Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

River-Boca: la historia de Axel Werner, el arquero que tendrá su gran chance

10 de diciembre de 2016 20:00
22 0
River-Boca: la historia de Axel Werner, el arquero que tendrá su gran chance

El rafaelino tiene 20 años, pertenece al Atlético de Madrid y ya jugó en las Juveniles de Argentina. Fue a los Juegos Olímpicos y hasta peleó el puesto con Batalla, el uno de River. 

Axel Werner tendrá su gran chance. Su debut oficial en el arco de Boca será este domingo en el Monumental y ante River, por el Superclásico de la fecha número 13 del campeonato. La lesión de Guillermo Sara, a último momento, en la práctica matutina del sábado en Casa Amarilla, lo pone ante el gran desafío de su vida. Aunque con solo 20 años este rafaelino ya tiene una interesante historia en el fútbol.

El pase de Werner pertenece al Atlético de Madrid. Se ganó la transferencia al equipo de Diego Simeone a fuerza de atajadas en Atlético de Rafaela, su equipo de origen y en el que debutó en la temporada 2014/2015.

Para ese entonces, el lungo que supera el 1.90 metro de estatura, ya había conocido el predio que la AFA posee en Ezeiza, ya que en 2013 fue convocado por Humberto Grondona para formar parte del Seleccionado Sub 17.

Participó del Mundial de la categoría que se diputó en Emiratos Arabes y allí peleó el puesto coon Augusto Batalla, justamente quien será el arquero de River este domingo. Batalla se quedó con el arco argentino y Werner solo atajó en el partido por el tercer puesto que la Argentina perdió contra Suecia 4-1.

Con su buen paso en el arco de Rafaela, las chances en la Selección siguieron apareciendo. En 2014 fue preseleccionado para la Sub 20 aunque no quedó en la nómina definitiva del equipo que comandó Humberto Grondona en el Sudamericano.

Y este año estuvo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Werner fue el arquero suplente de Gerónimo Rulli en el equipo de Julio Olarticoechea que no dio la talla en el torneo y quedó eliminado en primera ronda. Pese a los malos reultados, el rafaelino rescató una gran experiencia de la vida en una Villa Olímpica, don de compartió el día a día con deportistas de elite de todo el mundo, y hasta se dio el lujo de ser uno de los pocos jugadores de fútbol que participó de la ceremonia inaugural de los Juegos.

Ahora, está ante otra huella en su corta carrera. Llegó a Boca en agosto, cedido por el Atlético de Madrid, y sólo atajó en el amistoso polémico entre Boca y Olimpia, el 9 de octubre en Jujuy, que finalizó en escándalo tras el agónico 2-2 del equipo argentino.

Su primer encuentro oficial será en el Monumental y contra River. Nada menos.

Fuente: clarin.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0