Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Schmid (Moyano) reelecto con críticas a Macri y su plan económico

28 de mayo de 2016 05:16
17 0
Schmid (Moyano) reelecto con críticas a Macri y su plan económico

La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) realizó hoy (viernes 27/05) su Congreso General Ordinario en el Teatro Empire del gremio La Fraternidad, donde Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento) fue reelecto en la conducción por los próximos 4 años: "Las promesas de una reactivación, a partir de la supuesta entrada de capitales del exterior, resultan poco creíbles, ya que los mecanismos aplicados para atraerlos alientan dudas sobre su impacto productivo, en muchos momentos de la historia, siempre se benefició a unos pocos en perjuicio de la Nación."

“Diálogo no significa que vamos a compartir los procedimientos que se han tomado; no podemos apoyar una serie de medidas que están dejando un reguero de desocupados, multiplicando la pobreza y que cierran la posibilidad de un futuro para los argentinos”, expresó el secretario general reelegido de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Juan Carlos Schmid.

Por su parte, el Secretario adjunto de la CATT, Omar Maturano (La Fraternidad) manifestó que “nos está matando no solamente la inflación, la devaluación, sino también ese maldito impuesto al trabajo. Algo que es confiscatorio, que fue promesa de los pre presidenciables, que apenas asumían iban a sacar el impuesto, y nos volvieron a mentir como nos mienten siempre”. Y agregó: “Le están sacando a los trabajadores, no le están sacando a los que más tienen”.

El congreso contó con la participación de Hugo Moyano como representante de la CGT Azopardo, quien expresó: “No es que estemos conformes con lo que está pasando, todo lo contrario. No es posible el aumento desmedido de los servicios públicos, que los que más lo sufren son los trabajadores; pero todo en su medida y armoniosamente. No le quepa duda a nadie que vamos a tomar las medidas necesarias para defender los derechos de los trabajadores”.

Asimismo, el Secretario de Prensa de la confederación, Juan Pablo Brey (Aeronavegantes) sostuvo que el Congreso "fue un ejemplo de democracia sindical", a lo que sumó: "Los trabajadores del transporte demostramos que estamos preparados para los desafíos que vienen”.

La CGT Azul y Blanca también se hizo presente por medio de Carlos Acuña (Peones de Estaciones de Servicios), quien se mostró en favor de la unificación de las centrales sindicales afirmando que "la unidad está en marcha y solo falta ratificarla".

Al Congreso asistieron 85 delegados congresales, en representación de los 30 Sindicatos del transporte. Se produjo también el reingreso a la Confederación de los gremios Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Aviadores de Líneas Aéreas (UALA) y Motoqueros (ASiMM), quienes ingresaron oficialmente, y que confirman el crecimiento en importancia de la CATT dentro del movimiento sindical, en vías de unificación.

"El 22 de agosto no es cualquier fecha, es la del renunciamiento de Eva Perón, y es esa fecha histórica, profunda, de la unidad sindical", afirmó Schmid quien también es Secretario General de la Federación Marítima Portuaria y de La Industria Naval de La República Argentina. “El empleo digno es trabajo con convenio, con seguridad social, con vacaciones, horas extra y con participación”, agregando que “el camino fundamental está iluminado por la búsqueda de la Justicia Social”.

La CATT nuclea 30 gremios del transporte terrestre, aéreo, portuario, fluvial y marítimo. Entre los mismos se destacan La Fraternidad, Camioneros, FeMPINRA, UTA, Aeronavegantes, Guincheros y Grúas Móviles, SUPEH Flota, Recibidores de Granos, Motoqueros ASIMM, Dragado y Balizamiento, UPSA, Señaleros Ferroviarios, y Marina Mercante, ente otros.

Declaración del Congreso de la CATT: "Hay una sola clase de hombres, los que trabajan"

"Nuestro país afronta una difícil situación socioeconómica. Es la consecuencia de los desaciertos del gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la crisis internacional que perjudica al comercio exterior de la Argentina y las decisiones implementadas hasta la fecha por el gobierno del presidente Mauricio Macri, que afectan al pueblo trabajador y cuentan con el respaldo de grandes grupos económicos.

Las medidas de ajuste con devaluación, aumentos de tarifas, incremento de las tasas financieras, la negociación paritaria con inaceptables condicionamientos, tienen como objetivo enfriar la economía, reducir el consumo popular, achicar salarios y jubilaciones. Es imposible que de la mano de este ajuste llegue la reactivación de la industria.

El sector privado hace cuatro años que no genera empleos, y ahora el Estado, que sigue contratando en negro, también despide.

Se persiste en utilizar como variable de ajuste el salario y el despido de los trabajadores. La CATT no puede apoyar esto, ya que la economía requiere de un plan expansivo que privilegie el mercado interno y el consumo; nuestras propuestas defienden el salario, las condiciones de trabajo, el mercado interno y sus PYMES y quieren un Estado mediador y activo, porque… “Sólo hay una clase de hombres, los que trabajan” (Juan D. Perón).

Entre la Argentina devastada del 2001 y la actual hay enormes diferencias, y hoy que la primavera de exportaciones se ha atenuado, la mirada tiene que estar puesta en las innegables potencialidades del mercado interno y la promoción de las exportaciones.

Las promesas de una reactivación, a partir de la supuesta entrada de capitales del exterior, resultan poco creíbles, ya que los mecanismos aplicados para atraerlos alientan dudas sobre su impacto productivo, en muchos momentos de la historia, siempre se benefició a unos pocos en perjuicio de la Nación.

El desarrollo del país requiere de un Estado que establezca políticas capaces de promover y orientar las inversiones en favor de la producción, la generación de empleo y la mejora de la calidad de vida de los argentinos. Si el Estado renuncia a ese rol o se convierte en el campo de disputa entre grupos corporativos, repetirá el círculo vicioso, tristemente conocido, de recesión, mayor déficit fiscal, caída de la actividad económica y de la recaudación impositiva, mayor endeudamiento y nuevos ajustes cada vez más perjudiciales para la población, con el consiguiente agravamiento de la conflictividad social. Mejorar la convivencia entre los argentinos exige políticas consensuadas, basadas en principios de equidad y justicia, que no pueden reemplazarse con intentos de limitar los reclamos populares o el Derecho de Huelga.

Los trabajadores organizados constituimos un sólido núcleo político-social; es nuestra responsabilidad hacerlo permanente; trabajar por la Unidad y ponerle fin a la división, para no ser presa fácil de los políticos de turno; sólo así llegaremos a la concreción de nuestros deseos de emancipación social y el triunfo del mundo del trabajo.

La Democracia la recuperamos los trabajadores, fuimos nosotros los que pagamos la cuota de la sangre que la restauró, sin embargo la dirigencia política, principal beneficiada, sigue acumulando deudas con ese pueblo trabajador que luchó bravíamente.

El presidente hace campaña sobre los tres aspectos centrales de su programa de gobierno: pobreza cero, lucha contra el narcotráfico y unidad del pueblo argentino.

Ninguno de esos objetivos parece alcanzable si, como hasta ahora, se agrava la desigualdad en la distribución de la riqueza nacional, aumentando ganancias desmedidas en manos de grupos concentrados, y se continúa la fuga de capitales y la especulación financiera, en lugar de promoverse la inversión productiva.

Hasta el momento el gobierno sigue sin responder concretamente a la AGENDA de los trabajadores. El veto a la Ley de Emergencia Ocupacional, sancionada mayoritariamente por el Congreso; la falta de una genuina política de promoción del empleo digno; la retaceada devolución de los fondos pertenecientes a las Obras Sociales, que sostienen la salud de la familia trabajadora; el mantenimiento del retrógrado Impuesto al Trabajo; el descontrol de la inflación que carcome los sueldos, nos dicen que una vez más, somos la “variable de ajuste”, lo que sólo agravará la ya difícil situación socioeconómica.

En el cuadro específico del área de transporte volvemos a repetir: estructurar todo el Transporte Argentino significará el impulso al desarrollo regional sustentable y con Justicia Social, para eso es imperativo sancionar una Ley Federal de Transporte Multimodal que podrá desarrollar un sistema que hoy funciona inconexo y casi colapsado.

Al mismo tiempo, la CATT solicitará ante la autoridad, políticas concretas de formación y actualización de los recursos humanos del transporte, mejora de las condiciones laborales, protección de la salud laboral, y la universalización del Stress Postraumático.

Para ello nos proponemos avanzar en la Unidad Gremial, no hay razones que lo puedan impedir cuando el destino de la Patria y de su masa trabajadora está en juego, en ese sentido la voz del transporte no puede estar ausente en la conducción del movimiento obrero.

Esta declaración de nuestro Congreso es un aporte a los desafíos de la hora actual y un renovado compromiso con los trabajadores.

Fuente: urgente24.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0