Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Racing se aferró al triunfo en Junín y se mete en el lote de arriba

16 de abril de 2017 00:45
25 0

Con un doblete de Lautaro Martínez superó 2-1 a Sarmiento.

Por la jerarquía de su tren delantero, con apariciones determinantes de Gustavo Bou, Marcos Acuña y Lautaro Martínez, que metió los dos goles, Racing derrotó 2-1 a Sarmiento y consolida su pelea por entrar en la Copa Libertadores 2018. Los de Junín, que hicieron un correcto primer tiempo, no pudieron sostener el rendimiento y, más allá del descuento en el final y el último intento por arañar un punto, siguen en zona de descenso.

Uno porque busca acercarse a los de arriba y pelear por un lugar en la Copa Libertadores; el otro porque está en el fondo de la tabla de los promedios y lucha por quedarse en Primera. En Junín, Sarmiento y Racing tenían la necesidad de ganar. Y así quedó en evidencia desde el primer minuto.

El local generó más por empuje que por juego. Enseguida tuvo su primer acercamiento a Orion en una jugada en la que todo el público pidió penal: Guillermo Cosaro entró al área y punteó la pelota en la dividida con Barbieri, que se lo llevó puesto. Para Patricio Loustau fue un choque casual y dejó seguir.

Del lado de Racing, el ataque era más simple. Por el peso específico de sus delanteros y porque el Pulpito Diego González tenía el control del mediocampo, para administrar y llegar con sorpresa. El ex hombre de Lanús lo tuvo dos veces: un tiro desde afuera que controló bien Julio Chiarini y un cabezazo que no llegó a conectar bien y salió por el poste derecho.

El que contó con las más claras fue Lautaro Martínez y falló de manera increíble. Las dos veces quedó mano a mano con el arquero y no estuvo fino en el toque al gol.

En el segundo se repitió el escenario. Al local, cada avance serio le costaba media docena de pases, mientras que Racing solo necesitaba encontrar a Gustavo Bou para generar peligro. El delantero hacía todo: pivoteaba, tiraba los centros, cuando tenía un hueco sacaba el latigazo. Pero siempre chocaban contra Chiarini, la figura.

Hasta que a los 11 minutos, Lautaro Martínez, que había fallado las más fáciles, armó un golazo. El delantero del sub 20 salió del área, amagó con el cuerpo y de frente al arco sacó un derechazo seco que se clavó contra el palo derecho.

Ahí se rompió el partido. Ahí se desmoronó el trabajo de Sarmiento. Y a partir de ahí se soltó Racing. Siempre de la mano de Bou, que jugaba suelto por todo el frente de ataque y no lo podían controlar.

La Pantera diseñó el 2-0. En una acción más propia de un enganche que de un centrodelantero, gambeteó entre dos y abrió a la izquierda para el desborde del Huevo Acuña. El zurdo sacó el centro atrás y otra vez Lautaro apareció para tocar con el arco vacío. Otro golazo.

El partido parecía liquidado. Es más, Racing tenía el trámite servido para golear, pero no aprovechó los ataques y terminó sufriendo más de la cuenta. Marcos Astina marcó el descuento a falta de cinco minutos con una definición exquisita desde afuera del área. Y un minuto más tarde estuvo a punto de empatarlo con otro derechazo que se estrelló en el travesaño.

Para la Academia el triunfo consolida sus aspiraciones de pelear por un lugar en la próxima Copa Libertadores. Llegó a 33 puntos y el miércoles completará el partido ante Tigre (jugaron solo 23 minutos e igualan 1-1). Para Sarmiento, que sigue en zona de descenso, fue un golpe más en su lucha por mantener la categoría.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0