Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Rescataron a 3.600 inmigrantes en la costa italiana en un solo día

1 de junio de 2014 03:38
29 0
Rescataron a 3.600 inmigrantes en la costa italiana en un solo día

El primer ministro Matteo Renzi pidió la cooperación de la Unión Europea frente a un problema que los desborda, dijo, en un día en el que su país se vio conmocionado.

Barcos de patrullaje de la Armada italiana rescataron del mar a más de 3.600 inmigrantes en un solo día, incluyendo a cientos de mujeres y niños de botes provenientes del norte de Africa.

Los rescates, realizados desde la tarde del viernes y hasta ayer a la tarde, son los más recientes en una interminable sucesión debido a que la crisis de inmigración crónica en el sur del Mediterráneo empeoró mucho este año.

Un total de 3.612 inmigrantes desde Siria y el norte de Africa fueron recogidos de 11 embarcaciones y llevados a puertos en Sicilia y a la isla mediterránea de Lampedusa.

Unas 43.000 personas han cruzado desde el norte de Africa hacia Italia en lo que va del año, la misma cantidad que en todo el año 2013. En 2012 los refugiados habían sido habían sido 13.000, por lo cual el promedio actual se trata de casi ocho veces superior a hace dos años.

La crisis en Siria gravita sustancialmente ya que en todo 2012 550 sirios habían llegado a las costas de Italia. Ayer solo el patrullero Peluso, una de las cinco embarcaciones y remolcadores que participaron, arribó con 307 personas de esa nacionalidad a bordo. En los otros barcos fueron transportados muchos más.

El aumento de las temperaturas y la presencia de un mar más tranquilo motiva que para estas fechas se incrementan las travesías y las intercepciones por parte de la Marina italiana.

El primer ministro Renzi dijo en una entrevista con varios periódicos europeos que la Unión Europea y las Naciones Unidas no hacen lo suficiente para ayudar a Italia a manejar el aumento de inmigrantes.

"Europa debe llamar a Naciones Unidas a intervenir en Libia. Y a nivel general debe mostrar una capacidad de manejar el fenómeno de inmigración", dijo, según citas publicadas por el periódico italiano La Stampa.

Ayer el barco de la marina Libra rescató a 450 personas y a él se sumó un remolcador que transportó a unas 1.300 hasta el puerto de Ragusa. Un pesquero había sacado del agua antes a otros 250 inmigrantes.

También llegaron a Porto Empedocle otros dos barcos, el patrullero Peluso con los 307 sirios a bordo, huyendo de la guerra civil, y el Euro, de la marina, con 531 inmigrantes.

El ministro del Interior italiano, Angelino Alfano, declaró que "Roma no puede hacer frente sola al problema".

Gracias a la implementación del dispositivo de seguridad Mare Nostrum, Italia cuenta con planes de emergencia para estos casos, además de ordenar un mayor número de patrullajes, con el objetivo de evitar tragedias como la de Lampedusa, donde 366 personas murieron al hundirse el barco que los transportaba, en octubre de 2013.

Desde entonces, la operación Mare Nostrum ha rescatado a 27.790 inmigrantes, 3.034 de los cuales eran mejores de edad.

El dispositivo no es infalible: el pasado 13 de mayo no pudo evitar que 17 refugiados perdieran la vida cuando la barcaza en la que navegaban naufragara a 100 millas de Lampedusa, que es la más apetecida por los inmigrantes por encontrarse cerca de la costa de Africa. Muchos de ellos provienen de países en conflicto, como Siria, Libia o Etiopía.

El ingreso de los ilegales en los primeros cinco meses del año, según cifras del gobierno italiano, ha sumado un total de 40.000 personas. y hay cientos de miles esperando en la costa norte de Africa, aseguró Alfano.

Los viajes. Los trayectos entre puertos del norte de Africa y Europa suele realizarse en pésimas condiciones, en barcos abarrotados, sin agua y con los viajeros de pie durante horas, siempre con el peligro latente de que la embarcación se hunda o se incendie, como ha ocurrido ya en varios casos.

Italia ha luchado durante décadas con un flujo constante de inmigrantes que buscan una vida mejor en Europa viajando en pequeños barcos, inseguros, desde el norte de Africa hasta la pequeña isla de Lampedusa, a medio camino entre Túnez y Sicilia.

El movimiento se ha intensificado desde los levantamientos de la "Primavera Árabe" de 2011 y la guerra civil en Siria.

Pero el problema se ha disparado desde que el colapso del orden en Libia abrió nuevas oportunidades para los traficantes de personas.

Los sin papeles recogidos en altamar, remolcados y puestos a salvo, son en general avistados mientras se mueven en una enorme cantidad de botes.

Fuente: lacapital.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0