Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Se conmemora el Día Mundial de la lucha contra el cáncer de cuello uterino

26 de marzo de 2015 09:32
14 0

El 26 de marzo se conmemora en todo el mundo el Día Mundial de la lucha contra el Cáncer de Cuello Uterino (CCU) actividad que está orientada a sumar esfuerzos para prevenir y diagnosticar tempranamente la enfermedad. Desde el ministerio de Salud de la provincia se recuerda que las niñas de 11 años deben vacunarse contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) y que las mujeres deben consultar y realizarse el Test de VPH y el Papanicolau (PAP).

El CCU es causado por algunos tipos de VPH (Virus de Papiloma Humano) un virus muy frecuente que se transmite por contacto sexual. La mayoría de las personas lo contraen en algún momento de sus vidas. Puede permanecer en el cuerpo sin provocar síntomas durante años y en muchos casos el virus desaparece solo, sin causar ninguna manifestación o síntoma en el cuerpo: Asimismo en otros casos, el virus se torna persistente pudiendo provocar lesiones que con el tiempo pueden convertirse en cáncer.

“Es importante destacar que en nuestro país hay más de cuatro mil casos por año de cáncer de cuello de útero y que mueren dos mil mujeres por esta enfermedad”, indicó Araceli Gitlein –referente del programa de Inmunoprevenibles– y agregó: “Es la segunda causa de muerte por cáncer en mujeres entre 35 y 64 años a nivel mundial”.

“La vacuna es una herramienta de prevención totalmente eficaz, es segura y está avalada por la Organización Mundial de la Salud, que ahora tiene un esquema nuevo en base a los estudios científicos que se han hecho y se aplica con dos dosis, la segunda a los seis meses de la primera”, explicó Gitlein.

La referente del programa de Inmunoprevenibles manifestó que “todas nuestras niñas, nacidas a partir del año 2000, tienen derecho a recibir la vacuna” y aclaró: “Ellas tienen que acercarse a cualquier centro de salud, a cualquier vacunatorio, y tienen que completar o empezar su esquema de vacunas, porque una sola dosis no es suficiente para formar anticuerpos y defenderme contra la enfermedad”.

Gitlein explicó que la inclusión de la vacuna se enmarca en una estrategia integral para reducir significativamente la incidencia del cáncer de cuello uterino (CCU) en Argentina. “Esta es una protección, una inversión que se hace de acá a 30 años, para proteger a las mujeres del futuro. Cuando estas chicas tengan 35-40 años y puedan llegar a desarrollar la enfermedad, van a estar protegidas, porque es una protección a largo plazo”, concluyó.

Como parte de esa estrategia se comenzó a implementar el Test de VPH en nuestra provincia. Actualmente, las mujeres de entre 30 a 64 años, pueden realizarse el test en gran parte de los hospitales y centros de salud. Además, el test debe ser complementado con la citología (toma de PAP), por ese motivo se realizará una toma doble de la muestra.

La coordinadora del programa provincial de Prevención y Abordaje Integral del Cáncer de Cuello Uterino, Silvina Pussetto, informó que “la nueva técnica de tamizaje o búsqueda está orientada a unas 13.700 mujeres y se avanza en la implementación en distintos centros de salud y hospitales”.

Sobre el test y el PAP, la profesional explicó que “el PAP detecta una lesión o una herida en el cuello del útero, pero no te dice que es a causa de este virus, entonces lo beneficioso de el test, es que determina si vos tenés el virus”.

Luego existen distintas posibilidades: “si tenés el virus y el PAP es normal, quiere decir que tenés el virus, pero que no te ha provocado ninguna lesión, pero como ya sabes que tenés el virus, entonces tenés que controlarte más seguido”.

Mientras que “en el caso de una mujer que tiene el virus y el PAP le dio anormal, es decir que este virus ya le provocó una lesión –lo que no quiere decir en principio que tenga un cáncer– entonces, esta mujer requiere otro tratamiento” y agregó que debe hacerse una colposcopía, un estudio que debe ser realizado por un ginecólogo en un hospital y que permite ver si hay zonas de mayor lesión y tomar una biopsia de esa zona para determinar finalmente si esa lesión es cancerígena o no”, detalló Pussetto.

Aquellas mujeres que se hacen el test y les da que no tienen el virus, deben repetir el Test de VPH y el PAP, recién a los tres años.

El test está indicado para todas las mujeres de 30 a 64 años, tengan o no obra social.

La toma de la muestra para el test es similar a la del Papanicolau (PAP), para ello la mujer se recuesta en una camilla, y un profesional de la salud extrae con el cepillo una muestra de células del cuello del útero.La muestra se coloca en el tubo colector que contiene un medio líquido, y es enviada al laboratorio de VPH, que en nuestra provincia funciona en el Hospital Castro Rendón.

En el laboratorio de VPH se analizan las muestras mediante un procesador automático que establece la presencia o ausencia de ADN de 13 tipos de VPH de alto riesgo oncogénico.

Fuente: elperiodicoderincon.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0