Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

El presupuesto de Vidal fue el detonante para la expulsión de los legisladores de Massa

27 de octubre de 2017 14:48
34 0
El presupuesto de Vidal fue el detonante para la expulsión de los legisladores de Massa

El massismo echó hoy a cuatro senadores provinciales en medio de la negociación de la gobernadora para aprobar un paquete de leyes

El Frente Renovador de Sergio Massa exhibe el primer impacto luego de las elecciones del 22 de octubre. A primera hora de hoy, el jefe del bloque de senadores bonaerenses del massismo, Jorge D'Onofrio, anunció a través de un comunicado que cuatro legisladores habían sido expulsados por "falta de compromiso y trabajo durante la campaña".

Se trata de Alfonso Coll Areco, Hernán Albisu,Gabriel Pampin y Juan Curuchet, todos con mandato hasta el 10 de diciembre de 2017. "En un equipo se trabaja cuando se gana o pierde una interna. Cuando se tiene un lugar expectante o simbólico. De otra forma, queda claro que priorizan el mezquino interés propio", los cuestionó D'Onofrio.

La cuestión es que los cuatro "expulsados" ya tenían planeado formar otro bloque, Peronismo Renovador, según lo plantearon por escrito a las autoridades de la Cámara alta. Así lo indicaron en un comunicado propio, en el que se vincularon con la "liga de los gobernadores peronistas" y donde cuestionaron la toma de decisiones y el liderazgo del espacio. "Un botón de muestra de ello quizá sean las políticas de alianzas realizadas en los últimos tiempos", señalaron.

Pero, aunque la conformación de las listas de candidatos y el resultado del 22 de octubre abrieron grietas en el massismo, lo cierto es que los motivos de las cuatro bajas en el bloque del Frente Renovador tienen mucho que ver con lo que va a suceder en los próximos días en la Cámara alta: la discusión del Presupuesto 2018 y un nuevo pedido de endeudamiento de la gobernadora María Eugenia Vidal. El paquete de leyes se debatiría en diciembre.

Como anticipó LA NACIÓN, Vidal definió hace meses que iría a buscar a los legisladores sin reelección para sumar apoyos: tanto para aprobar el presupuesto y el endeudamiento, como para activar un plan de ajuste del gasto político y terminar con el mecanismo de la doble firma en la Cámara de Diputados. Los senadores y diputados massistas estaban primeros en esa lista de aliados temporales que deseaba Vidal.

Por eso es que se espera que las fugas continúen en el bloque de diputados provinciales del massismo, donde son ocho los legisladores que terminan su mandato en diciembre, aunque también hay internas abiertas entre los que continúan hasta 2019 y quienes lograron la reelección el 22 de octubre. El grupo de chat de esos diputados arde por estas horas, entre acusaciones cruzadas de "operetas" en los medios.

1País, el frente que formaron Massa y Margarita Stolbizer arriesgaba 22 bancas en la Legislatura bonaerense: sólo defendió cinco. A partir de diciembre, a Massa le quedarán sólo dos senadores de los diez que tenía y sólo trece diputados. El GEN, que tenía cuatro bancas en la Cámara baja, se quedará sin ninguna.

Pero las fugas podrían extenderse también a los intendentes que integran el Frente Renovador. El primero en dar señales de eso fue Guillermo Britos, de Chivilcoy. "Vamos a hablar y ver cómo seguimos, tendremos hasta el 10 de diciembre para ver si seguimos con Massa o no. Tengo diferencias con él, pero lo hablaré cara a cara", dijo en una entrevista publicada por el diario La Razón.

La boleta de concejales de Britos logró una remontada importante desde las PASO a las generales, para superar a Cambiemos y Unidad Ciudadana y quedar sólo por debajo del Frente Justicialista de Florencio Randazzo, nacido en Chivilcoy. "Logramos el 26,5% a nivel local, contra los 10,3% que sacó Massa", destacó Britos, que promovió el corte de boletas abiertamente.

La mutua desconfianza entre Britos y Massa viene de antes de las elecciones. El intendente fue tentado más de una vez a pasarse a Cambiemos por el ministro de Gobierno de Vidal, el ex massista Joaquín De la Torre, y por el intendente de Vicente López, Jorge Macri. Massa ubicó a Britos como suplente en la boleta de senadores nacionales, un lugar testimonial, pero lo marginó de las candidaturas provinciales.

La salida de Britos hacia Cambiemos tiene un problema: la disputa sanguínea y mutua que se profesan con el viceministro del Interior de la Nación, Sebastián García de Luca, otro chivilcoyano. Britos suele elogiar al gobierno provincial de Vidal, pero acusa a De Luca de frenar obras y recursos de la Nación para su distrito.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0