Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

En su regreso a la tele, Viviana Canosa se acordó de Jorge Rial y de Silvia D´Auro

21 de octubre de 2014 11:51
16 0
En su regreso a la tele, Viviana Canosa se acordó de Jorge Rial y de Silvia D´Auro

Con picos de más de 6 puntos, llegó la nueva temporada del ciclo, que tiene al frente a la ex pelirroja

La tele, ombliguista como siempre, no se cansa de hablar de sí misma. A la legión de ciclos televisivos que analizan, se burlan y parodian a otros ciclos televisivos, se suma ahora el regreso de Zapping, cuyo principal gancho es la vuelta de Viviana Canosa a la pantalla chica. A continuación, qué gustó y qué no gustó de este primer programa, versión 2014.

Zapping tiene una estructura sencilla, que básicamente es la misma de todos los programas que hablan sobre otros. La cadena se estructura de la siguiente manera: 1) informe, 2) opinión de los conductores y columnistas sobre dicho informe, 3) vuelta al punto ,1) y así sucesivamente hasta que se termina el envío. Y aunque parece una estructura sencilla, no lo es, porque para que esa fórmula funcione, se debe atender a tres cuestiones básicas: qué mostrar, cómo mostrarlo, y quién va a mostrarlo. Zapping, por suerte, a esas tres claves, las tiene claras. Desde que el programa debutara en 2007 de la mano de Guillermo López (que, ironías televisivas, vio cómo el programa que conducía fue reemplazado por otro ciclo que supo conducir), Zapping se erigió como una propuesta sólida, hermana directa de CQC, pero abocada a la farándula y a la tele más bizarra. Esta nueva temporada, al menos en su primera emisión, funcionó muy bien en términos de entretenimiento. El desafío, ahora, es buscar cómo renovar esa fórmula, con el fin de no estancarse en el camino.

Imposible gambetear el escribir sobre Canosa. Colorada y mala...¿o rubia y buena? Canosa es una figura atractiva per se, que tiene en su impronta una polaridad muy típica de estos tiempos: o la odian o la aman, y si no creen esto, pongan su nombre en Twitter y podrán comprobarlo. En el programa de ayer, si bien se la notaba algo acelerada (lógico, teniendo en cuenta lo difícil que es debutar en un ciclo), se notó que ella entiende el ritmo televisivo y que pudo convertirse con facilidad en un hilo conductor perfecto para entrelazar informes tan disímiles como uno dedicado al dichoso motochorro, al lado de otro dedicado a Samid y su paso por Intratables. Y si bien Viviana es animal de tele, hay un poderoso interrogante que queda en el aire y es, justamente, el tema del formato. Zapping se basa mucho en los informes y en las bromas que se desprenden de ellos, pero a veces se nota mucho que son guionadas, y la Canosa, resulta muchísimo más atractiva en la improvisación que en el libreto. En el breve monólogo que abrió el programa, se notó que estaba pidiendo pista para ser ella misma y tratar los temas como más le resulten atractivos. La necesidad de seguir una rutina, para muchos, es como una tanza irrompible que termina atentando contra la frescura y es una certeza que mientras más libertad le den a Viviana, mejor llevará el programa adelante.

Por otra parte, -y volviendo a la época de la "colorada mala"-, Canosa tuvo un momento dentro del programa en el que, de manera lateral, se hizo cargo de su pasado laboral junto a Jorge Rial y, mirando a la cámara, le dedicó unas palabras al conductor de Intrusos. Luego del informe sobre el cumpleaños de 15 de Morena Rial, ella opinó sobre qué pasaría sobre la cabeza de Silvia D´Auro en el día de la madre y dijo admirar a su colega por llevar él sólo la vida con dos adolescentes.

Como panelistas, se encuentran Darian Schijman (Rulo, de CQC), y Vanina Parejas, locutora ultra reconocida para los oyentes de Mario Pergolini en Vorterix y la famosa voz detrás de los informes del propio Zapping. En el primer programa, y como es tradición dentro del ciclo, la lupa estuvo puesta en informes que apuntaran a la farándula, la televisión bizarra y las perlitas de las últimas semanas. Bajo ese espectro, el envío se dedicó al mencionado cumpleaños de Morena, a una supuesta red de prostitución VIP, a la participación de la madre de Martín Bossi en lo de Mirtha Legrand, al debut musical (¿?) de Alexander Caniggia, entre otros temas. Y el truco, afortunadamente, sigue funcionando. Los chistes digitales tan propios de CQC, los comentarios de Parejas y un montaje fluido siguen dándole un encanto innegable a unos informes que, de otra manera, serían francamente intrascendentes. Y quizá ahí esté el verdadero encanto de Zapping, el poder hacer atractivo un cúmulo de información que, francamente, no le interesa absolutamente a nadie. El programa se convierte así, en la suculenta mayonesa que hace atractivo un sándwich de realidad que ya nadie quiere probar....

Fuente: personajes.lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0