Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Racing sufrió en el triunfo ante Atlético Tucumán

22 de abril de 2017 20:12
20 0

En la nublada jornada sabatina Racing recibió a Atlético Tucumán con la misión de seguir sumando victorias para mantener vigente el objetivo de clasificar a la Copa Libertadores. La sorpresiva derrota de San Lorenzo frente a Temperley era un argumento más para mantener las esperanzas albicelestes.

A pesar de la calidad de Leandro González, quien molestó a la última línea local con lujos, caños y asistencias, los de Diego Cocca consiguieron abrir el marcador con una obra extraordinaria. La jerarquía de Gustavo Bou y la clase de Diego González conformaron la conquista que hizo delirar al Cilindro.

Sin embargo, la torpeza de Iván Pillud le dio el empate al Decano. Una vez más el lateral derecho demostró su falta de inteligencia al derribar al mejor jugador de la entidad tucumana y Silvio Trucco no dudó: penal. Desde los doce pasos Luis Rodríguez puso en evidencia a Agustín Orión y el 1 a 1 cayó como un balde de agua fría en Avellaneda.

Con la igualdad, los de Pablo Lavallén pusieron en apuros a los dueños de casa, aunque unos instantes antes del descanso Miguel Barbieri le devolvió la alegría a las casi 40.000 personas que se acercaron al Presidente Perón.

En el complemento las limitaciones defensivas de Racing volvieron a generar las preocupaciones habituales que acostumbra sembrar la última línea albiceleste. Las libertades que le brindaron a Leandro González le permitieron al de Pigüe interpretar un golazo de larga distancia.

El 2 a 2 duró poco gracias a la notable individualidad de Gustavo Bou y Lautaro Martínez. El joven referente de la Sub 20 peleó una pelota en la salida visitante y se asoció con Diego González y la Pantera. Si bien Lucchetti consiguió tapar el primer remate del artillero de Concordia, el rebote le cayó al Pulpito, y éste le dio una nueva oportunidad al delantero, quien celebró el 3 a 2.

El partidazo no dio tregua. Una muestra del trabajo elaborado en la semana se concretó con el gol de Marco Torsiglieri en un tiro de esquina. La pelota parada fue la herramienta para que Racing tome oxígeno, aunque otro grosero error de Orion le puso suspenso al espectáculo. Del mismo modo que contra Tigre, el arquero le dejó servido un balón a un rival, pero la definición de González se fue a centímetros del poste.

En las instancias finales Atlético Tucumán se ilusionó con dar el golpe a través de otra intervención de su máximo ídolo. A pesar de su escasa estatura, el Pulga Rodríguez convirtió de cabeza. No llamó la atención la conquista del atacante, dado que su marca fue la de Pillud, uno de los peores intérpretes de la tarde junto a Agustín Orion.

Como no podía ser de otra manera, el sufrimiento albiceleste llevó a que la victoria se festeje con euforia. En el ADN de Racing está la angustia, el sacrificio y las esperanzas con dar pelea en el lote de arriba. Todo por mérito de Diego Cocca.

Fuente: infobae.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0