Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Revés para Lobos en Tribunales: rechazaron el pedido de unificar causas

28 de mayo de 2018 13:43
54 0

El exintendente interino de Guaymallén, Luis Lobos, enfrentó este lunes a la Justicia en la que se cree fue la última audiencia antes de enfrentar el primer juicio oral en su contra. Y recibió una mala noticia: la justicia rechazó el pedido de Lobos para unificar todas las causas que hay en su contra y, así, deberá enfrentar uno a uno las causas y potenciales juicios que habrá en su contra por sospechas de corrupción cuando ejerció como intendente a cargo de Guaymallén.

El primer juicio que deberá enfrentar es por "administración infiel". Lobos está acusado de contratar a la empleada de su suegra y al hijo de ésta en el municipio y retenerles parte del sueldo.

Lobos se presentó en la audiencia, pero se retiró sin declarar. Ahora deben fijar fecha para el inicio del primer juicio. "Cuando esto termine hablaré y diré cómo fueron las cosas. Si alguien quiere que esto salga rápido, justamente soy yo", alcanzó a decir antes de salir del edificio del Poder Judicial.

Para entender en qué consiste la causa que podría significar la primera condena contra el ex intendente de Guaymallén Luis Lobos hay que retrotraerse al año 2011. Por aquel entonces el municipio estaba a cargo de Alejandro Abraham, mientras que Lobos estaba al frente del Concejo Deliberante.

Por aquel entonces se nombró como empleada en el municipio a Laura Fara, una mujer que recién en octubre del 2015 se enteró que tenía un cargo de planta. En realidad, Fara trabajaba como empleada doméstica en lo de Elena Fernández, la suegra de Luis Lobos.

Según consta en la denuncia, Fara no sabía que era empleada municipal. A ella, todos los meses su patrona le daba -además del sueldo- un dinero extra por un supuesto plan de asistencia social del municipio. Por si esto fuera poco, lo mismo pasó con su hijo Pablo Müller, jardinero en la casa de la suegra de Lobos.

Ambos figuraron durante años como empleados de planta del municipio y nadie los vio en sus puestos de trabajo. En cambio, estaban trabajando en lo de la madre de Claudia Sgro, esposa de Luis Lobos.

Según el denunciante y actual intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, al pedir las filmaciones de la sucursal del Banco Nación se podía ver como la suegra de Lobos retiraba el dinero de las cuentas de Fara.

Todo esto salió a la luz en octubre del 2015, cuando Luis Lobos dejó la intendencia. Allí, se tomó conocimiento de que Laura Fara y su hijo Pablo Müller eran empleados que no iban a trabajar. Cuando se presentaron, pudieron explicar que en realidad no estaban al tanto de sus nombramientos.

Fuente: mdzol.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0