Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Presidenta electa apuesta por autonomía para configurar su gabinete

16 de diciembre de 2013 18:05
110 0

Hoy Michelle Bachelet sostendrá una cita con su equipo más cercano para discutir los primeros fichajes de su gobierno. Comando ha pedido a los partidos que piensen en nombres que sintonicen plenamente con las propuestas del programa.

Durante la mañana de hoy la Presidenta electa Michelle Bachelet arribará hasta la sede del que fue su comando de campaña en la Factoría Italia en Providencia.

En su despacho, junto al secretario ejecutivo de su equipo, Rodrigo Peñailillo, además de otros estrechos asesores, la ex mandataria abordará por primera vez y de manera formal la principal tarea de la nueva administración: configurar el nuevo gabinete que la acompañará en La Moneda a partir del 11 de marzo próximo.

Si bien el tema ha estado presente desde hace semanas en las conversaciones tanto al interior del comando, como entre los altos dirigentes de la Nueva Mayoría, la consolidación del triunfo abre oficialmente el debate.

La planificación original del comando era ganar en primera vuelta y presentar el elenco definitivo antes de la Navidad. No obstante, la certeza del balotaje obligó a reorganizar el plan y concentrarse en la extenuante campaña de 25 días que culminó con el resultado de ayer.

Así las cosas, según comentan al interior del equipo de la presidenta electa, los esfuerzos se concentrarán en tener lo más avanzado posible el futuro gabinete antes de las fiestas de fin de año. La ex mandataria trabajará a toda máquina con su equipo esta semana, pues luego de cumplir con las actividades protocolares propias de su nueva investidura, se tomará un descanso durante las fiestas.

Actividades que estarán cruzadas por el cambio de casa de su actual domicilio en la calle Julia Bernstein en La Reina, a una residencia que cumpla con las normas de seguridad mínimas requeridas para un jefe de Estado. Según información de cercanos a la mandataria electa, su actual residencia no cumple con los estándares de “seguridad y privacidad”.

Con todo, los 22 sillones que deben ser ocupados a partir del próximo 11 de marzo serán elegidos en base a una serie de criterios ya definidos por Bachelet.

La semana pasada, el jefe programático, Alberto Arenas, sostuvo bilaterales con jefes de partido y secretarios generales de la Nueva Mayoría y a cada uno de ellos les transmitió el mismo mensaje: que pensaran en nombres que sintonizaran plenamente con el programa de Bachelet, pues se exigiría lealtad total con los puntos programáticos.

Bachelet también ha adelantado a sus cercanos que replicará el modelo aplicado en 2005 para configurar su equipo ministerial, donde la autonomía fue el sello de sus decisiones, activando una compleja tensión con partidos oficialistas fuertes e influyentes. El escenario, hoy, dicen, es muy distinto.

Al igual que en 2006, Bachelet también ha comentado que le gustaría mantener lo más posible el criterio de paridad, además de mezclar rostros nuevos y personas con experiencia política.

“Sus decisiones las va a tomar de manera independiente, pero consciente de que ella es parte de una coalición”, dice una alta fuente del comando.

En una entrevista del 21 de noviembre pasado a revista Caras, Bachelet les recordó a los partidos la vieja frase del líder sindical mexicano Fidel Velásquez: “El que se mueve, no sale en la foto”, para evitar los apresuramientos en levantar nombres de posibles ministros.

“No tiene sentido ponerse a pensar en quien podría hacer qué mientras no se hayan ganado las elecciones”, dijo Bachelet en esa entrevista cuando se le preguntó sobre un eventual gabinete.

“Obviamente, en el transcurso de la campaña uno va conociendo gente y creo que siempre tiene que haber una mezcla entre ‘rostros nuevos’ y los ‘mismos de siempre’”, añadió la ex mandataria.

En los partidos de la Nueva Mayoría hay consenso de que el gobierno de Bachelet no puede tener partida en falsa, debido a la alta expectativa de la ciudadanía, la complejidad de los compromisos asumidos, y el hecho de que hay una ciudadanía más empoderada que se movilizará muy pronto para defender sus demandas.

Desde los partidos ya han transmitido al comando la necesidad de que el primer gabinete tiene que tener equilibrio entre lo técnico y lo político, es decir, conocimiento del área y gran capacidad de negociación con los movimientos sociales y con el Parlamento para elaborar rápido los proyectos de leyes y aprobarlos.

Alberto Arenas, jefe de programa de Bachelet. El economista del PS y académico de la Universidad de Chile es una de las cartas seguras para integrar el gabinete del próximo gobierno. Su nombre suena fuerte como titular de Hacienda.

Carlos Mackenney, El DC mas cercano. El ex subsecretario de Marina y consejero del CDE es el DC más cercano a la candidata de la Nueva Mayoría, con quien tiene una estrecha relación de amistad. Se le menciona en las carteras de Defensa, Justicia e Interior.

Alvaro Elizalde, vocero socialista. El abogado y dirigente socialista tuvo un rol destacado en la campaña como portavoz del comando desde las primarias. Por lo mismo, figura como posible ministro secretario general de Gobierno.

José Goñi, canciller del comando. El ex ministro de Defensa y militante PPD estuvo a cargo del equipo internacional del comando, no sólo en la elaboración del programa, también fue responsable de los contactos con mandatarios y partidos extranjeros.

Alejandro Micco, encargado programatico. El economista de la Universidad de Chile fue uno de los principales puentes de la DC con el comando, donde estuvo a cargo del programa. Su nombre suena fuerte para asumir en el Ministerio de Economía.

Jorge Burgos, la carta DC. El abogado democratacristiano, cercano al timonel falangista, deja su escaño como diputado el 11 de marzo próximo. Su nombre figura en la propuesta de la DC para los ministerios de Defensa, Justicia e Interior.

Ricardo Solari, Jefe de gabinete. El dirigente socialista es una de las cartas fuertes para el Ministerio del Interior. A diferencia de la campaña del 2005, cuando fue jefe del comando de Bachelet, esta vez no ocupó puestos formales en el equipo.

Javiera Blanco, de vocera a ministra. La ex subsecretaria de Carabineros en la gestión de Bachelet y actual vocera del comando suena fuerte como posible ministra de la Segegob, Justicia e, incluso, primera titular del futuro Ministerio de la Mujer.

Eduardo Bitrán, asesor en energia. Militante del PPD y cofundador de Espacio Público, ha sido uno de los principales encargados del tema energético en el comando. Por lo mismo, es una de las cartas para el Ministerio de Energía.

Andrea Repetto, relacion con Bachelet. La economista y académica de la U. Adolfo Ibáñez fue una de las responsables del programa económico de Bachelet. Es considerada una de las figuras de recambio para el gabinete, como ministra de Economía.

Ernesto Ottone, asesor de Bachelet. La mano del sociólogo ypolitólogo Ernesto Ottone estuvo en algunos discursos emblemáticos de la candidata. Elmilitante PPD es una de las cartas fuertes para el Ministerio de Cultura.

José Antonio Gómez, la carta del PR. El senador radical dejará su cargo en marzo próximo, por lo mismo, es la carta prioritaria del PR para asumir en el gabinete. Su nombre suena en Justicia y Educación, una de las carteras a las que aspiran los radicales.

Camilo Ballesteros, figura del PC. El ex dirigente estudiantil es una de las figuras del Partido Comunista en el comando de Bachelet que tuvo mayor figuración pública durante la campaña. Su nombre suena para asumir una subsecretaría o el Injuv.

Nicolás Eyzaguirre, El retorno del ex ministro. El economista PPD, ex ministro de Hacienda y ex presidente del directorio de Canal 13, pertenece al círculo de amigos más cercanos de Bachelet. Se le menciona en carteras como Interior y Hacienda.

Fuente: latercera.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0