Bat Yam, una localidad al sur de Tel Aviv, a causa de la explosión de un artefacto en un autobús de línea. La policía cree que puede tratarse de un atentado terrorista, aunque no tiene seguridad de ello. Las investigaciones "aún están en una fase preliminar", aseguró un portavoz policial, quien señaló que no hay datos claros sobre la posible autoría.

El vehículo –la línea 240 de la compañía Dan, que une la ciudad dormitorio de la capital israelí con Bnei Brak, destacado por su elevado número de estudiosos de la Torá– estaba completamente vacío cuando se produjo la deflagración. Un pasajero detectó en las filas del fondo una bolsa grande y negra, abandonada, alertó al conductor y éste preguntó a los viajeros –un docena– si alguien era su dueño. Como nadie contestó, el chófer aparcó el autobús en un lado de la carretera, obligó a la gente a salir como medida de precaución y llamó a la policía. No habían pasado 10 minutos del desalojo cuando la bomba estalló, hiriendo al agente que se acercaba para examinar la bolsa. Fue trasladado al Hospital Wolfson de Holon y su vida no corre peligro. Se encontraba aturdido por el estruendo pero no sufría heridas importantes.

Según informa el diario Yedioth Ahronoth, el pasajero que detectó la bolsa sospechosa llegó a abrirla y se encontró con que dentro tenía una olla a presión de la que sobresalían cables rojos. La Policía confirma que los cables fueron los que dieron la señal última de alarma, pero no detalla aún cuál era la base del explosivo. El vehículo ha pasado varias horas en la esquina de las calles Mivtza Sinai y Matznelson, con los cristales rotos y restos negros de la deflagración, que no ha deformado, sin embargo, su estructura.

Apenas dos pasajeros seguían en la zona cuando hizo explosión la bomba, a unos 15 metros. Los demás, según ha confirmado Michael Yagur, el conductor, se fueron marchando, siguiendo su camino con nuevos vehículos de la misma línea.

Con la policía señalando como tesis inicial la de la “motivación nacionalista”, Israel se estremece con el recuerdo de los años de la Segunda Intifada, cuando los ataques masivos contra civiles eran constantes. El último atentado del que se tiene constancia en Tel Aviv se produjo en noviembre de 2012, justo cuando se estaba negociando una tregua en la Operación Pilar Defensivo sobre Gaza. Un total de 28 israelíes resultaron heridos. La última explosión mortal en Israel data de la primavera de 2011, cuando un artefacto casero reventó al pie de una cabina telefónica de Jerusalén, frente a un centro de convenciones y junto a la estación central de autobuses. Una mujer británica falleció a causa de los efectos de la metralla.

Fuente: internacional.elpais.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0