Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

La selección le ganó bien a Colombia y por fin se puso en carrera

18 de noviembre de 2015 09:23
26 0

Con un día menos de descanso, con algunos jugadores golpeados o fatigados. Con el calor insoportable de Barranquilla, donde siempre Colombia elige jugar para someter a sus rivales, generalmente a la primera hora de la tarde. En ese contexto, con la presión de empezar a sumar en grande para que después todo no sea más cuesta arriba, además de ya poner en duda la continuidad del técnico, Argentina ganó uno de esos partidos de aquellos. En los que hay que tener no sólo carácter sino convencimiento en las fuerzas propias, en la idea de juego. Así, la selección de Gerardo Martino no hizo otra cosa que confirmar lo que ya había insinuado en el 1 a 1 con sabor a poco del viernes último en el Monumental ante Brasil. Jugó seguro de su propuesta, se la hizo sentir al equipo de José Pekerman y le ganó bien 1 a 0 con gol de Lucas Biglia para volver a ilusionarse. Ah! Y sin Lionel Messi.

A los 18’ Biglia recuperó en defensa ante Teófilo Gutiérrez y corrió casi 60 metros solo para dársela a Banega. El ex Newell’s esperó y habilitó bárbaro a Lavezzi, que ante la salida de Ospina envió el centro, pifió Zapata y el volante de Lazio, que siguió la acción, sólo tuvo que empujarla a la red.

Argentina controlaba a Colombia, recuperaba rápido y trataba de sacar una contra, como la del final del primer tiempo, en que Higuaín le puso un pase bárbaro a Di María, que no pudo definir mano a mano con Ospina. El equipo de Pekerman lucía confundido, absorbido por el buen trabajo de la defensa, que sólo tuvo una duda cuando Ramiro Funes Mori, de buen partido en general junto a Otamendi, cabeceó mal la pelota hacia atrás para Romero y Bacca casi la roba.

Fue el único desliz, porque en el segundo minuto de adicional, el ex River sacó una pelota de gol tras remate de Muriel, luego de que entre Romero y Rojo hicieron un blooper y se la dejaran servida al delantero que entró en el complemento. Del rechazo incluso, Murillo de zurda la tiro arriba del travesaño, solo desde la medialuna. Fue el gran momento de zozobra argentino, que pareció repetir lo del viernes, cuando antes del empate de Brasil, Banega estrelló un remate en el palo. Antes de esa acción, fue Dybala el que hizo todo bien y su zurdazo pegó en el caño tras gran acción de Peruzzi.

El volante Javier Mascherano quedó tendido en el piso a los 65 minutos y el árbitro ecuatoriano Carlos Vera hizo caso omiso a la infracción que había cometido el mediocampista Cardona, que ya estaba amonestado. El jugador colombiano le pegó un codazo al oriundo de San Lorenzo, que cayó tendido y luego de levantarse le reprochó al juez la actitud de omitir. Más tarde, Paulo Dybala recibió una buena habilitación de Biglia y marcó lo que pudo ser el segundo tanto, pero el juez de línea decidió cobrar una inexistente posición adelantada.

Nada mejor, parece, para la selección que el fixture le dé el 4º partido de visitante con Colombia y en Barranquilla. Es que en el imponente estadio Metropolitano, como ayer, Argentina inició en 2011 el camino de la recuperación para clasificar al Mundial de Brasil 2014. No venía tan mal en los números como ahora, pero sí profundamente cuestionada, con 4 puntos y también un empate 1-1 en el Monumental. Pero no ante la poderosa Brasil, sino con Bolivia.

De la mano de Lionel Messi, y luego de arrancar perdiendo 1-0 con gol de Pabón (44’), lo dio vuelta con tantos del propio rosarino (60’) y Sergio Agüero (84’), y enderezó las eliminatorias hasta clasificar sin mayores inconvenientes.

A los 32’ del segundo tiempo, cayó un centro desde la derecha y Gabriel Mercado se elevó para despejarla, mientras Carlos Bacca intentó cabecearla al arco. Consecuencia: terrible frentazo en la nuca del colombiano al defensor argentino y enorme susto, porque hasta se informó que en un momento perdió el conocimiento. Sin embargo, después de estudios realizados en una clínica privada de Barranquilla llegó la tranquilidad y el jugador de River regresaba en chárter junto al plantel.

El defensor millonario, convocado por la suspensión de Facundo Roncaglia y de hecho titular ayer, dejó el campo de juego en camilla con un cuello ortopédico y fue trasladado de inmediato a la clínica Porto Azul en la zona norte de la ciudad de Barranquilla.

Fuente: lacapital.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0