Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Por qué tiene éxito Donald Trump

1 de marzo de 2016 21:01
6 0
Por qué tiene éxito Donald Trump

Pese a sus controvertidas declaraciones y posturas políticas, sigue ganando adeptos entre los republicanos. En qué se basa su popularidad.

Donald Trump miente, es descarado, insulta. Y sin embargo acumula una victoria tras otra en las primarias republicanas. En los caucus de Nevada, celebrados el martes de la semana pasada, consiguió un 46% de los votos, el doble que su rival inmediato, Marco Rubio. Antes ya había ganado claramente en Carolina del Sur y Nuevo Hampshire y ahora la pregunta es si todavía se le puede frenar en su camino a la nominación.

Mucha gente está a favor de Trump, pero no la mayoría de los estadounidenses. A la mayor parte de ellos les horroriza lo que está pasando en las primarias. “Tenemos planes para emigrar”, asegura Cathy McLeer, que hace campaña como voluntaria a favor de un mejor sistema de pensiones y de seguridad social. Como ella, ya hay unos 100.000 estadounidenses interesados en la oferta que hizo la isla canadiense Cape Breton, que sufre una pérdida de población y está dispuesta a acoger a los “refugiados” por el efecto Trump.

Pero, ¿qué tiene Trump que no tengan otros? “Es inteligente y tiene mucha energía”, afirma su mujer, Melania, una modelo de origen esloveno. A los politólogos estadounidenses les cuesta más dar una respuesta clara a esa pregunta.

El magnate tiene éxito a la hora de agitar temores, sobre todo entre su principal núcleo electoral, la gente con poca formación y quienes se oponen a la inmigración. Además cabalga a lomo de una ola de insatisfacción con el “establishment”, sobre todo entre los republicanos. Y es que tras dos legislaturas de George W. Bush y años dominando el Congreso, el Partido Republicano no ha conseguido muchos logros presentables.

Trump agita con éxito el miedo a los extranjeros y logra apoyo con ello. Quiere expulsar de EE.UU. a 11 millones de extranjeros indocumentados y levantar un muro en la frontera con México. A pocos importa que su propuesta no tenga mucho sentido y que no se pueda implementar políticamente. “Creo en sus palabras, construirá ese muro”, asegura Ricky Redcliffe, veterano de la Guerra de Vietnam.

Según las encuestas realizadas en los estados donde ganó las primarias, Trump consiguió sufragios entre votantes de casi todos los grupos. Negros y latinos, pobres y ricos votaron por él. La mayoría de los evangelistas le dieron su apoyo, aunque no es un fiel seguidor de la Biblia: se separó dos veces y en una ocasión se mostró a favor de las clínicas de abortos. Y recibe los votos de los más conservadores, aunque en el pasado se mostró cercano a los demócratas e hizo donaciones a Hillary Clinton.

La estrategia de Trump está bien estudiada y es consecuente. Rompe con todas las convenciones de la política y evita dar detalles cuando se posiciona. “Volveremos a hacer grande a Estados Unidos”, afirma una de sus declaraciones más concretas. Ese es el lema con el que suele contraatacar, aunque en general los ataques de sus adversarios le suelen resbalar.

Si la cosa va más allá, Trump acusa a sus rivales y a los medios de mentir. Pero sobre todo hace una cosa: apela a la necesidad de la gente de escuchar verdades sencillas en un mundo con problemas cada vez más complejos. “El núcleo del electorado se ha movido hacia los márgenes ideológicos, donde la verdad es negra o blanca en lugar de gris”, escribió recientemente Gerald Seib en The Wall Street Journal. “Es un terreno que parece hecho a propósito para Donald Trump, el maestro de las soluciones fáciles e indoloras”.

El magnate también se beneficia en gran medida de la debilidad del resto de los precandidatos republicanos. Ninguno de los más de una docena de contrincantes ha sido capaz de convencer política ni personalmente. En las votaciones celebradas hasta ahora, Marco Rubio y el senador ultraconservador Ted Cruz consiguieron juntos prácticamente el mismo número de votos que Trump, o incluso más, pero los titulares siguen siendo para el multimillonario.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0