Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Referéndum británico: pelea voto a voto por seguir o salir de la Unión Europea

24 de junio de 2016 03:08
16 0
Referéndum británico: pelea voto a voto por seguir o salir de la Unión Europea

Esta noche ninguna de las dos opciones se imponía y el escrutinio era muy ajustado. Faltaban aún contar los sufragios en los distritos más importantes del país.

¿El día de la independencia de Gran Bretaña de Europa o de la continuidad? En los primeros resultados de un ajustadísimo referéndum para decidir su futuro, un virtual empate surgía de los primeros escrutinios. Esta noche, y cuando se llevaban escrutados un tercio de los votos de los 35 millones de participantes en la consulta, las opciones por salir de la Unión Europea (Brexit) o permanecer en el bloque (Remain) peleaban cabeza a cabeza.

Ninguna tendencia firme era predecible en la medianoche argentina (cuatro horas de diferencia con el Reino Unido), en un referéndum extremamente polarizado, que revelaba el mapa de un reino profundamente dividido sobre su identidad, su destino y con su clase política cuestionada por sus propios militantes. Pero serán los resultados de Londres y Escocia que decidirán la consulta, tras haber ganado el Brexit en Gales.

Bajo una tormenta eléctrica sin precedentes, con trenes cancelados, subterráneos inundados, filas interminables bajo la lluvia, los británicos desafiaron con estoicismo la meteorología. El 70,3 por ciento del padrón electoral habría participado en la consulta. Los británicos estaban dispuestos a pasar la noche en vela para saber los resultados. La libra era el mejor termómetro: llegó a la hora de cierre del referéndum a 1,31 con el euro a 1,50 con el dólar y, cuando comenzaron los resultados, cayó a 1,46 con respecto al dólar y 1,29 con respecto al euro al ritmo del crecimiento del Brexit. Un buen ejemplo de la altísima volatilidad reinante.

En Gibraltar participó el 83,6 por ciento de la población y ganó el Remain por 19.328 votos contra 823 para el Brexit. Fue el primer resultado oficial. El conflicto de soberanía angloespañol los ha vuelto fervorosos europeos y defensores de la libertad de tránsito. En Sunderland, territorio fuertemente laborista, en el noreste de Gran Bretaña, consiguió su primer triunfo el Brexit: 61 por ciento contra 39 por ciento para el Remain. En Swindon, al oeste de Londres, ganó el salirse de Europa, en una área que oscila. Ambas ciudades son una muestra de lo ajustado que puede resultar el “score” final del referéndum. En Islington, el primer resultado en Londres, ganó 3 a 1 el quedarse en Europa.

Una encuesta de YouGov a lo largo del día, tras interrogar a los mismos personajes que el día anterior, le dio tras el cierre de los comicios un 52% al Remain en Europa y un 48% al Brexit. En los últimos sondeos de la mañana del jueves, una encuesta de Populus ponía al Remain a 10 puntos adelante del Brexit. El porcentaje era del 55 por ciento al 45 por ciento. Otra encuesta de Ipsos Mori,el jueves a la mañana y hecha por teléfono, le otorgaba al Remain cuatro puntos de ventaja sobre el Brexit (el 55 por ciento contra el 45 por ciento). Las encuestas han fracasado en los últimos referéndums y elecciones británicas.

Nigel Farage, Brexit y líder del UKIP hizo campana hasta el final. Fue el primero en admitir, un minuto después del cierre de las urnas, “que puede ser que el Remain tenga ventaja”. “Podemos haber perdido una batalla pero estamos ganando la guerra”, anunció el líder populista antieuropeo.

En esta consulta particular, que duró cuatro meses, no hubo boca de urna. El único “exit poll” lo tienen los bancos de la City y lo guardan como un tesoro. Por lo tanto, los verdaderos resultados llegarán hoy por la mañana de Argentina. Las dificultades metereológicas dificultaron a la gente tomar trenes para votar en los lugares donde estaban registrados. Pero la participación ha sido masiva .

Si gana el Brexit, Europa tendrá un despertar de pesadilla y bajo el miedo a que el contagio se extienda con exigencias de más consultas similares. Si el Remain gana por escaso margen, no es un cheque en blanco a la Unión Europea y menos, a sus burócratas.

Después de una noche histórica y única en el reino, Sheila y Dan volverán a comer juntos sin pelearse. Ella apoyaba el Remain y él era un fervoroso defensor de irse de la Unión Europea. La familia Smith, pro europea y banquera, podrá volver a reconectar con sus suegros de Birmingham, que preferían el Brexit.

Al menos 46 millones de británicos votaron masivamente y debieron hacer esta opción histórica y existencial para su país. La simple pregunta de “¿Debería Gran Bretaña mantenerse como miembro de la Unión Europea o abandonar la Unión Europea?” que figuraba en las papeletas produjo la campaña de odio, intolerancia y agresiones más impensables de la historia política británica. La convivencia, la armonía entre unos y otros, voló en pedazos. Dividió en primer lugar a los conservadores, desestabilizó a su gabinete de gobierno, que implosionó frente a la consulta, volvió irreconciliables a las familias, produjo divorcios. Los restaurantes y bares decidieron no aceptar posters del “In” o “Out” de Europa para no tomar partido frente a sus crispados clientes.

El asesinato de la diputada Laborista Jo Cox, ferviente proeuropea en manos de un pro Brexit, fue un dramático llamado a frenar el odio y la xenofobia.

Hubo un minuto de silencio y un aplauso en su honor en todas las salas de conteo de votos del reino.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0