Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Se hundió la venta de autos y el Gobierno culpa a los precios

4 de marzo de 2015 05:20
2 0

La caída de las ventas de autos parece no encontrar un piso. Los patentamentos de vehículos se derrumbaron en febrero y multiplicaron el retroceso que habían registrado durante el mismo mes del año pasado, cuando comenzaron a verificarse los efectos de la devaluación y la suba del impuesto a los autos de alta gama.

En el Gobierno no dudan: el problema en el mercado interno está relacionado con los precios. "Si es muy caro, las ventas se caen", afirmó ayer la ministra de Industria, Débora Giorgi , en un encuentro con periodistas en el que explicó los proyectos de ley para el sector que anunció el domingo la Presidenta (ver aparte).

El año pasado, los autos subieron un 48%, mientras que en enero -según el Gobierno- mostraron un alza de 3,8%. En la industria estiman que fue del 2%.

La Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara) informó ayer que las ventas de febrero sumaron 41.998 vehículos. Un año atrás, habían llegado a 58.631 unidades. En el acumulado de los dos primeros meses del año, se vendieron 108.070 vehículos, 35% menos que en el mismo período de 2014.

"La caída interanual no es un indicador real, porque febrero del año pasado tuvo un efecto arrastre notorio de lo que fue el mejor enero de la historia junto con el de 2013", explicó Abel Bomrad, presidente de Acara. "Marzo sí nos permitirá establecer una comparación más precisa y tener una proyección anual más clara", afirmó. "Además, es un mes donde comenzará a impactar una mayor disponibilidad", agregó.

El viernes, el Gobierno anunció un acuerdo con las terminales para aumentarles el cupo de dólares disponibles para giros comerciales y nuevas inversiones. Entre ambos destinos, las firmas accederán a US$ 231,7 millones por mes hasta el 30 de junio. La decisión fue recibida como una buena señal por las compañías, siempre y cuando logren efectivamente acceder al mercado de cambios.

Por su parte, el Gobierno reclamó estabilidad de precios y empleos en el sector. "No les quepa la menor duda. Les vamos a retacear los dólares si producen menos. Dijeron que no habrá ninguna suspensión ni ningún despido", aseguró ayer Giorgi, que, no obstante, no pudo ratificar que la situación de la industria vaya efectivamente a revertise tras 18 meses de caídas consecutivas.

"Los precios tienen que ver [con la caída]", dijo Giorgi. Indicó, no obstante, que no habrá un plan Procreauto III para reactivar la demanda. Los escasos dólares que el Gobierno tiene para impulsar la oferta hacen que sea prohibitivo un plan para comenzar a calentar la demanda. Sólo se busca evitar más despidos.

La suba de precios no es un capricho de las empresas. Más de la mitad de un auto se produce con insumos importados. La devaluación del 23% de enero de 2013, sumada a la suba del impuesto a los autos de alta gama y a la falta de oferta de autos impulsaron los precios el año pasado. A eso se sumó un alza de tasas que pinchó la venta en los concesionarios. Por otro lado, ante la falta de actualización del gravamen interno, las terminales comenzaron a subir los precios de los autos más baratos para recuperar la rentabilidad perdida en la alta gama y en la media (con precios congelados para no caer en el impuesto).

"El mercado argentino es un mercado maduro, pero encima sufre un contexto en el que hay problemas de oferta", afirmó Hernán Dietrich, CEO del grupo Dietrich. "Hay empresas con una peor balanza y cuyas ventas cayeron 50%", cerró.

Es el aumento de precios que sufrieron los autos en enero, según el Gobierno. Las empresas dicen que no superó el 2%.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0