Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

River dejó todo, pero no le alcanzó para revertir la historia

5 de mayo de 2016 03:22
6 2
River dejó todo, pero no le alcanzó para revertir la historia

Tenía que dar una muestra de carácter y de reacción futbolística. Lo hizo. Tenía que cambiar la cara del pálido papel que había hecho una semana atrás en la altura de Quito. Lo hizo. Tenía que demostrar la superioridad ante un rival sin tanta historia. Lo hizo. Tenía que hacer 2 goles para forzar los penales. No lo logró. Ese fue el motivo por el cual River se despidió de la Copa Libertadores y no podrá defender la corona en los cuartos de final. Es que a pesar de la victoria 1-0 sobre Independiente del Valle en el Monumental, el 0-2 sufrido en Ecuador terminó por condenarlo. El único gol del partido lo convirtió Lucas Alario, aunque la gran figura del partido fue el arquero visitante, Librado Azcona.

No le va a servir de consuelo, mucho menos será recordada como una jornada histórica de Copa. Sin embargo, anoche River superó con mucha autoridad a Independiente del Valle, se volvió a reencontrar con el estilo de juego pedido por el Muñeco y los jugadores demostraron que creen en la idea del entrenador. Pero todo eso no fue suficiente para remontar una serie de octavos de final que comenzó a ponerse oscura en la última jugada del duelo en Quito. La diferencia de gol parecía tan grande como remontable. Y en Núñez, la Banda tuvo 13 situaciones claras para romper con el maleficio, pero apenas pudo concretar una. ¿Falta de puntería? Nada de eso, soberbia actuación de Azcona. Cabezazos de Alonso, Mora, Mercado y Alario. Remates de Ponzio, D’Alessandro y Nacho Fernández. Todas las pelotas terminaron en las manos, en el pecho o en la cara del arquero.

Tanto en el primer tiempo como en la segunda parte, el Millo tuvo paciencia para buscar la apertura del marcador. Abrió la cancha, mandó a sus laterales al ataque, tuvo movilidad arriba y se arriesgó a defender mano a mano. Y en la única llegada que tuvieron los ecuatorianos, Barovero le tapó un mano a mano a José Angulo. El grito de Alario, con colaboración de Luis Caicedo, llegó a 10 minutos del final y provocó la ilusión de los hinchas, que alentaron hasta el último segundo.

Pero todo fue en vano, porque Azcona estuvo en su noche y con él se fueron todas las posibilidades del dueño de casa.

Fuente: larazon.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 2
dielope

19 de mayo de 2016 18:01

raulo10, LTA.

raulo10

19 de mayo de 2016 16:50

pechito muy frío y en el mudomental, se congela....