Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Quieren evitar que se repita otro homicidio como el de Micaela

9 de abril de 2017 04:57
29 0
Quieren evitar que se repita otro homicidio como el de Micaela

Piden que se modifique la ley que concede las libertades anticipadas a condenados por delitos sexuales; sugieren que los jueces escuchen a las víctimas

Jueces, familiares de víctimas de violación, legisladores y funcionarios del gobierno quieren evitar que se repitan homicidios como el de Micaela García, donde el supuesto asesino, un condenado por múltiples abusos, debía estar preso, pero salió antes de la cárcel, beneficiado por la decisión del juez Carlos Alfredo Rossi que le concedió la libertad condicional, a pesar de los informes negativos del Servicio Penitenciario de Entre Ríos.

En tanto, Néstor García, decano de la sede local de la Universidad Tecnológica Nacional y padre de la víctima, expresó: "Micaela no quería la justicia por mano propia. Más allá de lo que uno sienta, se debe seguir el orden institucional, por lo que no se debe hacer justicia por manos propias". Ayer, tanto en Gualeguay, como en Rosario, Bahía Blanca, Paraná y en el Obelisco porteño se hicieron marchas para reclamar la aplicación de medidas contra los condenados por violación.

En ese sentido, Guillermo Bargna, padre de Soledad, asesinada en 2009, en Caballito, remarcó la necesidad de que cumplan las leyes para evitar que se repitan los homicidios como el de Micaela. "Después del asesinato de mi hija, con mi esposa, logramos que se aprobara una ley que reglamentaba y limitaba las salidas anticipadas de los condenados por delitos sexuales. Pero esa ley nunca se aplicó. Igual que con la ley de registro de ADN de agresores sexuales, que se aprobó hace cuatro años. Nunca se aplicó por falta de presupuesto. Isabel Yaconis trabajó mucho para que sancionen esa norma, pero nunca entró en vigencia", expresó Bargna.

El asesino de Soledad, Marcelo Díaz, había sido beneficiado por una salida transitoria que le concedió el juez de Ejecución Penal, Axel López. "No es que hacen falta leyes. Las normas están, pero no se aplican".

Sebastián José Luis Wagner, detenido por su presunta responsabilidad en el homicidio de Micaela García, ocurrido en Gualeguay, había sido condenado a 9 años de prisión por haber violado, en 2010, a dos mujeres. En julio pasado, el juez Rossi le concedió la libertad a pesar de los informes del negativos del Servicio Penitenciario.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, indicó que los jueces deben tener la responsabilidad de hacer cumplir las penas.

Juan Manuel Abal Medina, senador nacional del Frente para la Victoria, exigió el juicio político al magistrado que liberó a Wagner. "De haber respetado el juez los informes de los especialistas, hoy Micaela estaría con vida", expresó.

"Aquí hay dos responsables, ambos producto de un sistema socio- cultural machista y patriarcal. Por un lado, el asesino, y por el otro lado, el juez de Ejecución de Penas Carlos Alfredo Rossi, quien decidió hacer oídos sordos ante el informe del Servicio Penitenciario provincial y el dictamen de la Fiscalía que desaconsejaban su liberación", expresó Fabiana Túñez, presidenta del Consejo Nacional de Mujeres.

Para evitar que hechos como éste se repitan los jueces sugieren que se debe escuchar a la víctima.

"Debería ser obligatorio que los jueces escuchen a las víctimas. Hace unos meses, en la Cámara, tuvimos que resolver el pedido de un condenado por abuso sexual para que se le concediera la salida anticipada. Tenía todos los informes del Servicio Penitenciario en regla y positivos. Pero, con los otros jueces decidimos escuchar a las víctimas de este hombre. A raíz de ese testimonio y de un nuevo informe se le rechazó el pedido y el condenado siguió preso", expresó el juez Luis Cayuela, integrante de la Sala II de la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro.

También existen iniciativas, como la presentada por la ONG Mamá en Línea, para que se modifique la ley 24.660 que regula el cumplimiento de las penas y evitar que los condenados por delitos sexuales accedan a la libertad condicional.

"No podemos perder de vista cuál fue el delito que llevó a Wagner a prisión. Tampoco se puede ignorar el alto índice de reincidencia que presentan aquellos que cometen estos delitos. Esta situación obliga a extremar la cautela al instante de resolver beneficios que ponen fin a un encierro. Es necesario una legislación para evitar que casos como el de Wagner se repitan", expresó Alberto Ortolani, integrante del Tribunal Oral Criminal N° 1, de San Isidro.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0