Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Una primera foto que marca un estilo y que se repetirá en todas las provincias

12 de diciembre de 2015 20:05
25 0
Una primera foto que marca un estilo y que se repetirá en todas las provincias

Los viejos empleados de ceremonial y protocolo de la Presidencia no pudieron recordar cuándo fue la última vez que vieron al Presidente y a todos los gobernadores juntos en un encuentro en Olivos. Tuvieron que desempolvar y reacondicionar con más iluminación y mejoras en el sonido la sala de conferencias de prensa que Néstor y Cristina Kirchner nunca utilizaron. Fue Mauricio Macri, tras el almuerzo de chorizos y carnes asadas que compartió con todos los jefes provinciales, el que bromeó sobre el desuso de esa amplia sala, pegada al salón de convenciones donde se desarrolló el encuentro y frente al chalet presidencial rosado, donde está la oficina del Presidente.

Como otro síntoma del cambio de estilo en la conducción y en la comunicación que planea imponerle a su gestión, Macri reunió este mediodía a todos los gobernadores en un almuerzo cordial en el que hasta participó la gobernadora Alicia Kirchner, cuya presencia había estado en duda a primera hora de hoy. La explicación oficial en Olivos fue que la participación de la ex ministra de Desarrollo Social fue confirmada al ministro Rogelio Frigerio hace días y que en realidad el dilema surgió a raíz de un error en la oficina de ceremonial de la flamante gobernadora.

En lo que sí no hubo lugar a interpretaciones dispares fue en el pedido de la cuñada de la ex presidente. Sobre el final del almuerzo, mientras servían el café –"no muy rico" según algunos de los presentes-, Kirchner planteó que la situación financiera de Santa Cruz es desesperante, que no tiene plata para pagar los sueldos y que necesita sí o sí ayuda de la nación. "No fue una reunión para buscar soluciones inmediatas, fue un primer encuentro para conocernos, plantear posiciones y trabajar en conjunto", explicó luego a Infobae un ministro nacional. "Lo que son las vueltas de la vida: se quejan de que no hay plata y fueron gobierno hasta hace 48 horas", arremetió otro funcionario.

Además del Presidente, la viecpresidenta, Gabriela Michetti; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el secretario General, Fernando De Andreis, y el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, también participaron del almuerzo.

Más allá del tironeo por la Ley de Coparticipación y el decreto de Cristina Kirchner que ahora está judicializado y que obliga al Estado a devolverle millones de pesos a las provincias, la reunión sirvió para empezar a plantear otras cuestiones. Financiamiento externo, ayuda a las economías regionales y mejoras en la productividad, reforma del sistema electoral y negociación con los holdouts –"todos coincidieron en que hay que negociar, cerrar la discusión y volver al mercado de capitales", confesó un asistente- fueron los temas que se tiraron sobre la mesa. La gobernadora de Santa Cruz fue una de las primeras en llegar a Olivos. El de Neuquén, Omar Gutiérrez, el último.

En un principio, la posterior conferencia de prensa sería encabezada por los gobernadores Juan Manuel Urtubey, María Eugenia Vidal y Alfredo Cornejo junto a Frigerio. Sobre el final se decidió que Macri sería quien lideraría la rueda de prensa, que el ministro se sentaría entre los periodistas, en primera fila, y que se sumaría el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz. Otro síntoma del cambio de época: algo cansado y desorbitado –"ya no sé qué día es hoy, estoy mareado", confesó en voz baja-, el Presidente no solo recibió en su residencia a todos los jefes provinciales sino que lideró la posterior conferencia. Apenas terminó, se subió a su camioneta y se dirigió de nuevo hacia su quinta familiar, "Los Abrojos", donde durmió en la noche de ayer.

El almuerzo de este mediodía dejó además otra novedad que marca la tendencia de lo que será, al menos al principio, el modelo de gestión macrista. A mediados de enero, Macri inaugurará las reuniones de gabinete en el interior del país. El primer destino será Córdoba: el Presidente y todos sus ministros desembarcarán en la provincia mediterránea, donde compartirán un encuentro con el gabinete provincial. Imitarán la experiencia, aseguraron fuentes oficiales, en todos los distritos del país.

Recién la semana que viene el nuevo gobierno publicitará la primera medida de impacto en la economía. Entre el lunes y el martes, el gabinete económico anunciará la eliminación de las retenciones al trigo y al maíz, una de las promesas de campaña y un pedido del sector agropecuario.

Fuente: infobae.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0